Iraq rechazó el jueves unirse a una coalición internacional dirigida a proteger la navegación en el golfo Arábigo-Pérsico, convocada por EEUU.
El vocero de la cancillería iraquí, Ahmed Sahaaf

El vocero de la cancillería iraquí, Ahmed Sahaaf
El vocero de la cancillería iraquí, Ahmed Sahaaf, confirmó que Bagdad no tiene interés alguno en incorporarse a esa alianza formada a partir del incremento de tensiones entre Washington y Teherán.

'Iraq no será parte de ninguna coalición para proteger la navegación en el Golfo', apuntó Sahaaf, a la vez que repudia cualquier participación de Israel que mostró interés en adherirse.

La protección del golfo Arábigo-Pérsico es responsabilidad de sus países ribereños, acotó.

En días recientes, las tensiones en Oriente Medio se elevaron mucho más, tras los ataques contra instalaciones petroleras saudíes, aunque ya estaban en un punto alto con motivo de la retirada de Washington de un pacto nuclear sellado en 2015 entre Irán y seis potencias mundiales.

Al unísono con su salida de ese tratado, la Casa Blanca reimpuso sanciones económicas contra la República islámica que respondió con reducción de compromisos estipulados en el pacto nuclear.

También se registraron una serie de ataques contra buques en el Golfo que causaron preocupaciones en la navegación en una vía por la cual pasa casi 30 por ciento del petróleo mundial transportado en barcos.

A la convocatoria estadounidense para la coalición de seguridad marítima respondieron sí Reino Unido, Australia, Bahrein, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos.

Estos dos últimos se adhirieron a esa fuerza poco después de los ataques del sábado último contra las instalaciones petroleras sauditas de la compañía Aramco.