La gran meseta de Somuncura (como alguien dijera: un secreto de remotas edades en acecho) está llena de misterios y de sorpresas. Así como sorprende el agua milenaria de La Gotera, el ritmo de los "pozos que respiran", las piedras pentagonales en la cima de los cerros, el carácter del cerro Corona Grande, las "pilas de monedas" y un sinnúmero de leyendas que "viajan del mito a la realidad", cautivan a quienes se adentran en su hermoso, solitario y majestuoso paisaje.
Imagen
© Google Earth
Encontraron la "caricia celestial" más grande del mundo
En este lugar hay especies únicas en el mundo, tales como la mojarra desnuda (llamada así por carecer de escamas), y la rana de Somuncura, sumados a guanacos, zorros y choiques. En esta gran superficie no existe un solo pueblo ni carretera, su ambiente sumamente agreste no lo permite.

Y ahora se le suma, luego de un repaso a varias imágenes satelitales, que hay un cráter de unos 5.000 metros de diámetro. Si es así se convertiría en el mayor del mundo, ya que con sólo pensar que el de Arizona, Estados Unidos, sólo mide 1.500 metros, en el de la meseta podría convertirse en la nueva atracción de los estudiosos de cráteres.

Esta posibilidad fue estudiada y analizada y en sus componentes se encontraron en las muestras tomadas aluminio, níquel y cobalto, lo que le da un misterio aún mayor ante este accidente geográfico en el lugar que muchos la declaran como "las piedras hablan".

La meseta de Somuncura abarca una extensión de más de 27.000 km², considerando como la superficie a más de mil metros sobre el nivel del mar. Su área es por lo tanto mayor que la provincia de Tucumán y abarca gran parte de las provincias de Río Negro y del Chubut.