Traducido por el equipo de Sott.net en español

Ayer se dio a conocer la noticia de que el Monstruo Jefe del pantano, John Bolton, ha estado presionando al presidente Trump para que se retire del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), el acuerdo de control de armas de 1988 entre Estados Unidos y la Unión Soviética que eliminaba todos los misiles de un alcance específico de los arsenales de las dos superpotencias nucleares. Hoy, Trump ha anunciado que hará exactamente lo que Bolton ordenó.
putin puppet master trump

"- Bombardéame con armas nucleares."
"- Está bien, jefe."
Este sería el segundo tratado de misiles entre Estados Unidos y Rusia del que Estados Unidos se ha retirado desde que abandonó el Tratado de Misiles Antibalísticos en 2002. John Bolton, un verdadero psicópata que Trump contrató como su Asesor de Seguridad Nacional en abril, también dirigió ese movimiento cuando era parte de la cada vez más indistinguible administración Bush.

"Esta es la razón por la que a John Bolton no se le debería dejar acercarse a cuestiones de política exterior de Estados Unidos", tuiteó el senador Rand Paul en respuesta a los pronósticos iniciales del anuncio oficial. "Esto sólo echaría por tierra décadas de control armamentista de ambas partes desde la era de Reagan. No deberíamos hacerlo. Deberíamos buscar arreglar cualquier problema con este tratado y seguir adelante".

"Esta es la crisis más grave en el control de armas nucleares desde la década de 1980", dijo Malcolm Chalmers, subdirector general del Royal United Services Institute, a The Guardian. "Si el tratado INF colapsa, y con el tratado de Nuevo Comienzo (New Start) sobre armas estratégicas que expirará en 2021, el mundo podría quedar sin límites para los arsenales nucleares de los Estados nucleares por primera vez desde 1972".

"Un desastre para Europa", tuiteó el periodista ruso Bryan MacDonald. "El tratado retiró los misiles Cruise & Pershing, y los ss20 soviéticos del continente. Ahora, lo más probable es que vean a Rusia lanzar una gran construcción en Kaliningrado y a EE.UU. empujar hacia Polonia. Así que volvimos a 1980, pero la línea divisoria está más cerca de Moscú".

"Rusia ha violado el acuerdo. Han estado violándolo durante muchos años y no sé por qué el presidente Obama no negoció ni se retiró", dijo Trump a los periodistas en Nevada. "No vamos a dejar que ellos violen un acuerdo nuclear y fabriquen armas, y no se nos permita hacerlo a nosotros. Nosotros somos los que hemos permanecido en el acuerdo y lo hemos cumplido, pero Rusia no lo ha cumplido, por desgracia, así que vamos a rescindir el acuerdo, vamos a retirarnos".

Lo que Trump no mencionó es que Estados Unidos efectivamente ha violado ese acuerdo debido a las medidas que comenzó a tomar para el desarrollo de un nuevo misil de crucero lanzado desde tierra el año pasado. Estados Unidos afirma que comenzó a tomar esas medidas debido a las violaciones rusas del tratado con su propio arsenal, mientras que Rusia afirma que Estados Unidos ya ha violado múltiples acuerdos de control de armas, no proliferación y desarme.
Rusia en EEUU: Ryabkov: EEUU busca un pretexto para romper el Tratado INF. La responsabilidad de la destrucción de uno de los pilares del sistema de control de armas recaerá sobre Washington.
Así que, en el único frente en el que la prevalencia de mantener las cabezas frías es literalmente lo más importante del mundo, ocurre exactamente lo contrario. Cabezas más calientes, más impacientes, más violentas, más guerreras prevalecen sobre la diplomacia y la sensibilidad, potencialmente poniendo en peligro a todo el mundo en caso de que algo inesperado ocurra como resultado. Esto, por supuesto, viene después de dos años con los simpatizantes del Partido Demócrata atacando a Trump sobre la base de que no ha sido lo suficientemente agresivo con Rusia, mientras afirmaban que esto se debe a que es el títere de Putin.

En respuesta a esta previsible escalada, cuyo camino ha sido lubricado por los expertos de McResistance y sus aliados neoconservadores, esos mismos expertos están reaccionando ahora con horror ante el hecho de que la marioneta de Putin está escalando peligrosamente las tensiones con Putin.

"ÚLTIMA HORA: Trump anuncia que Estados Unidos se retirará del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio en el que ha estado metido durante 31 años", exclamó el popular entusiasta del Russiagate Brian Krassenstein en un tuit que a la fecha de este escrito ha sido compartido más de 5.000 veces. "Bienvenido de nuevo a la Guerra Fría. Esta vez es más aterrador y no, no es culpa de Obama, ni de Hillary ni del demócrata. ¡ES TODO POR TRUMP!"

"Es graciosísimo escuchar todos estos gritos de alarma sobre la retirada de EE.UU. del Tratado INF que emanan de aquellos que durante 2 años han estado exigiendo que Trump se ponga duro con Rusia", tuiteó George Szamuely del Global Policy Institute. "Ahora que tienen su carrera armamentista, espero que estén contentos consigo mismos."

Aaron Maté, que ha sido uno de los críticos más lúcidos y constantes de la narrativa rusa en Estados Unidos, preguntó: "Aquellos que pasaron los últimos dos años advirtiendo sobre una conspiración de Trump y el Kremlin y aplaudiendo una confrontación con Rusia, ¿están listos para callarse la jodida boca de una vez?"


¿Están listos para callarse la jodida boca? Eso sería genial, pero esto es sólo la última escalada de esta nueva guerra fría en constante escalada, y estos idiotas no se callaron en ninguno de los otros pasos hacia el holocausto nuclear. No se callaron la boca después de la capitulación de Trump a la agenda neoconservadora de larga data para armar a Ucrania contra Rusia. No se callaron la boca después de que los estadounidenses mataran a los rusos en Siria como parte de su ocupación de ese país por el cambio de régimen. No se callaron la boca cuando esta administración adoptó una Revisión de la Postura Nuclear con una agresión mucho mayor hacia Rusia y se deshicieron de los límites claros sobre cuándo las situaciones para los ataques nucleares son apropiadas y cuándo no. No se callaron cuando Trump empezó a enviar barcos de guerra al Mar Negro "para contrarrestar el aumento de la presencia rusa". No se callaron cuando esta administración obligó a RT y a Sputnik a registrarse como agentes extranjeros. No se callaron cuando esta administración ayudó a expandir la OTAN con la incorporación de Montenegro, con la asignación del halcón antirruso Kurt Volker como representante especial en Ucrania, con el cierre de un consulado ruso en San Francisco y la expulsión de diplomáticos rusos en agosto del año pasado, cuando Trump expulsó a docenas más de diplomáticos en respuesta a las dudosas acusaciones sobre el envenenamiento de Sergei y Yulia Skripal, o cuando puso en práctica sanciones agresivas contra los oligarcas rusos. ¿Por qué se callarían ahora?

Como las señales apuntan a que la investigación de Mueller se concluirá en un futuro próximo sin encontrar ni una sola prueba de que Trump haya colaborado con el gobierno ruso, es hora de que todos los que ayudaron a hacer avanzar esta narrativa tóxica y suicida contra Rusia se hagan una pregunta: ¿Valió la pena? ¿Valió la pena ayudar a aumentar la presión política sobre un presidente en ejercicio para que escalara continuamente las tensiones con una superpotencia nuclear y gritar que es un títere de Putin cada vez que daba un paso hacia la disminución de la tensión? ¿Valió la pena ayudar a crear una atmósfera en la que las cabezas frías no prevalezcan en un área en la que es absolutamente esencial para la supervivencia de todos? ¿O tal vez es hora de callarse la jodida boca por un tiempo y repensar toda su cosmovisión?
Caitlin Johnstone: Esta es la respuesta principal bajo un tuit de @krassenstein acerca de cómo Trump está escalando las tensiones nucleares con Putin. Uno sabe que ha alcanzado la cimbre de las teorías de la conspiración cuando la evidencia que desmiente la teoría de la conspiración es interpretada como prueba de la teoría de la conspiración.
Joyce McNarry: Será mejor que todos ustedes despierten. Él trabaja para Rusia. Putin dijo en un artículo en Yahoo News que Estados Unidos casi ha perdido su dominio. Trump está implicado y tiene que cumplir con esto. Aquí está el artículo: https://www.huffingtonpost.com/entry/putin-fall-of-us-hegemony-mistakes_us_5bc91ac9e4b0a8f17eeaabce
¡Gracias por leer! La mejor manera de evitar a los censores de Internet y asegurarse de que usted vea lo que publico es suscribirse a la lista de correo de mi sitio web, que le dará una notificación por correo electrónico de todo lo que publique. Mis artículos son enteramente patrocinados por los lectores, así que si disfrutó de este artículo, por favor considere compartirlo, dar "me gusta" en Facebook, seguir mis travesuras en Twitter, escuchar mi podcast, tirar algo de dinero en mi sombrero en Patreon o Paypal, comprar mi nuevo libro Nation Clandestina: Aventuras Psiconáuticas con Caitlin Johnstone, o mi libro anterior Despierto: Una guía de campo para los que se preparan para la utopía.

Donaciones Bitcoin: 1Ac7PCQXoQoLA9Sh8fhAgiU3PHA2EX5Zm2