Expertos indican que la producción de cultivos genéticamente modificados dejó a los agricultores atrapados en deudas
Imagen
© Raveendran/AFP/ Getty Imges
Agricultores protestan en India por cultivos genéticamente modificados en Nueva Delhi, India, el 6 de mayo de 2008.
Bangalore, India - El suicidio de agricultores es cada vez más común en India. Organizaciones que investigan el fenómeno afirman que esta crisis está relacionada con el aumento de la producción de cultivos modificados genéticamente.

"El monopolio de semillas los lleva al suicidio", dijo la Dra. Vandana Shiva de la Fundación Navdanya de Investigación para la Ciencia, Tecnología y Ecología.

Shiva habló del algodón Bt, una cepa modificada genéticamente vendida por Monsanto: "El 95% de las semillas de algodón son propiedad y están controladas por Monsanto. Como la mayoría de las empresas de semillas de algodón están atrapadas en acuerdos de licencia con Monsanto, el precio de las semillas aumentó el 8.000%".

El suicidio de campesinos se concentra principalmente en regiones occidentales de India donde se cultiva algodón.

En un documental de 2011, titulado Semillas Amargas, la cineasta americana Micha Peled alega que empresas como Monsanto se apropiaron de la soberanía de las semillas en India.

Peled dice que los transgénicos provocaron que un cuarto de millón de agricultores se suicide anualmente, lo que se convirtió en la fuerza impulsora de protestas masivas en contra de los Organismos Modificados Genéticamente (OMG) en India

El 8 de agosto, más de mil agricultores se reunieron en la capital de 20 estados para exigir la prohibición de los OMG. La protesta cobró impulso e importancia porque el 8 de agosto se celebra el día de las masas indias que se alzaron contra el poder colonial británico en 1942.

El 15 de agosto, los agricultores presentaron a su Primer Ministro una bandera india tejida con algodón orgánico para celebrar el Día de la Independencia.

Finalmente, y después de tanta presión, el gobierno tomó algunas medidas para regular a OMG.

En agosto de 2012, el Comité Permanente Parlamentaria de Agricultura publicó un informe de 492 páginas, y pidió la prohibición de cultivos transgénicos en el país. En octubre de 2012, el Comité de Expertos Técnicos (TEC), designado por el Tribunal Supremo, recomendó una moratoria de diez años de pruebas en el campo de los OMG en India, para examinar su impacto en la salud, medio ambiente, economía, entre otros ámbitos.

Sin embargo, en India se cultivan unas 71 variedades de transgénicos en campos de ensayo, para supuestamente restablecer el desarrollo sostenible sin fines de lucro, según cifras de una consultora alemana.

En 2002, se introdujo algodón transgénico en India, y en 2009 la berenjena Bt- obtuvo el permiso para el primer cultivo transgénico comestible a producirse en el país. Sin embargo, debido a las protestas y preocupación por impactos desconocidos en la salud, la berenjena transgénica entró en moratoria en 2010.

A principios de este año, el gobierno indio hizo mandatorio un etiquetado de OMG. Según Shiva, esto se logró después de luchar en el Tribunal Supremo para exigir el etiquetado.

Mientras los OMG avivan las protestas masivas en India, algunos reclamos de cultivos transgénicos pueden acelerar el desarrollo del país mediante el aumento y rendimiento de cultivos.

¿OMG beneficia a India?

El Departamento de Economía Agrícola y Desarrollo Rural de la Universidad Georg August de Goettingen, Alemania, encuestó a 533 familias campesinas en cuatro estados productores de algodón entre 2002 y 2008.

Se encontró que el algodón Bt benefició a los agricultores en pequeña escala. La producción del algodón se incrementó en un 24%, y las ganancias se incrementaron en un promedio del 50%.

Por el contrario, Shiva dijo que puede haber algunos de los supuestos beneficios pero con muchos costos y deudas adicionales. Su fundación de investigación monitorea las actividades relacionadas con OMG desde 1997 y lidera una campaña contra los transgénicos a nivel nacional e internacional.

"En las semilla no se puede controlar plagas, así surgieron más plagas y más pesticidas tienen que ser aspergeados", explicó Shiva. "La combinación de alto costo, las semillas no renovables y los costosos pesticidas dejaron a los agricultores atrapados en deudas. Esta trampa de deudas desencadenó el suicidio a los agricultores", agregó.

Shiva dijo que India no necesita los OMG, asegurando que "el grupo de expertos técnicos de la Corte Suprema lo reconoce, la Comisión Parlamentaria de Agricultura lo reconoce, y la experiencia con el algodón Bt lo demuestra".

Batalla de patentes

Se estima que Monsanto está manipulando 16 variedades locales de berenjenas para el desarrollo de su variedad transgénica. La Autoridad Nacional de Biodiversidad presentó una demanda contra Mahyco, el socio indio de Monsanto.

Monsanto intentó patentar no sólo una variedad de trigo, sino también decisiones en el uso del trigo roti, panes, etcétera, según informó Greenpeace citando al proyecto de ley 2013 para la formación de la Autoridad Reguladora de la Biotecnología de India(BRAI, por su sigla en inglés). Los sindicatos de agricultores y Greenpeace, indignados, lucharon con éxito en esta iniciativa y la patente fue revocada.

Shiva dijo: "Si no hay patentes, no habrá OMG. La única razón por la que las empresas como Monsanto empujan los OMG es porque pueden reclamar patentes y cobrar regalías. Las semillas deben estar en manos de los agricultores".

Preparando impactos negativos de OMG, algunas organizaciones indígenas lanzaron programas de conservación de semillas. Organizaciones no gubernamentales como la Fundación Navdanya de Investigación para la Ciencia, Tecnología y Ecología, hablan con los agricultores sobre los OMG para educarlos acerca de beneficios y peligros.

En Vidharba, región oriental de Maharashtra, se registran la mayoría de suicidios de agricultores. La organización de Shiva ayuda a los agricultores con la formación de bancos de semillas, y ya cuenta con 111 bancos de semillas comunitarios en todo el país.

Autoridad Reguladora de la Biotecnología

Un proyecto de ley fue presentado por la Cámara Baja del Parlamento indio el 22 de abril, para crear una autoridad reguladora de biotecnológica. Greenpeace y otros opositores a OMG dicen que el proyecto está destinado a acallar la protesta.

Greenpeace afirma que el proyecto de ley para la BRAI, no hace mención de "las pruebas de bioseguridad a largo plazo y de evaluaciones independientes de cultivos transgénicos".

"El proyecto de ley BRAI quita autoridad a la toma de decisiones de gobiernos estatales en versiones abiertas de cultivos genéticamente modificados, incluyendo experimentos", denunció Greenpeace. Es decir, el proyecto de ley reemplaza a la autoridad constitucional de los gobiernos estatales sobre la salud pública y agricultura.