Como en los días más agudos de la guerra, los combates no ceden en el último reducto de Estado Islámico. Niños, ancianos y mujeres huyen de las balas.

Idlib Syria
© REUTERS / Ammar Abdullah
Idlib, Siria
En la desértica Baghouz, en el oriente, la alianza kurdo-árabe denominada Fuerzas Democráticas Sirias, con el apoyo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, tiene acorralados los reductos del extremista Estado Islámico, asentados en un polvoriento campamento.

El último pedazo de tierra que les queda de su ansiado y ya perdido califato.

Este miércoles en la madrugada, decenas de misiles fueron lanzados contra las posiciones rebeldes, una ofensiva que empezó el domingo y que, según las Fuerzas Democráticas Sirias, ha causado la rendición de unos 3 mil yihadistas.

Pero aún queda un número indeterminado de radicales atrincherados en túneles que intentan defenderse con ataques suicidas.

Decenas de mujeres, niños y personas mayores, muchos heridos, abandonan Baghuz huyendo de los feroces combates.

Mientras tanto, más al norte, en Idlib, un ataque aéreo combinado de Rusia y Turquía dejó destrucción y muerte.

Se reportan 26 civiles muertos, entre ellos 8 niños. También fallecieron 9 prisioneros en una cárcel que fue bombardeada.


Comentario: Según South Front, las fuentes que acusan a Rusia y a Siria de bajas de civiles son medios turcos favorables a su gobierno. Podemos asumir que la crítica va dirigida específicamente contra los ataques a grupos terroristas vinculados a Turquía (recuerde, a lo largo de este conflicto Turquía ha jugado para ambos bandos, según le ha convenido). South Front también señala que los objetivos de la Fuerza Aérea de Rusia fueron almacenes de armas, cuarteles y una cárcel de Hayat Tahir al-Sham. Por lo mismo, habrá que tomar con pinzas los reportes de bajas de civiles hasta obtener confirmación. En este conflicto, Rusia y Siria no se han caracterizado por hacer blanco de civiles.

Es interesante que este artículo denuncia la "destrucción y muerte" de Rusia y Turquía, pero no dice nada de las bastante más numerosas y mejor documentadas masacres de parte de la coalición de Estados Unidos; la más reciente:

Nuevo bombardeo de "coalición internacional" asesina a 50 civiles en Deir Ezzor, Siria (video)


Según el Ministerio de Defensa ruso, el objetivo era un arsenal yihadista que lograron destruir.

La provincia de Idlib es el último bastión opositor al presidente Bashar Al Assad. Su gobierno, apoyado por Rusia, había paralizado en septiembre la retoma, tras un acuerdo. Pero las tensiones revivieron cuando una organización islamista con viejos nexos con Al Qaeda, ganó el control de la zona.