El canciller de Turquía, Mevlut Cavusoglu, afirma que la milicia kurda YPG podría participar en la ofensiva antiterrorista del Ejército de Siria en Idlib.

YPG, Siria
© AFP
Miembros de YPG se reúnen en la ciudad de Shadadi (noreste de Siria), 11 de septiembre de 2018.
"Nuevos informes sugieren que YPG (acrónimo en kurdo de Unidades de Protección Popular) (...) está enviando tropas como parte de un acuerdo negociado en julio para ayudarlo (al Ejército sirio) a recuperar Idlib (noroeste) de los rebeldes", dijo el jueves Cavusoglu.

Así, adujo en una nota enviada a New York Times que la milicia kurdo-siria, a la que considera 'terrorista' Ankara, ha forjado una alianza con el Gobierno del presidente sirio, Bashar Al-Asad, para liberar la provincia de Idlib de la presencia de 'rebeldes', apoyados por Turquía.

Además, el jefe de la Diplomacia turca aprovechó la oportunidad para indicar y denunciar que los citados milicianos kurdos recibieron armas y ayuda financiera por parte de los contribuyentes estadounidenses.

Aunque tanto Ankara como Washington se oponen a la operación 'antiterrorista' de Siria contra Idlib, tienen diferentes puntos de vista sobre YPG, que para EE.UU. es un aliado en Siria y para Turquía es una extensión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo) -al que también llaman terrorista los turcos-.

En este sentido, el ministro turco de Asuntos Exteriores alertó que Estados Unidos debería "evaluar quiénes son sus verdaderos aliados en la región" del Oriente Medio.


Comentario: Turquía también debería evaluar quiénes son sus aliados en Oriente Medio, ya que ellos mismos han estado apoyado a "grupos armados", también conocidos como terroristas.


Las declaraciones del ministro turco se produjeron en un momento en que Damasco tacha de "ilegal" la presencia de las YPG en el territorio sirio.

La operación 'antiterrorista' del Ejército sirio en Idlib será, muy probablemente, una de las más duras debido a la alta concentración de grupos armados, en especial a la gran presencia de estos en las zonas urbanas, haciendo sumamente difícil estas ofensivas.

Aún no se sabe cuándo arrancará la ofensiva, no obstante, el Ejército de Siria ya ha enviado un gran contingente militar a las provincias de Hama (oeste) y Latakia (noroeste), mientras varios reportes hacen alusión al despliegue de contingentes de fuerzas especiales y técnicos de la Aviación rusa en la parte oriental de Idlib.

Mientras Damasco insiste en su derecho de recuperar "cada centímetro" del territorio sirio, el Ejército de Turquía, no obstante, ha amenazado con hacer frente a las fuerzas sirias, si estas atacan a los grupos armados apoyados por Ankara en el noroeste de Siria.