El sector farmacéutico se ha unido para denunciar las medidas aprobadas o planeadas por algunas comunidades autónomas, entre ellas Andalucía, que según la industria "restringen" la oferta de medicamentos financiados por el Sistema Nacional de Salud.

Los colegios oficiales de farmacéuticos (CGCOF), los distribuidores de fármacos (Fedifar), la industria innovadora (Farmaindustria) y la de genéricos (Aeseg) emitieron ayer un comunicado conjunto en la que muestran su malestar por estas prácticas y advierten de las "consecuencias imprevisibles" que pueden tener para el futuro del sector.

Una de las medidas que sanciona el texto es la propuesta de la Consejería de Salud de sacar a concurso algunos principios activos y productos sanitarios, una fórmula que la Junta ha planteado al sector pero que no ha concretado. Para el sector, la medida (como otras planeadas en Galicia o Castilla la Mancha) "transguede el marco normativo" que establece que es el Ministerio de Sanidad el que fija las condiciones de la prestación farmacéutica y supone "una ruptura de la unidad de mercado" que afecta "gravemente" a la industria.

.