Imagen
© AFP
De esta forma se comprueba en la página web dcwg.org si la computadora del usuario está infectada o no con el virus.
El 8% de los usuarios ecuatorianos no pudo conectarse a internet ayer, al ser afectados por el virus informático DNS Changer, según informó la empresa de antivirus Kaspersky. Sin embargo, para el DNS Changer Working Group (DCWG), grupo especializado creado por el FBI para combatir el virus, Ecuador se encontró entre los países latinos menos afectados.


En el top 10 de los países latinoamericanos afectados por el virus informático, Colombia lideraba con un 26% y le seguían México con un 23%, Perú con un 17% y Brasil con un 16%. Ecuador se encontraba en quinto lugar.

El malicioso software DNS Changer impide a los usuarios el acceso a internet y fue creado por el grupo de hackers Rove Digital, de Estonia, capturados por el FBI en noviembre del año pasado. Ellos redirigían los ordenadores infectados a direcciones no deseadas para embolsarse compensaciones por el número de visitas, por las que ingresaron unos $14 millones.

Tras este hecho el FBI activó de manera temporal varios servidores que reconducían a una página segura a los equipos infectados para darles tiempo a limpiar sus archivos. Los servidores iban a ser cerrados en marzo, pero se dio de margen hasta ayer para que los usuarios revisaran sus ordenadores.

Jaime Tituaña, especialista de seguridad informática interna de GMS (socio de Kaspersky, en Quito), manifestó que se está trabajando en sistemas de protección en caso de otros ataques porque existen más variantes de troyanos que causan estragos como el de DNS Changer.

El FBI creó también la página dcwg.org que ayudó a los usuarios a determinar si sus ordenadores podrían estar entre los afectados por el troyano, que perjudicó 4 millones de computadores en más de 10 países, de los que al menos 500.000 fueron infectados en EE.UU., incluyendo ordenadores de agencias gubernamentales como la agencia espacial estadounidense (NASA).

Estados Unidos, Rusia y China se encuentran entre los más afectados por este malware, según GMS. No obstante, para DCWG son otros. Alemania, India e Italia constan en la lista del buró federal como los que más sufrieron, además de EE.UU., donde se encuentran los servidores infectados.