Giangiacomo Ruggieri
© ANSA
El padre Giangiacomo Ruggieri
La policía italiana detuvo el viernes a un sacerdote católico acusado de haber abusado sexualmente de una niña de 13 años, informó la prensa italiana.

El padre Giangiacomo Ruggieri, de 43 años, que trabajaba como portavoz de un obispo de la ciudad de Fano, en el centro de Italia, fue suspendido de todas sus funciones religiosas. La policía allanó su domicilio e incautó su ordenador.

El caso causó conmoción en la ciudad en donde el cura, un ex periodista, era conocido como "el padre de los jóvenes".

El obispo Armando Trasarti dijo estar "consternado y entristecido" y dio cuenta de su "entera solidaridad con la víctima abusada", según la prensa.