Francia ya ha cambiado su postura sobre cómo debe resolverse la crisis en Siria, señala la embajadora de Francia en Rusia, mientras destaca que ahora París no busca la salida del presidente sirio, Bashar al-Asad, y cree que el pueblo sirio es quien debe decidir sobre el futuro de su país.
mafalda vamos para allá
© Quino
Los galos no parecen muy decididos...
"No vamos a decidir por el pueblo sirio, pero la exigencia de la dimisión incondicional de Bashar al-Asad ya no está sobre la mesa", afirmó el domingo Sylvie Bermann, embajadora de Francia en Moscú, la capital rusa.

En declaraciones hechas en una entrevista concedida al diario ruso Kommersant, la diplomática francesa aseguró que París apoya una solución dialogada para el prolongado conflicto en Siria.

Según recalcó, las prioridades de Francia en el territorio sirio son la erradicación del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) así como solucionar el problema de los refugiados, lo cual "requiere una solución política", enfatizó.

"Las prioridades para Francia son la garantía de la asistencia humanitaria y la búsqueda de una solución política que incluya a todos los bandos del conflicto sirio, así como la no utilización de armas químicas y, por supuesto, la lucha contra el terrorismo", resumió Bermann. Sobre estos temas "al parecer no tenemos discrepancias fundamentales con Moscú", recalcó.