El movimiento popular yemení Ansarolá resalta que el ataque a la petrolera saudí Aramco se produjo en represalia por la continua agresión de Riad a Yemen.
Manifestación de apoyo a las fuerzas del movimiento popular yemení Ansarolá.
© Reuters
Manifestación de apoyo a las fuerzas del movimiento popular yemení Ansarolá.
El Ejército yemení, respaldado por el movimiento popular Ansarolá, atacó el sábado con 10 aeronaves no tripuladas (drones) dos instalaciones vitales en Buqayq y Khurais, de la compañía petrolera saudí Aramco, en el este del reino árabe.

"El ataque a Aramco fue una respuesta natural a la continua agresión de Arabia Saudí a Yemen", ha aseverado el portavoz de Ansarolá, Muhamad Abdel Salam, conforme recoge la cadena estatal yemení de noticias, Al Masirah.

En un comunicado emitido este martes, Abdel Salam ha insistido en que Ansarolá no busca una guerra con otros países, pero, ha asegurado, defenderá al pueblo yemení ante los ataques aéreos que llevan a cabo Riad y sus aliados. "No guardaremos silencio ante tal opresión y tiranía", ha afirmado.

El vocero del movimiento popular de Yemen ha advertido, además, que las próximas ofensivas de represalia de las fuerzas yemeníes serán "más duras y más dolorosas" si el régimen de los Al Saud no pone fin a sus agresiones y no levanta el bloqueo contra el país más pobre del mundo árabe.

De igual modo, en otra parte de sus afirmaciones, Abdel Salam ha hecho alusión a los informes en torno al aumento del precio del petróleo en el mercado mundial después del ataque de las fuerzas yemeníes contra las instalaciones petroleras de Arabia Saudí, causando que cada barril de crudo se venda por más de 71 dólares.

Al respecto, el funcionario yemení ha señalado que "el crudo no vale más que la sangre del pueblo yemení", y recomendado a los países que se preocupan por la estabilización del mercado petrolero que le exijan a Arabia Saudí que cese sus ataques y levante el asedio a Yemen.

"Ha llegado la hora de que Arabia Saudí se dé cuenta de que su dependencia del apoyo de Estados Unidos no le traerá más resultado que un perjuicio", ha recalcado.