La Policía ha continuado hoy la investigación de los motivos que llevaron a un hombre a abrir fuego en un estudio de yoga en Tallahassee, capital del estado de Florida, lo que causó tres muertos y cinco heridos.
TIROTEO FLORIDA
© AFP
La policía custodia el centro de yoga en el que tuvo lugar el ataque
De acuerdo con una nota de prensa de la Policía local, uno de los fallecidos es el autor de los disparos, identificado como Scott Paul Beierle, de 40 años, quien aparentemente se suicidó tras perpetrar el ataque, ocurrido el viernes sobre las 17.30, hora local (21.30 GMT). Las víctimas son Nancy Van Vessem, de 61 años, y Maura Binkley, de 21 años, informaron hoy las autoridades locales.
«Dos víctimas están en condición estable y tres han sido dadas de alta», ha informado la Policía, que hasta el momento ha recogido el testimonio de unas 40 personas.
A raíz del ataque, ocurrido en el estudio «Hot Yoga» ubicado en el piso superior de un pequeño inmueble comercial de dos plantas, el alcalde de la ciudad, el demócrata Andrew Gillum, suspendió de manera momentánea su campaña de cara a la Gobernación estatal y destacó la "rápida respuesta" de las fuerzas de seguridad locales.
«Ningún acto de violencia armada es aceptable», escribió Gillum en su cuenta de Twitter, en la que informó de que retornaba desde Miami a la capital de Florida.
El alcalde participó hoy en un mitin electoral que ofreció en Miami el expresidente de EE.UU. Barack Obama de cara a las elecciones de medio término, que se celebrarán el próximo martes.

Hasta el momento, las autoridades no han revelado la identidad del autor de los disparos o de los fallecidos, ni los posibles motivos del ataque, y en el lugar se mantiene una fuerte presencia policial.

El suceso ocurre después de que el pasado sábado, Robert Bowers, de 46 años, presuntamente acabó con la vida de once personas al entrar en un templo judío armado con un rifle semiautomático AR-15 y tres pistolas Glock 57 y abrir fuego de manera indiscriminada sobre los fieles.