Hunter Biden y un magnate en la industria de la energía, con amplios vínculos en el Partido Comunista Chino (PCCh), tenían una estrecha relación, según los mensajes de texto revelados a los investigadores del Senado por Tony Bobulinski, uno de los antiguos socios comerciales de Biden.
Scott Olson/Getty Images
© Scott Olson/Getty Images
Hunter Biden mira al entonces aspirante a la vicepresidencia demócrata de Estados Unidos, su padre, el senador Joe Biden (D-Del.), en Dubuque, Iowa, el 9 de diciembre de 2007.
En los mensajes de texto enviados a Bobulinski, el 14 de octubre de 2017, Biden escribió que él y Ye Jianming, el fundador del multimillonario conglomerado energético chino CEFC China Energy, tenían una relación "sólida". Biden dijo que fue el primer invitado en el nuevo apartamento de Ye y que el multimillonario le preparó el almuerzo.

"He estado hablando con el presidente regularmente. Fui su primer invitado en su nuevo apartamento/ él mismo me preparó el almuerzo y comimos juntos en la cocina", escribió Biden, según las capturas de pantalla de mensajes de texto (pdf) obtenidas por The Epoch Times.

Biden añadió que Ye "me tiene ayudándole en varios de sus asuntos personales" incluyendo "visas de personal y algunas cosas más sensibles".

La estrecha relación entre los dos comenzó ya en 2015, según un informe de los republicanos en el Comité de Seguridad Nacional del Senado. Los mensajes de texto plantean preguntas significativas considerando los extensos lazos entre el régimen comunista y ambos, Ye y su compañía. Mientras que en el papel era una empresa privada, CEFC tenía un raro contrato para almacenar parte de las reservas estratégicas de petróleo de China, recibió financiamiento de un banco propiedad del régimen y contrató a varios exaltos funcionarios de las empresas energéticas estatales, según Reuters. La compañía también tenía más niveles de comités del Partido Comunista que muchas empresas privadas chinas.

El mensaje de texto de Hunter Biden, hijo del candidato presidencial demócrata, Joe Biden, fue en respuesta a una pregunta de Bobulinski, quien en ese momento había pasado meses tratando de averiguar por qué Ye todavía no había transferido USD 10 millones a SinoHawk LLC, la empresa conjunta estadounidense constituida por Ye, Hunter Biden, James Biden, Bobulinski y dos socios más, James Gilliar y Rob Walker.

SinoHawk LLC fue creada a través de una red de entidades corporativas, según los registros corporativos (pdf) obtenidos por The Epoch Times. Hudson West IV, una corporación de responsabilidad limitada controlada por Ye, era dueña de la mitad de SinoHawk. Hunter Biden y sus socios poseían la otra mitad a través de Oneida Holdings LLC, que a su vez poseían a través de cinco entidades corporativas más, una por cada socio, de acuerdo a lo que revelan los documentos corporativos (pdf). Según Bobulinski, el "Sino" de SinoHawk representaba a China, mientras que Hawk (Halcón) se eligió porque era el animal favorito de Beau Biden, el hijo fallecido de Joe Biden.

Los correos electrónicos, mensajes de texto y documentos revisados para este artículo fueron entregados por Bobulinski a los medios de comunicación y más tarde al Comité de Seguridad Nacional del Senado. El senador Ron Johnson (R-Wisc.), el presidente del comité, dijo a The Epoch Times la semana pasada que la revisión en curso del comité no ha encontrado nada que ponga en duda la autenticidad de los documentos.
Stefani Reynolds/Getty Images
© Stefani Reynolds/Getty Images
El senador Ron Johnson (R-Wisc.) habla con miembros de los medios de comunicación al llegar al almuerzo semanal de política republicana del Senado en el edificio de oficinas del Senado de Hart el 30 de junio de 2020 en Washington.
"Lo que puedo decir de todas esas fuentes, es que seguimos haciendo nuestra debida diligencia para verificar y autentificar la autenticidad de esos correos electrónicos", dijo Johnson. "Hasta la fecha, no hemos encontrado nada que los cuestione. Todo lo que hemos encontrado es la comprobación, la validación de su autenticidad".

Al menos uno de los correos electrónicos del lote proporcionado por Bobulinski coincide palabra por palabra con los correos electrónicos supuestamente obtenidos de una computadora portátil perteneciente a Hunter Biden y publicada por The New York Post. Según se informa, Bobulinski entregó tres de sus teléfonos inteligentes al FBI el 23 de octubre.

Los subordinados de Ye en China y Estados Unidos siguieron diciéndole a Bobulinski que la transferencia llegaría mientras que le ponían obstáculos desconcertantes, como preguntarle a Bobulinski cuáles eran los objetivos de la empresa conjunta a pesar de haber firmado los documentos corporativos que enumeraban la misión de la empresa. Durante todo el proceso, Bobulinski no pudo ponerse en contacto directo con Ye y tuvo que tratar en cambio con sus reemplazantes.

"¿Así que el 1000% [no] se acercó al presidente Ye o al director Zang y creó un ruido paralelo?", escribió Bobulinski a Hunter Biden el 14 de octubre de 2017. "No lo creo, solo intento manejar el caos".

Biden respondió hablando de su estrecha relación y conversaciones regulares con Ye, incluyendo que Ye contrató a Biden como su abogado en Estados Unidos. Biden también se distanció curiosamente de los acuerdos de adquisición en Omán y Luxemburgo para los cuales SinoHawk fue creado ostensiblemente.

"De todos modos, él y yo somos sólidos, así que si tú o James sienten que soy capaz de contarle sobre tu trato con Omán y Luxemburgo o con los rusos, háganmelo saber. Nosotros tenemos una llamada una vez a la semana ya que también soy su consejero personal (nosotros firmamos una carta de compromiso de cliente-abogado) en EE.UU.", escribió Biden.

"Yo asumí que usted perdió el interés ya que no hemos hablado por tanto tiempo. ¿Hay algún trato que usted dijo que estaba cerrando (...)?", escribió Biden.

Las respuestas de Bobulinski sugieren que estaba desconcertado por la respuesta, considerando la cantidad de esfuerzo que él y otros socios gastaron para ponerse en contacto con Ye para asegurar los USD 10 millones prometidos en fondos para SinoHawk.
Mandel Ngan/AFP vía Getty Images
© Mandel Ngan/AFP vía Getty Images
Tony Bobulinski, que afirma haber sido socio de Hunter Biden, habla con los periodistas en un hotel de Nashville, Tennessee, antes del último debate presidencial del 22 de octubre de 2020.
"Sobre 'mis tratos' aparentemente son nuestros tratos no mis tratos", escribió Bobulinski. "No hay mucho para juegos, se suponía que ellos iban a financiar 10 millones de dólares, lo que nunca hicieron y asumo que usted lo sabe".

Ye nunca transfirió el dinero a SinoHawk, pero Bobulinski se enteraría más tarde por el informe del Comité de Seguridad Nacional que Hunter y James Biden recibieron el dinero de Ye a través de otro canal.

Según documentos confidenciales obtenidos por el Comité de Seguridad Nacional del Senado, el 4 de agosto de 2017, más de dos meses antes del intercambio de textos de Biden-Bobulinski, CEFC Infrastructure Investment (US) LLC, una subsidiaria de la compañía de Ye, envió al bufete de Hunter Biden, Owasco, un pago de USD 100,000.

Cuatro días después, CEFC Infrastructure Investment transfirió USD 5 millones a la cuenta bancaria de Hudson West III, otra entidad controlada por Ye. El mismo día que el dinero llegó, Hudson West III comenzó a enviar pagos frecuentes a la firma de Hunter Biden.

"Estos pagos, que se describieron como honorarios de consultoría, alcanzaron los USD 4,790,375.25 en poco más de un año", según el informe del Senado.

Un mes después, el 8 de septiembre de 2017, Hunter Biden y Gongwen Dong, un activo estadounidense de Ye, solicitaron una línea de crédito. Hunter Biden, James Biden y la esposa de James Biden, Sara Biden, eran usuarios autorizados de las tarjetas de crédito vinculadas a las cuentas. Posteriormente utilizaron las tarjetas de crédito para comprar más de USD 100,000 en artículos de lujo, incluyendo billetes de avión y múltiples artículos en las tiendas Apple Inc.

Cuando Bobulinski se enteró dos años después del dinero que fluía hacia los Biden, se acercó a James Biden.
Captura de pantalla
© Captura de pantalla
Mensaje de texto de Tony Bobulinski a James Biden.
"Espero que usted y su familia estén bien, seguros y saludables. Puede imaginar mi sorpresa al leer el informe de ayer publicado por el comité del Senado. El hecho de que usted y HB estuvieran mintiendo a Rob, James y yo mientras aceptaban cinco millones de dólares de CEFC es exasperante", escribió Bobulinski, usando las iniciales de Hunter Biden.

"Es entonces tan decepcionante basado en los años de trabajo que James, Rob y el equipo invirtieron para hacer las cosas", añadió Bobulinski.

Más indicios sobre las intenciones de Ye y Biden en SinoHawk se revelan en un correo electrónico de uno de los representantes de Ye a Bobulinski. El 26 de julio de 2017, Zhao Runlong escribió acerca de los USD 5 millones de capital de trabajo destinados a SinoHawk como dinero "prestado a la familia BD".

"Este préstamo de USD 5 millones a la familia BD es sin intereses. Pero si los 5 millones se agotan, ¿debería el CEFC seguir prestando más a la familia?", escribió Zhao, usando "BD" como abreviatura de "Biden".

Una revisión de casi 1800 páginas de correos electrónicos y más de 600 mensajes que Bobulinski entregó al Congreso sugieren que la insistencia de Bobulinski en dirigir SinoHawk según el manual puede haber resultado en que Hunter Biden abandonara a sus socios y aceptara dinero de Ye por otra vía.

Bobulinski resumió los eventos previos al último debate presidencial del 22 de octubre, diciendo a los reporteros que Hunter Biden quería usar SinoHawk como una "alcancía" personal antes de que Bobulinski interviniera. El presidente Donald Trump invitó a Bobulinski como invitado al debate, porque los correos electrónicos y textos que Bobulinski entregó a los investigadores del Senado pueden ser vistos como perjudiciales para Joe Biden.

El nombre de Joe Biden no aparece en ninguno de los documentos corporativos usados para establecer SinoHawk. En el momento en que se formó la compañía, él ya no estaba en la Casa Blanca.
Drew Angerer/Getty Images
© Drew Angerer/Getty Images
El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, saluda al llegar al escenario de un evento de campaña electoral en la escuela secundaria de Dallas, en Dallas, Pensilvania, el 24 de octubre de 2020.
Los textos y correos electrónicos muestran que Gilliar trajo a Bobulinski al trato para trabajar a tiempo completo como director general de SinoHawk. Hunter Biden comenzó a expresar su preocupación sobre la dirección de la compañía a mediados de mayo de 2017, menos de dos semanas antes de que se firmara la documentación que incorporaba a SinoHawk.

El 13 de mayo de 2017, Gilliar envió un correo electrónico a Biden, Bobulinski y Walker sobre los "planes de remuneración" propuestos y un desglose del capital social entre los cinco socios. Según la propuesta, Hunter Biden recibiría un salario de USD 850,000 y una participación del 20 por ciento en Oneida Holdings, que a su vez era propietaria de la mitad de la empresa conjunta con la compañía de Ye. El desglose del capital también incluía una participación del 10 por ciento, que iba a ser mantenida por Hunter Biden "para el hombre grande". Bobulinski dijo a los periodistas el 22 de octubre que el "hombre grande" era Joe Biden.

Hunter Biden reaccionó a la propuesta señalando que necesitaría más de USD 850,000 porque, después de la manutención y los impuestos, se quedaría con solo USD 100,000.

"He sido el único al que se le ha pedido que renuncie a todos los demás intereses comerciales activos — no honorarios de consultoría, no promover otro negocio, no continuar trabajando en proyectos existentes, etc (...) así que tengo que admitir que espero que si no puedo mantener mi dedo del pie en otras cosas necesitaré mucho más de 850 por año sobre una base mensual", escribió Biden.

Screenshot/Epoch Times
© Screenshot/Epoch Times
Mensajes de texto con fecha del 13 de mayo de 2017, entre Tony Bobulinski y James Gilliar.
El mismo día, Bobulinski escribió un mensaje de texto a Gilliar: "Necesitamos manejar a Hunter ya que cada discusión me hace sentir que él piensa que las cosas van a ser su alcancía personal".

El 16 de mayo de 2017, Bobulinski respondió a Hunter y a sus socios señalando que la compañía necesitaría un presupuesto operativo para obtener beneficios.

"Todos podríamos discutir y entonces esto lo incluye a usted, pero también hay que ser consciente de mover los presupuestos de las partes y presupuestos de operación y tenemos que pagar a un equipo de personas que trabajen 100 horas a la semana para que generemos suficientes ganancias, por lo que estamos distribuyendo USD 10 millones a los dueños", escribió Bobulinski.

"Haré circular los términos de Oneida más tarde hoy. En el que he incluido un pago [adicional] a usted y a mí como miembro de la junta de SinoHawk. Todos podemos discutirlo".

En los días siguientes, la discusión sobre el dinero se convirtió en un enfrentamiento sobre el control final de la empresa. Bobulinski, que asumía el papel de director general, no quería que sus decisiones fueran anuladas por los Biden, que controlaban la mitad de la empresa con las participaciones combinadas. Por su parte Hunter Biden retrocedió con fuerza, argumentando que Ye entró en el trato solo por el apellido Biden.

"Ellos ambos vienen a ser MIS socios para ser socios con los Biden", escribió Biden en un chat de grupo el 17 de mayo.
Mensajes de texto entre Hunter Biden y sus socios en SinoHawk.
© Captura de pantalla
Mensajes de texto entre Hunter Biden y sus socios en SinoHawk.
Al día siguiente, en un mensaje de texto enviado directamente a Bobulinski, Biden esbozó su caso para obtener el control total de la empresa.

"Tony, por favor, detén el 'me pones nervioso' [improperio]. Vamos hombre, ambos queremos lo mismo. Queremos asegurarnos de que tenemos tanto control sobre nuestros destinos como sea posible. No te culpo por querer eso, no me pone nervioso, es lo que es. Solo sucede que en este caso solo un jugador tiene la carta de triunfo y ese soy yo", escribió Biden.

"Puede que no sea justo, pero es la realidad porque soy el único que está arriesgando el legado de toda una familia (...) y si crees que es razonable que le entregue las llaves a alguien con quien he pasado menos de 12 horas, eso me pone nervioso. Así que te pido que nos hagas un favor a todos y encuentres una manera diferente de aliviar tus preocupaciones", añadió Biden.

La discusión se extendió de nuevo en el chat del grupo, con Biden argumentando por qué debería tener más control de la empresa. En un momento dado, Biden pareció amenazar con romperle la mandíbula a Bobulinski, a lo que Bobulinski respondió con una invitación a una pelea. El argumento expuso que Bobulinski no quería terminar siendo una figura de director general para cubrir la participación de la familia Biden sin ningún control sobre la empresa.

"Además para añadir, si estás tan preocupado por tu familia, no estarías haciendo esto porque como dijiste, todos los abogados de tu padre y cualquier abogado te aconsejarían a ti y a Jim que no tocaran esto ni con un palo de 100 pies", escribió Bobulinski. "Así que si estás dispuesto a arriesgarte, que así sea, estoy dispuesto a estar a tu lado y a arriesgarme también, pero tiene que haber un equilibrio en el gobierno y en la junta".

Aunque el nombre de Joe Biden no aparece en ninguno de los registros corporativos revelados por Bobulinski, el apellido Biden fue sin embargo una de las ofertas clave para Ye de Hunter Biden y sus socios.

Una propuesta de negocios (pdf) del 25 de abril de 2017, preparada por los socios para el CEFC, presenta una foto de Joe Biden con el presidente colombiano Juan Manuel Santos. La propuesta promociona la relación de Joe Biden con Santos como un "fuerte de la administración Obama". En una sección dedicada a las posibles inversiones del CEFC en Omán se señala que la "familia y los amigos" de Hunter Biden podrían utilizarse para respaldar a Ye y al CEFC y solicitar una exención especial al líder de Omán para establecer un "vehículo del CEFC" que sea únicamente [sancionado] por Su Alteza para omitir el requisito necesario de un socio local.
Hunter Biden, hijo del candidato presidencial demócrata Joe Biden (L), y el ex socio de negocios Tony Bobulinski.
© MANDEL NGAN/AFP vía Getty Images / DNCC vía Getty Images
Hunter Biden, hijo del candidato presidencial demócrata Joe Biden (L), y el ex socio de negocios Tony Bobulinski.
En una carta del 1 de junio de 2017 a Ye, Hunter Biden, después de enviar los deseos de "mi familia y míos", escribió: "Espero que esté muy contento con los progresos [sic] que se han hecho en Omán, esto en mi opinión cimienta nuestra creencia común, de que al combinar nuestras conexiones y habilidades, crearemos nuevas oportunidades en terceras geografías y economías, así como los beneficios para nuestros dos grandes países".

SinoHawk nunca despegó, pero Hunter Biden y Gilliar parecen haber estado proporcionando los mismos servicios para Ye de una manera menos formal desde al menos febrero de 2016.

En un correo electrónico al CEFC enviado el 13 de marzo de 2017, Gilliar se refirió a "varios documentos de estrategia que [fueron] preparados anteriormente en nuestra relación" incluyendo una propuesta para la adquisición por parte del CEFC de Westinghouse Electric Corporation en Estados Unidos. La propuesta de Westinghouse (pdf) adjunta al correo electrónico estaba fechada el 22 de febrero de 2016.

CEFC China Energy era la mayor compañía petrolera privada de China antes de ser atrapada en el punto de mira de Beijing en 2018. El conglomerado petrolero ganó miles de millones de dólares en Rusia, Europa y partes de África, mientras que Ye fomentaba los lazos con funcionarios de alto nivel del Partido Comunista Chino (PCCh).

Ye se encuentra desaparecido desde principios de 2018 después de que el régimen chino lo pusiera bajo investigación por "presuntos delitos económicos" y lo detuviera. Una empresa estatal tomó el control del CEFC en marzo de 2019 y, según el medio de comunicación chino Caixin, la empresa se declaró en quiebra a principios de este año.

Hunter Biden, James Biden, Gilliar, Walker, Bobulinski y la campaña de Joe Biden no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Con información de Jan Jekielek.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov