El heredero asegura que existe una "prueba convincente" que apunta a un guardia de seguridad como el autor del delito.
Robert Kennedy
© AFP
El político estadounidense Robert F. Kennedy ofrece un discurso en Nueva York, el 2 de septiembre de 1964.
Robert F. Kennedy, hijo del político estadounidense del mismo nombre, ha compartido fotografías en Instagram de un hombre a quien considera el 'verdadero asesino' de su padre. Se trata de Thane Eugene Cesar, un guardia contratado para proteger al senador en el Hotel Ambassador, donde se cometió el homicidio en 1968.

"Los cuatro disparos que alcanzaron a mi padre fueron tiros a quemarropa disparados por la espalda a mi padre con el cañón tocando o casi tocando su cuerpo. Cuando mi padre se cayó, se echó hacia atrás y le quitó el pasador de la corbata a Cesar", escribió Robert F. Kennedy Jr. citando un informe forense.

Según la publicación, existe "evidencia convincente" que apunta a Cesar como el autor del delito, advirtiendo que hubo 77 personas en el lugar y cada testigo ocular ratificó que Sirhan Bihara Sirhan, quien fue declarado culpable del asesinato, se encontraba frente a su padre a una distancia de 1 a 2 metros.

"Esta foto nunca antes publicada, tomada por el difunto fotoperiodista Walter Fischer es la única foto conocida de Robert F. Kennedy y Cesar. Cesar es el hombre de gorra (rostro oculto). Fischer tomó la imagen a la medianoche del 5 de junio de 1968 - 15 minutos antes del asesinato de mi padre", reza el texto de la cuarta fotografía.
Además, el heredero señaló que semanas después de la tragedia, el guardia vendió su arma a un compañero de trabajo advirtiéndole que había sido usada en un crimen.

La publicación se realizó a propósito de la muerte del implicado, el 12 de septiembre en Filipinas. "César era un intolerante que odiaba a los Kennedy por su defensa de los derechos civiles de los negros", agregó el hijo del político.

Robert F. Kennedy Jr. comentó que tenía planes de reunirse con el presunto homicida en junio pero este exigió un pago de 25.000 dólares previo al encuentro. Finalmente, el texto señala que "la Policía nunca ha investigado seriamente el papel de Cesar en el asesinato" del hermano del expresidente de EE.UU.