The Younger Dryas impact hypothesis
© Earth-Science journal, Earth-Science Reviews
Mapa de localización que muestra 53 sitios del límite YD (reproducido de Pino et al. (2019) bajo los términos de la Licencia Internacional CCA 4.0). Los puntos naranjas representan 28 sitios con picos tanto de platino como de otros proxies de impacto, como microesferas ricas en hierro de alta temperatura. Los puntos rojos representan 24 sitios con proxies de impacto pero que carecen de mediciones de platino. El punto amarillo indica el yacimiento de Pilauco, Chile, descrito en detalle en Pino et al. (2019). Se ha identificado un nuevo yacimiento en Sudáfrica, Wonderkrater, desde la primera publicación de este mapa (Thackeray et al., 2019).
El infatigable genio y amigo digital del Tusk, el Dr. Martin Sweatman, fue el autor de un sorprendente éxito de ventas esta semana. A continuación, se presenta una síntesis revisada por pares y totalmente aceptada antes de su publicación en línea de la controversia sobre el impacto del Dryas Reciente (YD, por sus siglas en inglés) desde el primer artículo en 2007.

[NdT: el Dryas Reciente fue una fase breve de enfriamiento climático a finales del Pleistoceno, entre 12 700 y 11 500 años atrás]

La hipótesis del impacto del Dryas Reciente: revisión de las pruebas del impacto" concluye -en la que quizá sea la revista científica más competente y respetada del mundo- que, basándose en las pruebas publicadas, nuestro mundo moderno nació efectivamente de una horrenda catástrofe global hace ~12.881 años. Se trata de un extenso, detallado, justo y lúcido tour-de-force en apoyo de El Evento basado en la lectura de Martin de todo el debate.

Martin es un ejemplo para el Tusk de cuánta, mucha gente hay en la tierra. Hay que tener más de 8 mil millones de seres humanos para que haya suficiente materia cerebral y determinación en el extremo de la curva de campana para encontrar un solo científico bien calificado, sin prejuicios, polifacético, tan decidido a encontrar la verdad, que se lea hasta la última palabra -y luego escriba hasta la última palabra- correctamente.


Los aficionados más jóvenes al impacto Dryas pasarán muchas noches empapándose de la obra de Martin. Es largo y complejo, pero está bien escrito y es mucho más legible para un público más amplio que la literatura que analiza. Me voy este fin de semana para acampar y esperar a consumir furtivamente su obra junto al fuego.

Disponible por ahora sólo en el sitio web de Martin.