La clase política británica hizo la vista gorda ante el abuso sexual de niños y encubrieron activamente las acusaciones durante décadas, mostró el martes una investigación independiente sobre delitos sexuales en Westminster.
Westminster Bridge
© REUTERS/Antonio Bronic
Imagen de archivo de personas caminando en el Puente de Westminster Bridge cerca del Parlamento, en Londres, Febrero 1, 2020.
La investigación no encontró evidencia de una red de pedofilia organizada en su pesquisa, que abarca desde la década de 1960 hasta la década de 1990. Pero el informe halló que "las instituciones de Westminster han fallado significativamente en sus respuestas a las denuncias de abuso sexual infantil".

"Esto incluyó no reconocerlo, hacer la vista gorda, proteger activamente a los abusadores sexuales de niños y encubrir las acusaciones", dice el resumen del informe.

El reporte de 173 páginas encontró que varios miembros del Parlamento en las décadas de 1970 y 1980, incluidos Peter Morrison y Cyril Smith, eran "conocidos o se rumoreaba que eran activos en su interés sexual por los niños y estaban protegidos del enjuiciamiento de varias maneras" por policías, fiscales y partidos políticos.

Morrison era el secretario privado de la por entonces primera ministra Margaret Thatcher. Tanto Morrison como Smith recibieron el título de caballeros.

La investigación encontró cerca de 30 casos de pérdida de honores de personas tras condenas por delitos de abuso sexual.

Margaret Thatcher presionó por un título de caballero para Jimmy Savile, que obtuvo en 1990, a pesar de las revelaciones en los medios sobre el abuso sexual de niños por parte del presentador de televisión, según el informe.

(Reporte de Elizabeth Howcroft; Editado en español por Javier Leira)