Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Una enorme sección de un acantilado en la Costa Jurásica de Dorset se ha derrumbado sobre una playa inferior y se ha precipitado al mar en el mayor desprendimiento de rocas del Reino Unido en 60 años.
Jurassic landslide

Enorme desprendimiento de rocas de la Costa Jurásica de Dorset revelado en imágenes de drones
El desprendimiento de rocas se produjo justo al oeste de la ciudad costera de Weymouth y el ayuntamiento de Dorset dijo que se esperaba que se perdiera más acantilado, y se instó a la gente a mantenerse alejada de la zona. Partes del camino costero fueron acordonadas.

Un portavoz del consejo dijo: "Se esperan más movimientos con nuevas grietas que afectan a la línea de la valla, pero no al camino de la costa. Haremos un seguimiento durante las próximas semanas para asegurarnos de que cualquier movimiento adicional no afecte al acceso".


"Ahora que el suelo se está secando, existe la posibilidad de que se produzcan más resbalones y caídas, que pueden ocurrir muy rápidamente. Por su seguridad, manténgase alejado de las cimas y las bases de los acantilados cuando salga a pasear".

Unos 300 metros del acantilado se vieron afectados cuando 4.000 toneladas se desprendieron en enormes trozos, algunos del tamaño de un coche, cayendo hacia la playa. El ayuntamiento tuiteó para decir: "El camino ha sido acordonado. El acantilado sigue siendo muy inestable y se espera que se pierda más. Por favor, presten atención a las señales de seguridad".

El martes, el consejo de Dorset informó de que se había producido un desprendimiento de rocas "sustancial" entre Seatown y la playa de Eype, al que siguió poco después el derrumbe de otro acantilado justo al este de Seatown.

La estudiante de geología Jodie Brewin dijo a la BBC: "Tiene que ver con el rearme y la erosión que, básicamente, van de la mano y dan forma a esta costa".

El sur de Inglaterra ha visto muchos desprendimientos de rocas y acantilados, y en febrero, los acantilados de tiza que bordean gran parte de Kent y Sussex experimentaron un aumento de desprendimientos. Se advirtió que la costa podría cambiar drásticamente para el verano.


Comentario: Si se ha producido un aumento de las caídas, parece que hay algo más que el habitual "rearme y erosión".


El consejo de Dorset dijo que la Costa Jurásica era un "lugar increíble para visitar, pero es un paisaje siempre cambiante".

"El viento, las olas y el clima actúan sobre los acantilados, que pueden caer y deslizarse sin previo aviso. Así que manténgase a salvo: aléjese de las cimas o las bases de los acantilados y aléjese del material deslizante en la playa", tuiteó.

En noviembre se produjo otro gran desprendimiento de rocas en Eype, cuando se derrumbó una sección del acantilado en un sendero costero.

En febrero, un testigo recordó haber oído un "fuerte crujido" después de que una enorme sección de los blancos acantilados de Dover cayera al mar. David Waterfield estaba con su perro cuando oyó el ruido y luego vio "una gran cantidad de acantilado" desprenderse hacia el agua.