El ministro de Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto, dijo en Budapest el lunes que su país, como miembro confiable de la OTAN, puede mantener buenas relaciones con China y Rusia.
Peter Szijjarto
© Reuters / Tamas Kaszas
Hungarian Foreign Minister Peter Szijjarto speaks during a joint news conference with the US Secretary of State Mike Pompeo, in Budapest, Hungary, on February 11, 2019.
El ministro realizó estas declaraciones en una conferencia de prensa conjunta con el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo.

Szijjarto afirmó que las exportaciones húngaras a China representan solo el 1,2 por ciento de las exportaciones de la Unión Europea (UE) al país asiático. Las empresas alemanas y británicas son los principales socios de China dentro de la UE.

En cuanto a Rusia, el ministro exigió que los críticos de Hungría acaben con la "hipocresía" porque "el gasoducto Nord Stream con Rusia fue construido por empresas alemanas en lugar de húngaras".

Szijjarto dijo que la cooperación económica y de defensa entre Hungría y Estados Unidos ya existía antes, pero con la Administración Trump los dos países han comenzado una nueva reconstrucción de sus relaciones políticas.

"Nuestros dos Gobiernos comparten posiciones similares en muchos asuntos políticos e internacionales", dijo, y añadió que "Es nuestra responsabilidad fundamental proteger la seguridad de nuestros propios ciudadanos".

Pompeo advirtió a Hungría sobre unas relaciones demasiado cercanas con Rusia y China, añadiendo que "durante los últimos 300 años, Rusia autocrática nunca ha sido amiga de ningún pequeño país en Europa Central".

El secretario de Estado de EEUU afirmó también que que "el Gobierno anterior (de EEUU) no apareció" por allí. "No hemos hecho nada durante décadas. No es de extrañar que la competencia haya llenado el vacío".

Pompo se reunió también con el primer ministro húngaro, Viktor Orban. El jefe de la diplomacia estadounidense se encuentra de visita en Europa Central para visitar Hungría, Polonia y Eslovaquia.