Imagen
© Desconocido
Sufrir de miedo irracional a no llevar el teléfono móvil encima es una fobia cada vez más común
El director de la Unidad de Psicología del centro médico USP Fuengirola (Málaga), Ildefonso Muñoz, ha recomendado a los usuarios de teléfonos móviles que apaguen estos aparatos por las noches y que incluso los dejen en otra habitación.

En la actualidad en España hay unos 56 millones de móviles dados de alta, es decir nueve millones más de teléfonos que de habitantes. Esta dato, unido al hecho de que, según las últimas investigaciones, alrededor del 53 por ciento de los usuarios de teléfonos móviles sufre Nomofobia, es decir, miedo a no llevar estos aparatos encima; ha levantado la alarma entre la sociedad.

Muñoz ha advertido que esta enfermedad puede generar inestabilidad e irritabilidad e incluso falta de concentración. "Se ha demostrado que en el 53 por ciento de los usuarios de teléfonos móviles presentan Nomofobia, miedo irracional a no llevar el teléfono móvil encima, y que afecta más al sexo masculino que al femenino".

Así, ha puntualizado que un 58 por ciento en el caso de los hombres y un 48 por ciento de mujeres sienten ansiedad, inestabilidad, irritabilidad y falta de concentración cuando se olvidan el teléfono en casa, no tienen cobertura, le queda poca batería o se han quedado sin ella.

De los encuestados, el 50 por ciento reconoce nunca apagar el teléfono móvil, la mayoría por estar en contacto con familiares y amigos y un 10 por ciento por trabajo. Respecto, al colectivo de personas susceptibles de sufrir esta particular adicción, Muñoz sitúa a los jóvenes como el colectivo más vulnerable.