Como respuesta, las autoridades de Palestina afirmaron que estas declaraciones son una falsificación de la historia y ejemplifican el racismo israelí.
Bezalel Smotrich
© Ilia Yefimovich / Gettyimages.ru
El ministro de Finanzas israelí, Bezalel Smotrich
El pueblo palestino es "una invención de hace menos de 100 años", mientras que Israel es un "milagro", declaró el pasado domingo el ministro de Finanzas israelí, Bezalel Smotrich, durante su discurso en un servicio conmemorativo privado para un activista del partido centroderechista Likud, celebrada en París.

Al hablar desde un podio en el que aparecía un mapa del 'Gran Israel', en el que aparecen las fronteras bíblicas del país e incluye el territorio de la actual Jordania, Smotrich dijo que "no hay nada como los palestinos porque no existe nada como el pueblo palestino". "¿Saben quiénes son los palestinos? Yo soy palestino", afirmó, calificando a su abuela, que nació hace 100 años en la ciudad de Metula, en el norte de Israel, y a su abuelo, residente en Jerusalén desde hace 13 generaciones, de "verdaderos palestinos".
"¿Existe una historia o una cultura palestina? No. Había árabes en Oriente Medio que llegaron a la tierra de Israel al mismo tiempo que la inmigración judía y el comienzo del sionismo. Tras dos mil años de exilio, el pueblo de Israel volvía a su casa, y había árabes a su alrededor a los que no les gustaba esto. ¿Y qué hacen? Inventan un pueblo ficticio en la tierra de Israel y reclaman derechos ficticios en la tierra de Israel solo para luchar contra el movimiento sionista", dijo, subrayando que "esta es la verdad histórica y la verdad bíblica".
Además, el responsable político hizo un llamamiento a las comunidades árabes de Israel, instándolas a la obediencia. "El Estado de Israel es un milagro, la economía de Israel es un milagro. Contrariamente a las mentiras de los líderes de la campaña [global 'Boicot, Desinversiones y Sanciones' (BDS), que intenta poner fin a la ocupación de Palestina mediante presiones políticas y económicas sobre Tel Aviv] difundidas contra nosotros en el mundo, estamos difundiendo el bien a todos los residentes del país, judíos y no judíos. [...] ¿Hay algún otro país donde [la gente viva] tan bien? Un país moderno con una economía en desarrollo, con libertad de religión y libertad de expresión. No hay ningún país así en el mundo. Dejen de luchar contra el Estado de Israel y el pueblo de Israel. Ustedes perderán y nosotros ganaremos", señaló.


Comentario: Es un concepto completamente interesante considerando las multitudinarias protestas en contra de las políticas del gobierno de Netanyahu. Es un concepto completamente iluso.


"Entidad colonialista y de asentamiento que usurpó tierras de Palestina"

Por su parte, la presidencia de Palestina, citada por la agencia WAFA, criticó este lunes las declaraciones de Smotrich, y aseguró que son una falsificación de la historia y un ejemplo del racismo israelí.

Subrayó que los intentos de Israel de urdir falsas narrativas que niegan la existencia del pueblo palestino están refutados por la propia historia, que demuestra que los palestinos son dueños de su tierra y han mantenido lazos históricos con ella.

Al mismo tiempo, el primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, también condenó las declaraciones del ministro y las calificó de prueba concluyente del fundamentalismo sionista del actual Gobierno israelí. Destacó que Israel es "un Estado fundado por colonos que con el tiempo se expandió como una entidad colonialista y de asentamiento que usurpó tierras de Palestina".