No he escrito nada para SOTT en bastante tiempo, sobre todo porque, por lo que yo pude ver, había dicho todo lo que pensaba que tenía que decir en docenas de artículos a través de los años. No es que me diera por vencida, solo volví mi atención a mi investigación histórica, en un esfuerzo por encontrar la clave que posiblemente pudiera desbloquear un sistema para el cambio. No la he encontrado.

De hecho, la investigación histórica me ha convencido, hoy más que nunca, de que no habrá un buen resultado para la raza humana si las condiciones actuales continúan en su trayectoria definida. Si los seres humanos no matan a miles de millones de seres humanos en un corto plazo, parece que el planeta mismo, o el cosmos, lo hará por nosotros.
Ah, por cierto, Vladimir Putin, le ha hecho una zancadilla al trabajo de la Élite Global en su impulso por la dominación del espectro completo, pero la última persona que hizo esto desde dentro de lo que podría llamarse un imperio equivalente fue Julio César, y miren lo que le pasó.

En la actualidad estoy trabajando en un relato detallado del colapso de la civilización de la Edad del Bronce y las comparaciones son tan interesantes que creo que me gustaría traerlas a su atención. Al final de la Edad de Bronce, hubo una tormenta perfecta de condiciones y eventos que llevaron a los pueblos del Mediterráneo (y posiblemente a los pueblos de todo el planeta, si los datos se pudieran recoger) a una edad oscura, de la cual no salieron por unos 300 años. Si la humanidad llegara a sobrevivir, creo que estamos frente a algo similar.

En primer lugar, tenemos el cambio climático. El cambio climático provoca malas cosechas, escasez y hambruna. Estos eventos precipitan y/o aceleran las crisis socioeconómicas, incluidas las migraciones masivas. Históricamente, el cambio climático que afectó a la Edad de Bronce antes de su colapso comenzó con el "calentamiento global". Sí, el calentamiento global es real, pero el calentamiento global causado por los humanos no lo es. Y el calentamiento global precipita (sin doble sentido) el enfriamiento global. Eso es lo que sucedió en aquel entonces.

Por supuesto, hubo sequías e inundaciones a lo largo de la historia, y un aumento de esos elementos no son suficientes, por sí solos, para destruir la civilización. Sin embargo, me gustaría recordar al lector sobre el "Informe Secreto del Pentágono" que fue difundido hace algunos años, advirtiendo que la amenaza del cambio climático para la humanidad era mucho mayor que la del terrorismo, y Gran Bretaña sería como "Siberia" en menos de 20 años. Esto fue en 2004. Once años han pasado y todo lo que las élites globales han hecho es continuar su guerra de terror. Bueno, tal vez piensen que la creación de la amenaza terrorista era una forma inteligente de imponer los controles de manera que, al final, cuando la anarquía comience a extenderse debido a la disminución de los suministros de alimentos y agua, ellos puedan seleccionar quién come y quién no.

Esto me recuerda al "Juego del Cambio Global" de Bob Altemeyer. He aquí una rápida revisión de los parámetros del juego:
En octubre de 1994, el profesor de psicología Bob Altemeyer de la Universidad de Manitoba realizó un experimento. Después de examinar a los participantes mediante una encuesta de personalidad disfrazada de encuesta de opinión, seleccionó a 68 estudiantes universitarios altamente autoritarios para jugar una simulación de gobernanza política y gestión de recursos llamada el Juego del Cambio Global. En este juego, cada jugador representa a 100 millones de personas en una de nueve regiones diferentes del mundo. El juego consiste en la toma de decisiones sobre cómo hacer frente a diversos asuntos sociales, económicos y ambientales. La viabilidad de cada jugador depende de tres factores: alimentos, salud y empleo. Si pierdes el acceso a uno de los factores, obtienes un brazalete negro. Si obtienes tres brazaletes negros, todo el pueblo al que representas muere. Durante el juego, se produce una crisis ambiental mundial en un punto determinado al azar, poniendo a prueba la capacidad de los jugadores para responder a una emergencia global.

El juego también incluye líderes regionales, denominados "Élites", que controlan la cuenta bancaria de su región, la cual pueden utilizar para comprar fábricas, hospitales, ejércitos, y así sucesivamente. Están autorizados a viajar por el mundo, para hacer tratos con otras élites, y declarar la guerra si pueden reunir suficiente apoyo de los compañeros miembros de su región. El éxito en la guerra significa un aumento de territorio y de los bienes. Las Élites también pueden canalizar secretamente una parte del dinero de su región a sus propios bolsillos. (Sin que el resto de los jugadores lo sepan, las élites están compitiendo simultáneamente por el premio de la Persona Más Rica del Mundo.)

El Juego del Cambio Global fue diseñado originalmente para educar a los estudiantes sobre diversos desafíos que enfrenta el mundo moderno, incluyendo el crecimiento demográfico, el hambre, el cambio climático, las relaciones internacionales, la guerra y la distribución de recursos. Pero ese día, en 1994, Bob Altemeyer lo utilizo para un propósito distinto: para ver lo que sucedería en un mundo poblado exclusivamente por los autoritarios de derecha.
Ustedes pueden descubrir lo que ocurrió leyendo el resto del artículo aquí. Aquí está el artículo de Altemeyer sobre el juego: ¿Qué sucede cuando los autoritarios heredan la Tierra? Una simulación (en inglés). Léanlo y luego podemos hablar de ello.

Ok, ¿lo han leído? ¿Se han dado cuenta de lo que sucedió en el juego cuando los individuos con rasgos de personalidad autoritarios estuvieron a cargo? Esa es la trayectoria en la que estamos en este momento y todo está procediendo de acuerdo con el modelo del juego. No pregunten por qué esos payasos no pueden ver que están en curso hacia una contusión grave y que se están llevando a todos los demás con ellos en el viaje. Lean sobre psicopatía y compréndalo.

© bcclimate.com
Esto nos lleva a otro elemento del colapso de la civilización de la Edad de Bronce: rebeliones, guerras, y el colapso del comercio debido a lo mismo. Las revueltas a menudo son provocadas por el hambre o las dificultades causadas por los desastres naturales. Bueno, ciertamente estamos viendo un definitivo aumento en ese tipo de cosas en los últimos once años. Hubo una "tormenta de terremotos" que se inicio a partir de la segunda mitad del siglo XIII a.C. y que continuó durante unos 50 años. Este es un proceso en el cual las fallas comienzan a "descomprimirse", desatando una gran cantidad de terremotos devastadores durante años, hasta que se libera toda la presión a lo largo de las mismas. Hemos tenido un montón de signos de que estamos en un período similar. No sé ustedes, pero yo estoy preocupada de que ocurran temblores/tsunamis similares a los ocurridos en Indonesia (26 diciembre 2004) y Japón (11 de marzo de 2011) en el lado opuesto del Anillo de Fuego para finalizar la "descompresión" y la liberación de la presión. Piensen en eso por un minuto.

Así, tenemos el hambre inducida por el cambio climático y las dificultades inducidas geológicamente, que están sucediendo en todo el planeta. Esto lleva a la agitación social que se acumula como el vapor en una olla a presión sin ventilación. Podríamos preguntarnos, ¿por qué, en nombre de todo lo que es sensato, no está la élite mundial haciendo algo acerca de los problemas en vez de hacer que las cosas empeoren bombardeando sin tregua a varios lugares en todo el planeta, lo que sólo sirve para aumentar ese malestar? ¿No pueden ver a dónde conduce esto? Cómo dijo Putin, "¿Ustedes ven lo que han hecho?" Bueno, como he insinuado anteriormente, no, ellos no ven lo que han hecho ni pueden verlo tampoco; todavía están convencidos de que imponiendo el control van a asegurar que ellos sean los que elijan quién conseguirá alimentos y quién no en las próximas "tribulaciones". Y, ciertamente, han leído la historia y piensan que están jugando el juego para que las inevitables revueltas estén totalmente bajo su control. Históricamente hablando, en la antigüedad, el pueblo se rebelaba contra su élite y las cabezas rodaban - remítanse a la Revolución Francesa como un ejemplo reciente. Pero incluso entonces, esto no hizo que las cosas mejoraran mucho: conozcan al nuevo jefe, es igual que el anterior.
Imagen
Durante muchos años el colapso de la Civilización de la Edad de Bronce fue atribuida a la invasión de los "Pueblos del Mar", sin embargo, esta idea está disminuyendo en popularidad porque simplemente no hay evidencia real de dichas hordas quemando y destruyendo todo y luego desapareciendo del mapa sin dejar rastro de su identidad. Quiero decir, si uno está en marcha porque las cosas están difíciles en su propia tierra, ¿por qué iría a incendiar la ciudad de otros cuando simplemente podría deshacerse de ellos, mudarse allí y asumir el mando? Y curiosamente, ¿por qué estaban estas hordas merodeadoras merodeando otros lugares que estaban teniendo momentos igual de difíciles? No tiene mucho sentido. Pero aún así, en tiempos de angustia y desasosiego, se produce cierta cantidad de matanza y saqueo; de hecho, lo estamos viendo actualmente.

Así que, hasta ahora tenemos desastres naturales (terremotos, tsunamis, volcanes, el cambio climático), rebeliones y guerras. Pero la humanidad se ha ocupado de todas estas cosas una y otra vez a lo largo de la historia; ellas no siempre (o ni siquiera tan a menudo) conducen a la destrucción total de una civilización próspera. Entonces, ¿por qué la civilización de la Edad de Bronce se fue a pique?

Colin Renfrew lo discute en términos de "colapso de sistemas": el efecto mariposa en el cual un pequeño aleteo puede resultar eventualmente en un huracán. Enumera las características generales de semejante colapso: 1) el colapso de la organización administrativa central; 2) la desaparición de la clase de la élite tradicional; 3) un colapso de la economía centralizada; y 4) un cambio del asentamiento y la disminución de la población.

Tomando los puntos 1 y 2, creo que los líderes habían dejado de liderar en pos del bien de las masas. La clase de la élite tradicional (colocada en esa posición para servir a la gente y actuar en nombre de ella) había sido sustituida por individuos patológicos, exactamente como vemos que ha ocurrido actualmente. Mario Liverani, de la Universidad de Roma, establece la culpa en la concentración del poder, lo cual puede estar apuntando en la dirección correcta, pero aún así, no estoy convencida de que esto era suficiente para derribar a toda una civilización y resultar en los 300 años de la Edad Oscura. Lo único que parece tener sentido de todo esto es que cierto elemento externo haya actuado como un "modificador del juego" para el sistema, que de otro modo habría sido capaz de adaptarse a las variaciones de los elementos enumerados anteriormente. Los dos elementos que parecen ser los culpables más probables son, por supuesto, los producidos por catástrofes cósmicas: múltiples eventos similares al de Tunguska, algunos más pequeños, algunos más grandes, y las epidemias. El estudio que estoy leyendo actualmente no incluye ninguno de esos elementos en sus cálculos y en consecuencia termina pobremente con [la idea de] "efectos multiplicadores", es decir, que el fracaso de una parte del sistema tiene un efecto dominó que lleva al fracaso de la siguiente parte del sistema.

© Leon Neal/AFP
Jugando al Juego del Cambio Global
En cualquier caso, ciertamente parece que estamos pasando por un período muy similar al que prevaleció al final de la Edad de Bronce, y las comparaciones no me dan muchas esperanzas. De hecho, nuestra civilización actual es quizás mucho más vulnerable y su gente mucho menos capaz de lidiar con esto. Tenemos autoritarios y psicópatas en posiciones de poder jugando el Juego del Cambio Global en vivo, y todavía no se ha llegado al punto de inflexión donde los campesinos se levantan con horquetas y antorchas. Mientras tanto, esas élites globales parecen pensar que el aumento de los controles sobre las poblaciones van a evitar los levantamientos que temen, sin darse cuenta de que sólo están acelerando el aumento de las frustraciones y la probabilidad de una mayor y más sostenida violencia cuando el gatillo finalmente se dispare.

No sé como será o dónde va a suceder, pero es tan seguro como que el sol saldrá mañana, que está viniendo. Vino en 1177 a. C., y luego volvió en Roma entre el 410 y 540 d. C., siguiendo el mismo patrón. Hubo mini-ciclos a lo largo del camino, pero esos fueron, pienso, los dos más grandes de los últimos 5000 años, de esos que terminan una civilización y son seguidos por edades oscuras.

¿Habrá un bombardeo cometario o de fragmentos de asteroides en nuestro futuro cercano? No lo sé. Parece muy posible, hasta casi probable. ¿Habrá epidemias masivas que maten al 70% o más de la población mundial? Parece muy posible, incluso probable; la historia se repite, y este es un elemento que se repite con una regularidad alarmante. Incluso si ninguno de esos dos elementos entran en juego, seguir con la trayectoria actual, está conduciendo a un colapso masivo de sistemas, y eso significa la muerte en masa.

Obviamente, cuando las personas consideran estas cosas (asumiendo que pueden ser persuadidas a hacerlo para su propia defensa) tienden a pensar que esto le ocurre a otros, en otro lugar. Ese es el proceso de pensamiento por detrás de aquellos a quienes en realidad les sucede todo esto. Aquellos que piensan "podría suceder, y me podría pasar a mí... Tengo que estar listo..." son quienes tienen una oportunidad.
Existe una marea en los asuntos de los hombres que tomada en pleamar conduce a la fortuna. Pero si la evitas, todo el viaje de la vida estará lleno de escollos y desgracias. En esa pleamar flotamos ahora y debemos aprovechar la corriente mientras es favorable o perderemos el cargamento. ~ William Shakespeare, Julio César