Traducido por el equipo de SOTT.net
The City of London
La "City" de Londres
Hoy, el FMI ha rebajado la previsión de crecimiento del Reino Unido para 2023 más que la de cualquier otra nación del G7. Muchos titulares de los medios de comunicación afirman que el Reino Unido sufrirá más que Rusia, afectada por las sanciones. ¡Conmoción!

UK Economy
¿A qué se debe? Los bloqueos, el endeudamiento y las políticas son factores importantes, pero también lo es la excesiva dependencia del Reino Unido del sector financiero.

La mayoría de la gente habla maravillas de la City londinense y de la riqueza que aporta al país, pero la realidad es muy distinta.

Aprender cómo funcionan los bancos y de dónde viene el dinero me abrió los ojos. Me adentré de lleno en la mecánica de todo ello durante el Gran Crac Financiero de 2007/2008. Me pregunté por qué nunca me habían enseñado estas cosas en la escuela o en la universidad. Peor aún, ¿por qué el 99% de los trabajadores de la City no entendían el sistema en el que participaban?

En la entrevista en vídeo que figura a continuación, el profesor Richard Werner explica a la perfección lo que ocurre en el sistema bancario, por qué es destructivo y qué debe cambiar. Los temas tratados incluyen:
  • qué son realmente los depósitos;
  • qué son realmente los préstamos;
  • cómo se crea dinero de la nada;
  • cómo se crean burbujas de activos e inflación; y
  • qué normas son necesarias para impedirlo.
He resumido sus puntos principales a continuación y el vídeo se encuentra al final de la página.

La deuda privada en Reino Unido (como porcentaje del PIB) nunca superó el 50% y se mantuvo relativamente estable hasta que Thatcher llegó al poder en 1979. Después aumentó hasta casi el 200% antes de la Gran Crisis Financiera de 2008.

El PIB se calcula sumando las actividades con valor añadido. Este es el problema del sector financiero: ¿cuál es el valor añadido? Es tan difícil calcular el valor añadido del sector financiero que se inventa un valor ficticio y se añade al PIB. La dificultad de calcular la cifra se debe a que esencialmente no hay valor añadido, sólo valor extraído, por lo que en realidad debería deducirse del PIB.

Los libros de texto muestran a los bancos como intermediarios financieros, pero el problema es que pagamos un alto precio por estos servicios. Además, las personas que trabajan en el sector bancario ganan salarios muy altos por algo que debería ser sólo un servicio de intermediación.

Existe un problema estructural, especialmente en el Reino Unido, con la concentración del sector bancario. En el Reino Unido, cinco bancos acaparan el 90% de los depósitos, lo que constituye uno de los sistemas bancarios más concentrados del mundo. En Alemania, esa cifra es del 12% y el 70% de los depósitos corresponde a 1.500 bancos pequeños, locales y sin ánimo de lucro.

Cuando las empresas se hacen demasiado grandes, se toman demasiadas decisiones sin rendir cuentas y aparecen las tentaciones del poder. Los grandes bancos se centran en los grandes clientes y los grandes negocios para poder obtener grandes primas. Lo que se necesita en el Reino Unido es descentralización y la creación de pequeños bancos comunitarios que puedan rendir cuentas.

Para producir algo se necesita financiación y, por tanto, los bancos tienen un papel dentro de la economía, pero el público en general debe entender que los bancos no son en realidad meros intermediarios.

En realidad, los bancos son creadores de la masa monetaria. Crean dinero de la nada. La mayoría de la gente piensa que los bancos son instituciones que aceptan depósitos y prestan dinero, pero la realidad jurídica es que esto es falso. Un depósito no es una fianza y no se mantiene en custodia. Legalmente, cuando usted mete dinero en el banco, no es un depósito sino simplemente un préstamo al banco. Los bancos toman prestado de usted, del público en general.

Los bancos tampoco prestan dinero. En su lugar, compran valores. Si usted firma un contrato de préstamo o hipoteca con el banco, usted emite un valor, es decir, un pagaré, y el banco lo compra.

Esto es muy diferente de lo que los bancos presentan al público.

El banco compra el pagaré, pero ¿cómo recibe usted el dinero? No se transfiere dinero, sino que encontrará la suma solicitada en su cuenta. Esto se debe a que, como se mencionó antes, lo que todos pensamos que son depósitos son en realidad el registro de los bancos de su deuda con el público. Por tanto, el registro de lo que el banco le debe, es todo lo que usted está recibiendo cuando recibe un préstamo de ellos.

Así es como los bancos crean la masa monetaria. El 97% de la oferta monetaria se crea de la nada cuando prestan porque inventan depósitos ficticios de los clientes. ¿Cómo lo hacen? Simplemente redefinen el pagaré que le han comprado (su préstamo) como un depósito de cliente, pero en realidad nadie ha depositado dinero.

Al inventar estos derechos sobre sí mismos (los depósitos ficticios), los bancos crean la masa monetaria. Esto puede ser positivo para la economía siempre que la creación de dinero esté en consonancia con nuevos bienes y servicios o la aplicación de nuevas tecnologías. Esto es añadir valor a la economía y se financia con esta creación de dinero. También significa que no hay inflación, que los préstamos se pueden pagar y devolver, que la economía es estable y que la desigualdad es baja.

En los países que tienen bancos que prestan principalmente para fines productivos (Alemania o Asia Oriental, por ejemplo), la inflación y la desigualdad son significativamente menores y la economía real crece.

Si los bancos crean crédito para el consumo, de repente se crea más dinero y hay más demanda de bienes, pero sigue habiendo la misma cantidad de bienes y servicios. Esto crea inflación.

Peor aún es si la creación de dinero se realiza para transacciones financieras (por ejemplo, transacciones de activos o compra de derechos de propiedad). Como antes, se crea dinero nuevo, pero no nuevos bienes o servicios. En su lugar, se otorga a alguien un nuevo poder adquisitivo sobre los activos existentes. El resultado es la inflación del precio de los activos y la desigualdad. En Reino Unido, este préstamo improductivo es dominante.

El profesor Werner cree que todo el enfoque del capital de Basilea no funciona porque se basa en la idea de que los bancos son sólo intermediarios financieros. No lo son, son creadores de dinero, como ya se ha señalado. Se necesita una regulación bancaria que reconozca la realidad.

Según el profesor, la única regulación que ha funcionado para prevenir burbujas de activos y crisis es la orientación sobre el crédito bancario. Un ejemplo sería simplemente prohibir el crédito bancario para las transacciones financieras. Los especuladores pueden seguir especulando, pero utilizando su propio dinero o dinero prestado, no dinero creado de la nada. Permitir la creación de dinero para transacciones financieras crea burbujas de activos y ciclos de auge y caída que nosotros, los contribuyentes, acabamos pagando. Esto también puede lograrse con un sistema bancario dominado por pequeños bancos comunitarios, como en Alemania.

El profesor también profundiza en el enclave dentro del Reino Unido que se conoce como la City de Londres (donde el monarca debe pedir permiso para entrar). Explica por qué la City no puede formar parte de la UE porque no tiene elecciones democráticas, ya que los bancos tienen el poder de voto. Para más información sobre este hecho que la mayoría de la gente desconoce, lea este artículo donde detallo cómo funciona.