Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El exembajador Joe Wilson - quien se encontró a sí mismo y a su entonces esposa Valerie Plame en medio de una tormenta política cuando contradijo el razonamiento del presidente George W. Bush para la invasión de Irak en 2003 - murió a la edad de 69 años.
Wilson and Plame
© Getty Images
El ex embajador Joe Wilson con su esposa y ex agente de la CIA Valerie Plame

Plame, una exagente de la CIA que fue expuesta
en aparente venganza después de que Wilson denunciara las mentiras de Bush, dijo que la causa fue una falla orgánica. Wilson y Plame terminaron su matrimonio en 2017.

Wilson, un diplomático con 23 años de experiencia, había sido asignado por la CIA como ciudadano particular para ir a Níger en 2003 e investigar informes de que el país africano había vendido torta amarilla de uranio a Irak en la década de 1990. Wilson no encontró nada - y así lo dijo en un artículo de opinión del New York Times titulado "Lo que no encontré en África" ​​en julio de 2003. Escribió en el artículo:
"Si mi información se consideró inexacta, lo entiendo (aunque estaría muy interesado en saber por qué). Sin embargo, si la información fue ignorada porque no se ajustaba a ciertas ideas preconcebidas sobre Irak, entonces se puede argumentar legítimamente que fuimos a la guerra bajo falsos pretextos".
Las palabras de Wilson contradecían la afirmación de Bush en su discurso sobre el Estado de la Unión de enero de 2003 de que Irak tenía armas de destrucción masiva.

Las tropas estadounidenses invadieron Irak en marzo de aquel año - y nunca se encontraron armas de destrucción masiva.

Una semana después de la publicación del artículo de opinión de Wilson, el columnista conservador Robert Novak expuso a la esposa de Wilson, Valerie Plame, como agente de la CIA - un acto que parecía ser una venganza dentro de la administración Bush.

Antes de dicha exposición, Plame había realizado su trabajo como agente encubierta.

La saga se convertiría más tarde en una película protagonizada por Naomi Watts y Sean Penn.

Esa filtración finalmente alcanzó al jefe de gabinete del vicepresidente Dick Cheney, Scooter Libby, quien fue acusado de perjurio, hacer declaraciones falsas y obstrucción de la justicia. Bush conmutó la sentencia de Libby a 30 meses, mientras que el presidente Trump le concedió un indulto total.

A principios de este mes, Plame anunció sus intenciones de postularse para el Congreso, buscando el tercer escaño en el Congreso de Nuevo México. Ella se postula para reemplazar al representante Ben Ray Luhan, quien busca un escaño en el Senado.