Traducido por el equipo de SOTT.net en español

En lo que va de 2020, China ha experimentado 21 inundaciones numeradas (inundaciones de cierta escala), 1,6 veces más que en años anteriores, alcanzando un récord histórico desde 1998.
Aerial photo taken on Aug. 18, 2020
© Xinhua/Liu Chan
La foto aérea tomada el 18 de agosto de 2020 muestra el área inundada en Ciqikou del distrito de Shapingba, en el municipio de Chongqing, al suroeste de China. El Municipio de Chongqing, situado en el curso superior del río Yangtsé, fue afectado por graves inundaciones el martes. Por lo tanto, se emitió una respuesta de emergencia de nivel I para el control de las inundaciones.
Las inundaciones se produjeron en las seis principales cuencas fluviales de China, incluidos el río Yangtsé y el río Amarillo.

Un total de 833 ríos en China han superado los niveles de alerta, 80 por ciento más que en el mismo período de ese año, dijo el Ministerio de Recursos Hídricos de China en un comunicado el martes.

Entre ellos, 267 ríos superaron el nivel de seguridad y 77 alcanzaron máximos históricos.

En 2020, la media nacional de precipitaciones alcanzó los 616 mm, un 13 por ciento más que en el mismo período del año anterior y la segunda más alta desde 1961.

En los tres días siguientes se esperan todavía lluvias moderadas a intensas en algunas partes de las zonas occidentales y meridionales de China, con lluvias torrenciales en algunas ciudades de las provincias de Guizhou, Yunnan y Sichuan del sudoeste de China y en la región autónoma de Guangxi Zhuang del sur de China.

Los niveles de agua de algunos de los principales ríos del noreste de China todavía están por encima del límite o de las líneas de advertencia. El ministerio y otras autoridades se comprometieron a seguir realizando una sólida labor de control de las inundaciones, ya que el país ha entrado en la etapa final de la temporada de inundaciones.

La respuesta de emergencia a las inundaciones en China se mantiene en el nivel IV. Dos grupos de trabajo del ministerio están todavía en la provincia de Heilongjiang, en el noreste de China, ayudando a guiar el trabajo local de defensa contra las inundaciones.