Traducido por el equipo de SOTT.net en español

En el discurso a distancia del primer ministro británico en la conferencia de su partido, rechazó la idea de volver a la normalidad. ¿Está usando el Covid-19 para seguir la agenda del "Gran Reinicio" del Foro Económico Mundial, como muchos han advertido?
Britain’s Prime Minister Boris Johnson
© Reuters / TOBY MELVILLE
El primer ministro británico Boris Johnson
No se trata realmente de la salud pública o de un virus. Tienen otra agenda. Eso es lo que los llamados "teóricos de la conspiración" han estado diciendo desde marzo, cuando se impusieron los primeros cierres británicos y nuestras vidas se pusieron patas arriba.

Esos "teóricos de la conspiración" fueron denunciados, como siempre, como "bromistas" y "terraplanistas", pero aquí estamos en octubre y, afrontémoslo, no hay absolutamente ninguna señal, a pesar del muy bajo número de muertes "con" el Coronavirus, de que estemos volviendo a algo parecido a la normalidad. De hecho, en su discurso de apertura de ayer, el primer ministro Boris Johnson descartó específicamente el regreso a la normalidad, ni siquiera con una vacuna.
"Después de todo lo que hemos pasado, no basta con volver a la normalidad. Hemos perdido demasiado. La historia nos enseña que las cosas de esta magnitud - guerras, hambrunas, plagas, eventos que afectan a la gran mayoría de la humanidad, como este virus - no van y vienen. Pueden ser el detonante de un cambio económico y social".
Cuando escuché a Johnson pronunciar esas palabras pensé, "¿dónde he escuchado esto antes? Bueno, la respuesta está en el libro "Covid-19": El gran reinicio' de Klaus Schwab, el presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, y Thierry Malleret. Ellos también, como Johnson, invocaron la Segunda Guerra Mundial como el detonante de cambios fundamentales, no sólo en el orden y la economía mundial, sino también en la sociedad y en la forma en que los seres humanos interactúan entre sí. Como Johnson, no quieren volver a la normalidad. "Muchos de nosotros nos preguntamos cuándo volverán las cosas a la normalidad. La respuesta corta es nunca."

En cambio, Schwab y Malleret quieren un mundo cambiado para siempre por un virus que admiten que es sólo "leve" en comparación con otros en la historia. El Covid-19 es visto como el catalizador de la 'Cuarta Revolución Industrial'.

Respecto a hacia dónde se dirige todo esto, te recomiendo que leas el "Gran Reinicio" de Schwab, y su anterior "La Cuarta Revolución Industrial", pero por favor no lo hagas a altas horas de la noche, porque probablemente te darán pesadillas. La elitista utopía de Schwab en Davos es una distopía transhumana, socialmente distanciada y completamente desalmada para el resto de nosotros. Piensa en la película de ciencia-ficción más aterradora que hayas visto y ni siquiera se acerca a esto. Y lo peor es que se nos vende como una especie de visión "progresiva".

Johnson, en su discurso de ayer, demostró que es un "Gran Reiniciador" totalmente comprometido. Fue, para mí, el discurso más escalofriante jamás hecho por un primer ministro británico en una conferencia del partido.

Johnson se comprometió a hacer de Gran Bretaña "el lugar más grande de la Tierra" pero a mí me suena más bien a un infierno. La pregunta, como siempre, es ¿quién se beneficia?

El Foro Económico Mundial (FEM), fundado por Schwab, ha sido increíblemente influyente en lo que se refiere a los cambios que ya hemos visto en 2020, y lo que se está planeando abiertamente para el futuro. Fue el FEM el que copatrocinó la conferencia "Evento 201" en Nueva York en octubre de 2019, que modeló una pandemia mundial ficticia.

Fue en la reunión anual del FEM, celebrada en Davos el 24 de enero de 2020, cuando la Coalición para la Preparación e Innovación ante Epidemias (CEPI) de Bill Gates celebró una conferencia de prensa para anunciar una "nueva asociación" para desarrollar vacunas contra el virus, cuando el número de casos confirmados en todo el mundo todavía se elevaba a cientos.

Fue el Schwab del FEM quien declaró en junio: "La pandemia representa una rara pero estrecha ventana de oportunidad para reflexionar, reimaginar y reajustar nuestro mundo".

Fue el FEM quien en julio promovió una aplicación de "Pasaporte de Salud" por el Covid-19, "creación" de uno de sus "Jóvenes Líderes Mundiales", como el futuro para viajar y asistir a eventos.


¿Y para los que no tienen la aplicación o un resultado "negativo" de la prueba? Bueno, pueden quedarse en casa.

Traducción del tuit: Teóricos de la conspiración, ¿eh?

"El proyecto respaldado por el Foro Económico Mundial tiene como objetivo crear la primera prueba reconocida a nivel mundial de que un pasajero ha dado negativo para el virus antes de un vuelo, utilizando un certificado digital descargado a un teléfono móvil"
Si se echa un vistazo a los "socios fundadores" del Centro para la Cuarta Revolución Industrial del Foro Económico Mundial, se verán nombres como Microsoft, Palantir, Facebook, Netflix y Gavi, la Alianza para la Vacuna, fundada por la Fundación Bill y Melinda Gates.

Sí, así es, gigantes de la alta tecnología online y multimillonarios de la alta tecnología apoyando un gran cambio hacia una sociedad de "hacer todo por Internet".

¿Es una "teoría de la conspiración" decir que el Covid-19 está siendo utilizado como una oportunidad conveniente para introducir cambios largamente planeados en la economía y la sociedad, cuando aquellos que impulsan tales cambios como Schwab hablan abiertamente de que hay una "rara pero estrecha ventana" para un gran "reinicio"?

En realidad, después del discurso de Johnson ayer, los mayores 'teóricos de la conspiración' ahora son aquellos que NO piensan que el gobierno británico está trabajando en otra agenda.