Un escolar del Centro Educativo y Científico de la Universidad Estatal de Novosibirsk, en Siberia, ideó un mecanismo que permite obtener electricidad a partir de agua con la ayuda de una celda galvánica.
foco
De acuerdo con el joven inventor, Kasimján Jubíev, su método de obtención de energía es más barato que las baterías solares. Además, su planta de energía es capaz de funcionar exitosamente también en el invierno e, incluso, producir más en los días fríos.

Kasimján Jubíev
© NOVOSIBIRSK STATE UNIVERSITY
Kasimján Jubíev, estudiante, inventor de un novedoso método de obtención de energía
El escolar ya ha incluso registrado la patente de su novedosa planta de energía. La idea es poner a prueba su invento en condiciones reales y, de esa manera, demostrar el valor de su creación en la práctica, informó la oficina de prensa del ente educativo.

La planta de energía creada por Jubíev está compuesta de una celda galvánica, con volantes de inercia de cobre y aluminio con un diámetro de cinco metros, los cuales se encuentran completamente sumergidos en un medio líquido.

El dispositivo puede ser instalado en las costas de los mares, ríos o lagos. En tierra, se encuentra un inversor para convertir la corriente continua en corriente alterna. El dispositivo cuenta, además, con un medidor de corriente eléctrica y un acumulador de sal.

Además de la estación de energía galvánica básica, Jubíev desarrolló también una versión modificada para ser usada en áreas remotas y de difícil acceso.