Imagen
© Desconocido
A veces los pájaros se intoxican al ingerir semillas contaminadas con plaguicidas
En pocos días murieron miles de aves en los EE.UU. Ahora también se encontraron cadáveres de pájaros en el sur de Suecia. ¿A qué se debe?

¿Casualidad o causalidad? Esta es la pregunta que preocupa a científicos y ornitólogos, después de las muertes masivas de aves en los Estados Unidos, que este miércoles también se registraron en Europa, en el sur de Suecia. En Nochevieja, alrededor de 5000 tordos alirrojos cayeron muertos del cielo en la ciudad Beebe en Arkansas. Dos días después se encontraron 500 pájaros muertos en una autopista en el estado de Luisiana. Lo que parecía ser un fenómeno restringido a los Estados Unidos, ahora también se ha dado en la localidad sueca de Folköping, dónde han aparecido entre 50 y 100 cadáveres de grajillas, una ave de la familia de los cuervos.

Mientras gran parte de los expertos excluye una conexión entre los casos en los dos continentes, todavía no hay certeza sobre la causa de las muertes. Las especulaciones van desde accidentes con líneas eléctricas y colisiones entre los pájaros, hasta intoxicación e impactos meteorológicos.

Un fenómeno poco frecuente

El ornitólogo Ingo Ludwichowski de la Unión Alemana para la Protección del Medio Ambiente (NABU), dijo a Deutsche Welle que la causa mortal seguramente no es una enfermedad contagiosa: "Es muy poco probable que tantas aves se contagien de una vez y mueran simultáneamente, esto tampoco nos pasa a nosotros en un caso de gripe." Según el experto lo más probable es que las aves hayan sido víctimas de una tormenta de granizo o una tormenta eléctrica. En general las muertes masivas da aves no son un fenómeno frecuente, a veces los pájaros también se intoxican al ingerir semillas que han sido tratadas con plaguicidas, pero en ese caso las aves caen muertas cerca del campo.

¿Enfermedad o intoxicación?

Los veterinarios en Suecia están verificando la causa de la muerte de las grajillas en Folköping, y "si realmente se trata de una enfermedad o intoxicación, no sólo habrían muerto grajillas, sino también especies de aves más pequeñas", comenta Ingo Ludwichowski.

Tanto en los Estados Unidos como en Suecia murieron pájaros, pero se trata de especies diferentes, y las enfermedades contagiosas raras veces pasan de una especie a otra. En Alemania sólo se dio un caso de muerte masiva de pájaros contraída por una enfermedad contagiosa en el 2009, cuando un agente patógeno mató a miles de pinzones verdes.

"No creo que las aves en EE.UU. hayan muerto en una colisión", dice el experto ornitólogo sobre las especulaciones de que los fuegos artificiales de Año Nuevo hayan alterado a los tordos, "son aves migratorias que viajan en un orden perfecto, no me puedo imaginar que de repente hayan perdido la orientación y ocasionado un caos". Por lo tanto Ludwichowski no cuenta con que más aves caerán del cielo en un futuro cercano, ni en Suecia, ni en Alemania.