Los israelíes continúan sus protestas en contra del primer ministro de Israel, Benyamin Netanyahu, para exigir su renuncia ante su presunta vinculación a casos de corrupción.
bibi netanyahu
© REUTERS/ Sebastian Scheiner/Pool
El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu apoya la propuesta de ley.
Miles de israelíes salieron a las calles este sábado con pancartas para exigirle al procurador general, Avichai Mendelblit, "justicia legal" contra el primer ministro y todo su gabinete.

Las ciudades de Tel Aviv, Haifa y Afula fueron las protagonistas de la sexta manifestación semanal consecutiva, en las que los asistentes han calificado a Netanyahu como el "ministro del crimen".


Comentario: Nos preguntamos dónde se encuentra la reacción internacional a favor de las protestas en Israel. Si éste fuese otro país en Medio Oriente, no alineado a Occidente, el mundo inmediatamente se inmiscuiría en la situación interna del país.


El mayor general, Meir Gilboa, quien asistió a la movilización, señaló que están protestando "contra la corrupción, no solo si termina con una condena. Los corruptos han estado persiguiendo durante años a los que los están investigando".


Benyamin Netanyahu es acusado de corrupción, por la aceptación de sobornos y caros obsequios, como también tráfico de influencias. Esto hace que mantenga dos procesos judiciales abiertos llamados caso mil y dos mil.


La policía israelí ha interrogado en reiteradas oportunidades al primer ministro en las que ha negado estar vinculado a los delitos.