Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Algunas partes de Australia, incluida Sydney, se asfixiaron durante la noche más calurosa de noviembre registrada, con temperaturas que probablemente se mantuvieran altas el domingo, lo que llevó a las autoridades a emitir una prohibición total de hacer fuego.
The forecast heat map for the first day of summer with a renewed heatwave across inland eastern Australia

El mapa de previsión de calor para el primer día del verano con una renovada ola de calor en el interior de Australia oriental
El sábado, la temperatura de la CDB de Sydney superó los 40 grados centígrados, mientras que franjas del oeste de Nueva Gales del Sur, el sur de Australia y el norte de Victoria soportaron temperaturas aún más altas, cercanas a los 45 grados.

Se espera que las temperaturas alcancen los 40 grados por segundo día consecutivo el domingo, mientras que la Oficina de Meteorología ha predicho una ola de calor de cinco o seis días para partes del norte de Nueva Gales del Sur y el sureste de Queensland.



Las predicciones sobre el aumento de las temperaturas hicieron que el Operador del Mercado Energético de Australia (AEMO por sus siglas en inglés) dijera que la demanda podría exceder la oferta en Nueva Gales del Sur el domingo por la tarde.

Australia ha estado experimentando veranos más calurosos y prolongados, con la última temporada apodada "Verano negro" por el primer ministro Scott Morrison, debido a los inusualmente prolongados e intensos incendios forestales que quemaron casi 12 millones de hectáreas (30 millones de acres), mataron a 33 personas y se estima que 1.000 millones de animales.

El Servicio de Bomberos Rurales dictó el domingo una prohibición total de incendios en la mayor parte del este y el noreste de Nueva Gales del Sur, diciendo que había un "pronóstico de peligro de incendio de muy alto a severo", ya que los vientos calientes y racheados exacerban las condiciones de sequedad.

Reportaje de Swati Pandey; Edición de Daniel Wallis