Macri declaró que compró bonos de deuda argentina y que su fortuna creció más del 51% en 2018.
El psicopático Macri compró 90 millones de la deuda argentina que él mismo tomó y aumentó su patrimonio más de un 50%
El presidente Mauricio Macri presentó el miércoles su declaración jurada de 2018, con bienes por más de $151 millones. Se trata de un incremento en su patrimonio superior al 51%, en relación al año anterior.

Los datos están contenidos en la declaración jurada presentada ante la Oficina Anticorrupción -el organismo al que están obligados a hacerlo el Presidente y los funcionarios-, donde precisa tener bienes por $151.688.684,18.

En su presentación anterior, Macri había declarado bienes por $99.876.155,31.

La declaración jurada no incluye los bienes que Macri describió en el fideicomiso "ciego" que constituyó en abril de 2016, con el fin de "garantizar mayor transparencia" a su gestión a los pocos meses de asumir la Presidencia.

El jefe de Estado no podrá disponer de esos bienes hasta seis meses después de dejar su cargo.

Macri declaró que en octubre de 2018 compró bonos de deuda argentina por más de $94 millones: una operación por $54.301.740, y otra por $39.916.800.

También declaró tener participación en seis propiedades, por más de $26 millones: el 30% de un departamento con cochera en la ciudad de Buenos Aires, por un valor aproximado de $3.207.591; el 100% de un lote en la localidad salteña de Pluma de Pato, Salta, por $4.622.552, y el 25% de tres lotes en Pilar, por $880.486, cada uno.

Asimismo, declaró un inmueble en Maldonado, Uruguay, cuya valuación en 2017 era de $7.419.600.

Ahora, por la volatilidad del dólar su valor asciende, según la reciente declaración jurada, a $15.000.000.

En 2017, Macri había declarado tener 90.000 dólares en efectivo que le significaban $1.669.410, y esa suma asciende a $3.375.000.

Por último, en 2017 el Presidente había declarado tener depósitos en pesos por $2.783.469, y en 2018 apunta disponer de $91.593.