Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Tras el mortífero terremoto llegaron los socavones.
sinkhole croatia earthquakes
© AP Photo/Darko Bandic
Esta foto aérea muestra un socavón en el pueblo de Mececani, en el centro de Croacia, el jueves 4 de marzo de 2021.
Una región del centro de Croacia, a unos 40 kilómetros al suroeste de la capital, Zagreb, está plagada de agujeros redondos de todos los tamaños, que aparecieron tras el terremoto de 6,4 grados de magnitud de diciembre, que mató a siete personas y causó una gran destrucción.

Los científicos han acudido en masa a Mecencani y otros pueblos de la región poco habitada para observar y estudiar.

sinkhole croatia earthquakes
© AP Photo/Darko Bandic
Una región del centro de Croacia, a unos 40 kilómetros al suroeste de la capital, Zagreb, está plagada de agujeros redondos de todos los tamaños, que aparecieron tras el terremoto de 6,4 grados de magnitud de diciembre
"Se trata de los llamados socavones de caída, que aparecieron debido a la composición geológica específica de esta zona, ya que el suelo descansa sobre rocas calizas muy saturadas de agua subterránea", dijo el geólogo Josip Terzic, del Servicio Geológico de Croacia.

Aunque la aparición de socavones no es inusual después de una fuerte actividad sísmica, los residentes están desconcertados por su número -se han detectado unos 100 en los últimos dos meses- y por la rapidez con la que surgieron tras el terremoto principal del 29 de diciembre, al que siguieron una serie de réplicas. Los geólogos han dicho que el temblor aceleró el proceso de formación de los socavones, que normalmente habría tardado años, si no décadas.
sinkholes croatia earthquake
© AP Photo/Darko Bandic
Los científicos han acudido en masa a Mecencani y otros pueblos de la región poco habitada para observar y estudiar los fenómenos posteriores al terremoto
Terzic dijo que los científicos están planeando varios métodos de exploración para determinar la morfología submarina y otras características. Habló con The Associated Press mientras se encontraba junto a un gran socavón que, según dijo, tenía hasta 15 metros de profundidad y la misma anchura.

Algunos socavones han aparecido junto a las casas de la gente o en sus tierras de cultivo, lo que ha llevado a las autoridades a recomendar precaución. Nenad Tomasevic, un profesor de Mecencani, dijo que todo parecía demasiado.

"El terremoto en sí fue bastante desagradable, por no decir otra cosa. Y después de eso, empezaron a aparecer estos agujeros", dijo Tomasevic, que tuvo que trasladarse a la casa de un vecino después de que apareciera un agujero en expansión en su patio trasero.

"Los expertos dicen que estos socavones se habrían formado de forma natural con el tiempo, pero el terremoto actuó como una especie de catalizador que aceleró todo el proceso, por desgracia", añadió.

Unos tres meses después del terremoto, la zona más afectada sigue luchando contra su devastación, con muchas casas aún en escombros y la principal ciudad de la región, Petrinja, semiabandonada. Todavía se pueden sentir terremotos ocasionales, incluidos los de magnitud 4 o más, lo que perturba aún más a los residentes y se suma a los problemas de la pandemia de coronavirus.