El tamaño del asteroide, de unos 300 metros de diámetro, también se aproximará a la Tierra el viernes 13 de abril de 2029, pero para ese entonces no se prevé un impacto.
apophis
© ifa.hawaii.edu
El asteroide Apophis.
Un estudio de la Universidad de Hawai'i ha revelado nuevos datos relacionados con el posible impacto de un gran asteroide que pasará cerca de la Tierra en 2068. Los resultados fueron anunciados por el astrónomo Dave Tholen y sus colaboradores, que detectaron en el asteroide Apophis una aceleración de tipo Yarkovsky, efecto que modifica las órbitas de pequeños cuerpos celestes por la forma en que absorben la radicación del Sol.

Según explica la Universidad a través de un comunicado, todos los asteroides necesitan volver a irradiar como calor la energía que absorben de la luz solar para mantener el equilibrio térmico, cuyo proceso cambia ligeramente la órbita del objeto.

Aunque el Apophis, cuyo diámetro ronda los 300 metros, se aproximará a nuestro planeta el viernes 13 de abril de 2029, Tholen explica que para ese momento "no es posible un impacto con la Tierra".

Sin embargo, el experto señaló que las nuevas observaciones "fueron lo suficientemente buenas" para revelar la aceleración de Yarkovsky en el asteroide, aportando una evidencia decisiva para "mantener en juego el escenario de impacto en 2068".