El periodista mejicano Rubén Luengas entrevistó ayer a la Doctora Karina Acevedo, una de las voces de referencia durante la pandemia que ha venido explicando detalladamente y alertando de los peligros y riesgos que la sociedad puede sufrir si no se informa desde una perspectiva abierta.
Doctora Acevedo

Doctora Acevedo
La entrevista se enfoca al contexto en el que México comenzará ahora su campaña de vacunación contra la Covid-19 entre los más pequeños. En ella, la científica explica los datos recabados, estudios realizados y los riesgos que comporta para los más pequeños someterles a un tratamiento hasta ahora nunca empleado y con efectos a medio y largo plazo desconocidos.

La doctora explica los riesgos de contraer la enfermedad y los riesgos que comporta inocularse.

Durante la conversación, la Doctora Acevedo hace un análisis respecto a los casos de hepatitis que tanto están preocupando a la comunidad médica en estos momentos.
«Yo no estoy diciendo que estos casos de hepatitis sean por la vacuna. Estoy diciendo que es irresponsable no estudiarlo como un factor que pudiera ser. ¿Por qué? Porque ocurrieron justo cuando se empezó a vacunar a esos grupos de edad.

Dicen que todavía no se han vacunado a niños de cinco o de tres años en algunos países. Sí. Pero estuvieron conviviendo con personas que sí estaban vacunadas, de manera estrecha; algunos pequeñines que estuvieron bebiendo leche de madres vacunadas. No podemos descartar...

En Ciencia no puede decirse que algo no ocurre. La Ciencia sólo puede decir que algo sí ocurre. Y puedes decir que no encontraste evidencia de que algo no ocurriera. Y en este caso, no tenemos ni siquiera los estudios hechos antes. No se hizo ni un sólo estudio para ver si una mujer embarazada, que hubiera sido vacunada o una mujer lactante que estuviera vacunada pudiera transmitirle el ARN mensajero o la spike a su bebé y por ende producirle posiblemente algún evento.

Dado que no lo sabemos, me resulta incomprensible que no plantee si quiera como una posibilidad. Y se estudie. Eso es todo.»
Sobre el adenovirus 41, Acevedo también subrayó que «no existe ninguna publicación que vincule adenovirus 41, que es el que han puesto como culpable y es el adenovirus asociado a la gordura en realidad, que reporte que esté causando hepatitis aguda».

La entrevista completa puede verla en este enlace