El editor de SOTT en español, Luis Miguel Chirinos, participó en el programa de RT 'El Zoom' donde se analizó el escándalo protagonizado por la presidenta de la Comisión Europea debido a su papel en la firma de contratos millonarios con Pfizer.
Luis Chirinos
© RT
Junto al presentador, Javier Rodríguez Carrasco, y la fundadora de Izquierda Unida y exdiputada en el Congreso de los Diputados, Ángeles Maestro, profundizaron en la investigación abierta y revelada por un medio estadounidense que salpica a Von der Leyen, y que está en el origen de la creación de un Comité Especial para conocer los detalles de los contratos firmados con Albert Bourla, director ejecutivo de la farmacéutica.


Transcripción del programa

JAVIER CARRASCO: Contratos privados y particulares, vacunas no testeadas al 100%. Ocultación de datos. Beneficios y gastos astronómicos. Una firma de Estados Unidos, para "salvar la vida" de los europeos en medio de la pandemia de la Covid-19. Escándalo con mayúsculas en Europa a costa de Pfizer y de las negociaciones que habría llevado la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen en privado con el máximo responsable de esa firma, de esa empresa. Tanto que se ha abierto un Comité Especial de investigación que ha esbozado tantas luces como sombras, tantas preguntas sin responder como afirmaciones que nos dejan helados.

Además, la Fiscalía Europea también quiere saber la verdad. Yo supongo que usted también. La vacuna Pfizer no se chequeó para saber si reducía la transmisión del virus, como tantas otras, pero los políticos no nos lo vendieron así. Reducción de libertades, confinamientos inconstitucionales, como el de España, amonestado por el Tribunal Constitucional, economías golpeadas, vidas perdidas, tasas de mortalidad que se disparan...

Bienvenidos. Hoy no vengo con el traje de antivacunas ni mucho menos. Vengo para intentar saber la verdad de un caso que oculta un sucio negocio jugando con la vida de millones y millones de personas. Empezamos:

[EN PANTALLA: CRISTIAN TERHES, Eurodiputado de Rumanía: Es así cómo fueron revelados a nosotros, a los ciudadanos y a la prensa. Obviamente después de que algunos de nosotros y algunas periodistas valientes preguntáramos dónde estaban los contratos firmados entre la Comisión Europea y estas compañías farmacéuticas. Así es cómo se divulgaron esos contratos de más de 100 páginas. En cada contrato con Pfizer, con Moderna, decenas de páginas fueron tachadas.]

JAVIER CARRASCO: Ya lo han visto: tachones, silencios, cláusulas que eximen de responsabilidad. Párrafos tachados con los precios, con las entregas, con los plazos... Sin duda, repito, un auténtico escándalo. En primer lugar, como siempre he defendido cuando hemos tratado este tema, creo que en lo sanitario, hay que ponerse en manos de la ciencia y confiar en lo que se ha logrado hasta ahora. Y para no caer en polémicas, sobre si la vacuna frena o no la transmisión de la Covid, hay que decir que no, que no se frena. Otra cosa sería la carga viral. Después lo hablaremos. Aunque también hay que decirlo: En Estados Unidos hemos escuchado mensajes de lo contrario. "No te contagias" (del Señor Fauci), "Te salvas, no se transmite el virus"... Tenemos un video en nuestro canal de Telegram que creo que merece la pena ser visto.

Sentadas las bases de todo esto, y diciéndoles como creo que todos saben que no soy ningún antivacuna, lo repito, ni mucho menos, y que creo en la efectividad que tienen los compuestos (de hecho yo estoy inoculado, con dosis de Sputnik y una de Janssen), creo que las sombras que ha generado Pfizer en cuando a su aplicación, a las prisas y a las formas sobre todo, en la que se ha firmado ese contrato express, varios contratos express por parte de la presidenta de la Comisión Europea, no han sido normales. Y hace un año saltaba la noticia a la palestra con un artículo de The New York Times hasta llegar a la reclamación del Defensor del Pueblo... ¿pues qué quieren que les diga? Si el río suena, agua lleva.

[EN PANTALLA: MISLAV KOLAKUSIC, Eurodiputado de Croacia: Señora von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, conocida como 4.500 millones de dosis. Hoy 10 miembros del Parlamento Europeo le han hecho la siguiente pregunta: ¿Cuándo nos presentará a los miembros del Parlamento Europeo, así como a los ciudadanos de la Unión Europea, a los que supuestamente representa, la comunicación que tuvo con Pfizer durante la adquisición de 4.500 millones de dosis de la vacuna?]

JAVIER CARRASCO: Lo grave de este caso, repito, es la manera en que se ha producido, y también después hablaremos de por qué sale a la luz, de por qué se intenta mandar a la lona a Ursula von der Leyen porque para mí, es un directo al mentón. Pero además llama mucho la atención por qué existe tanto y tanto silencio en medios generalistas. No sé si han leído ustedes algo, si lo han visto. Quizás es que tienen alguna recomendación, o quizás es que debe imperar esa ley del silencio, de la censura para no alterar a una población adormecida, primero con la pandemia, y ahora con la "guerra de Putin", ¿verdad?

Si les parece vamos por partes. Primero hay que situarse en esa época de confinamiento en Europa, en la que el continente se estaba quedando sin vacunas, y las críticas a la gestión europea, pues salían a la palestra. Un día sí, y otro también. Es la verdad. Después de un problema de producción de AstraZeneca, la propia Ursula, móvil en mano, ¿verdad?, tiqui-tiqui-tiqui, sin que nadie tuviera conocimiento, intercambiaba mensajes, llamadas con Albert Bourla, director ejecutivo de Pfizer, una negociación que se materializaba en la recepción de millones y millones de dosis de Pfizer, de la que poco o nada saben los parlamentarios europeos.

[EN PANTALLA: FRANCESCA DONATO, Eurodiputada de Italia: La negativa de la presidenta von der Leyen a revelar el contenido de sus mensajes de texto, y la negativa del señor Bourla a comparecer ante el Parlamento, seguida del comportamiento reticente de la señora Small ayer, hacen albergar preocupantes dudas sobre la legitimidad de todo el proceso de adjudicación del contrato, dejando surgir sospechas de corrupción.]

JAVIER CARRASCO: Bueno, sospechas y algo más. De hecho ese comité especial, además de abrir una investigación sobre cómo se firmaron todos esos contratos, porque se hicieron de esa forma, debe esclarecer las cuentas del dinero que se ha gastado, porque es una cantidad ingente. Y además, si se ha hecho de forma unilateral por parte de von der Leyen, y es Europa quien apuesta por la transparencia, me pregunto: ¿Por qué no se dan a conocer esos SMS que intercambiaron? ¿Por qué no se dan a conocer los precios reales y las condiciones jurídicas? Tachones, borrones, secretos, verdades a media en una gestión hecha con dinero público, de la que se ha beneficiado una empresa de Estados Unidos. Pero claro, como era en pandemia, pues todo vale.

[EN PANTALLA: TRIBUNAL DE CUENTAS EUROPEO: Pedimos a la Comisión que nos proporcionara información sobre las negociaciones preliminares de este acuerdo (expertos científicos consultados y asesoramiento recibido, calendario de las conversaciones, actas de los debates y detalles de los términos y condiciones acordados). Sin embargo, no ha habido ninguna. Fecha: 12 de septiembre de 2022. Fuente: www.eca.europa.eu

La Fiscalía Europea ha confirmado que tiene abierta una investigación sobre la adquisición de vacunas contra la COVID-19 en la Unión Europea. Esta confirmación excepcional llega tras el extremadamente alto interés público. Por el momento no se harán públicos más detalles. Fecha: 14 de octubre de 2022. Fuente: www.eppo.europa.eu

JAVIER CARRASCO: En otro orden de cosas, hay que tener en cuenta el malestar que existe en muchos parlamentarios de la Unión Europea y en millones de personas al ver que se vulneraron sus derechos. En algunos casos, incluso fueron hechos inconstitucionales, como el confinamiento, repito, impuesto en España, por la declaración del Estado de Alarma. De hecho, países enteros como Italia plantaron cara a medidas y restricciones para intentar salvar su economía. Se nos introdujo un pasaporte verde que ahora no vale de nada. Y una series de restricciones para que la mayoría fuera vacunada.

Algunos piensan que estas han sido más unas decisiones políticas e ideológicas que sanitarias. La coerción ha sido real en muchos casos.

No se olviden de seguirnos en las redes sociales y en nuestro canal de Telegram. Ya saben que cada vez estamos más activos.

Tenemos el placer de poder contar hoy con Luis Miguel Chirinos, periodista independiente y editor de SOTT.net, y con Ángeles Maestro, médica especialista en salud pública y exdiputada de las Cortes Generales de España. Luis, Ángeles, muchísimas gracias por estar con nosotros hoy en El Zoom. Ángeles, empiezo por ti. Yo creo que esta no es la primera vez que estamos ante un caso que yo creo que es más que sospechoso de corrupción por la manera en que se ha hecho, y sobre todo, bastante especial por la coyuntura en que se dio, porque fue en medio de una pandemia en la que había en juego tantas y tantas vidas. Pero en Europa estamos ante uno de los mayores escándalos, ¿se puede decir así?

ÁNGELES MAESTRO: Sí, y sinceramente me alegro muchísimo de que este escándalo al menos intente romper la losa de silencio que desde los gobiernos y los grandes medios de comunicación ha caído sobre todo esto, uniendo la cesura de especialistas, de premios Nóbel, de gente prestigiosa y con una vida dedicada a la ciencia. Claro, se ha producido como bien decías... Ha habido un dato en España que es muy importante. Yo creo que es clave para analizar todo esto: en abril de 2020, es decir, apenas un mes después de declarada la pandemia, al Comité de Expertos del Ministerio de Sanidad se le reunió para decirle que las decisiones que iban a ser tomadas eran decisiones políticas que no tenían que ver con decisiones técnico-epidemiológicas. Eso hizo que expertos se fueran, porque claro, para llevar a cabo decisiones políticas no basadas en criterios científicos, pues basta la Guardia Civil, la policía o el Ejército.

JAVIER CARRASCO: Me gustaría centrar en este caso, porque también se ha seguido muy de cerca desde donde estás, Luis, todo este caso. ¿Qué es esto... porque a mí me llamó mucho la atención de diplomacia personal. Es decir, si la señora Ursula von der Leyen, que ha realizado estos contratos, no está poniendo a las claras todos los datos encima de la mesa, todas las cifras... estamos viendo los contratos que se han hecho, todos con tachones, y es algo que tendría que ser, digamos, de conocimiento público... Al ser un hecho que ya ha sido consumado, parece que se está salvando. Pero no debería ser así. Estamos ante un campanazo, un escándalo, como le decía a Ángeles, en toda regla.

LUIS CHIRINOS: Sí, mira, Javier, primero hay que entender que este no es un caso aislado, bien como lo comentaban. Ahora parece que es una norma. Las farmacéuticas involucradas y sus políticos patrocinados, porque así es, no podían permitir transparencia en este tipo de negociaciones porque se les cae a pedazos el negocio, y podría en evidencia la corrupción implícita. Toda la negociación fue por debajo del agua. De repente la Unión Europea estuvo obligada a comprar 1.800 billones de vacunas de Pfizer. Esto es 35 mil millones de euros del erario público, si se cerrara el trato por completo. Ahora Emily O'Reilly, la Defensora del Pueblo Europeo, inició este procedimiento el 16 de septiembre del año pasado por la negativa de la Comisión Europea a conceder acceso público a los mensajes de texto intercambiados entre la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von del Leyen, y el director ejecutivo de Pfizer durante las negociaciones preliminares. Ahora los parlamentarios denunciaron una larga lista de irregularidades por la adquisición de las vacunas, negociaciones por medio de SMS, sin documentación oficial, falta de análisis y falta de control. También se invitó a comparecer a Albert Bourla, el CEO de la compañía Pfizer, y no asistió. Pienso que eso dice bastante.

JAVIER CARRASCO: Son todos datos que dejan a las claras que todo se ha hecho, digamos, por la espalda. Pero yo creo que, y tú lo sabes bien, Ángeles, que esta no es la primera vez que se intenta tapar eso. A mí me gustaría que habláramos un poco de cuál es (porque tú, con tu experiencia política, y con tu experiencia facultativa), sabemos del poder que tienen estas farmacéuticas. Sabemos cómo pueden presionar. Sabemos cómo se condicionan a los gobiernos, y sabemos de qué manera se han podido gestionar estos contratos que se han firmado, ojo, con confidencialidad, para que no se puedan saber las condiciones. Es decir, esto es flagrante. Ángeles:

ÁNGELES MAESTRO: Un dato en primer lugar: la industria farmacéutica maneja más dinero y más beneficios que los traficantes de armas y que los traficantes de drogas. Es decir, es un poder fáctico, real que tiene una capacidad de corrupción inmensa, no solamente de las autoridades políticas sino también de las autoridades sanitarias. Y en estos momentos (otro día lo hablaremos) tiene el control de la formación de médicos. Como sé que tenemos poco tiempo, un dato importantísimo: En el año 2010, la Organización Mundial de la Salud, órgano de Naciones Unidas financiado en más de un 80% por la industria farmacéutica (es decir, es un peón de la industria farmacéutica, la OMS) tuvo que declarar en 2010 que su Comité de Expertos para la gripe A había sido sobornado por la industria farmacéutica. Todo ello después de que, en la crisis anterior, millones de dinero público fueron para comprar vacunas que no servía para nada: Tamiflu, Relenza quizás... recordemos estos nombres que fueron a la basura. En este momento la industria farmacéutica, las grandes multinacionales farmacéuticas, Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Johnson&Johnson, etcétera, han conseguido que se diera un escenario apocalíptico, que la gente tuviera pánico a morir porque era una situación sin precedentes. En esas condiciones de terror de la población se imponen medidas de control y de eliminación de derechos fundamentales, cierre masivo de empresas pequeñas y medianas que no han vuelto a abrir y la aprobación condicional de unas vacunas no usadas nunca anteriormente, y que además tuvieron dos meses de ensayos clínicos, cuando el resto de las vacunas que se han usado a lo largo de la historia de la humanidad como mínimo habían tenido períodos de ensayos clínicos de cinco años.

JAVIER CARRASCO: Me gustaría hablar ahora un poco del tema de la censura, porque yo no sé si somos uno de los pocos medios que está, no destapando, pero al menos sí contando esto. Después te preguntaré de nuevo Ángeles pero, no sé, desde donde estás Luis, si se está tratando mucho, porque también en Latinoamérica Pfizer ha hecho de las suyas, no sólo en países como República Dominicana, en Perú, en Colombia, en Chile, han tenido distintos contratos. Y yo no sé si los medios de comunicación, muchos de ellos patrocinados incluso por farmacéuticas, como se revela, están pues sirviendo de cortafuegos. Porque si te pones a buscar en Google (y eso que por aquí en Moscú nos lo tienen un poco cortado y cercenado), no se encuentran muchos resultados de búsqueda con "escándalo + Pfizer + Ursula". Yo no sé por alí. Dime, Luis.

LUIS CHIRINOS: No, no, para nada, Javier. Y esto también ha sido un problema continuo con respecto a las farmacéuticas. Bien comentabas que los medios masivos de comunicación sirven como frentes para los intereses de la industria farmacéutica. Y bueno, recordemos que Pfizer y otras grandes farmacéuticas tienen una larga lista de corrupción. Por supuesto no solamente en Latinoamérica (Cabildeo, cohecho sobornos y cientos de prácticas que violan los estándares éticos más básicos en el área farmacéutica y médica). Y tampoco podemos olvidar que Pfizer tuvo que pagar la multa más elevada en la historia de Estados Unidos en un acuerdo extrajudicial por sus prácticas comerciales fraudulentas. Es la multa más alta en la historia de Estados Unidos. Ahora, pensar que de repente durante la pandemia ésta y otras grandes farmacéuticas han cambiado su modelo de negocio (porque eso es lo que son, son negocios), que se han reformado, y que hicieron todo por un bien mayor, es disonancia cognitiva pura, ¿no? Así es como trabajan.

JAVIER CARRASCO: Hablábamos antes de testear, de chequear las vacunas. Pero con tantas dosis que se han pedido, los números están oscilando. Millones y millones de dosis, en este caso de la Comisión Europea, Ángeles, a Pfizer. Y estamos viendo que muchas se están echando a perder. Yo no sé qué se va a hacer con este stock, quién sale beneficiado (desde luego que la empresa que se ha llevado tantos y tantos millones) y si se nos va a imponer, o se les va a imponer a los europeos, porque prácticamente se hablaba de obligatoriedad. Algunos partidos políticos, y desde algunos países, no se imponía pero se hablaba de eso, de ponerse estas vacunas que estamos viendo de qué manera se ha registrado el contrato, y de qué manera han sido, digamos, testeadas.

ÁNGELES MAESTRO: Yo pienso que el castillo de naipes que se ha montado alrededor del negocio multimillonario de las vacunas se está desmoronando. Y se está desmoronando además por hechos fundamentales. Aparte de los que has señalado del Parlamento Europeo, están saliendo datos bravísimos de lo más terrible que puede suceder con una vacuna. Y es la mortalidad, el exceso de mortalidad de personas jóvenes, de niños entre 4 y 11 años, en todas las edades excepto en los niños de 0 a 4 que hasta ahora, afortunadamente no han sido vacunados. Es decir, está muriendo gente joven, previamente sana. Se ha visto en los deportistas, pero también en cualquier otro tipo de profesiones se está viendo. De enfermedades sobre todo cardiovasculares, de cánceres galopantes, de enfermedades como el herpes, como enfermedades autoinmunes. Se calcula, una agencia de Estados Unidos, la whistle blower calcula que Pfizer solamente ha perpetrado daños por un valor de 3,3 billones de dólares, con la salvedad del escándalo mayor que supone que todas esas dosis compradas con dinero público, e inoculadas con engaños a la población, los efectos adversos, es que ese es uno de los escándalos mayores de la Comisión Europea, fueron eximidos de su pago a las compañías multinacionales farmacéuticas.

JAVIER CARRASCO: Esa es una de las premisas que se ponen en los contratos que estamos viendo. Se exime totalmente en este caso a Pfizer de cualquier efecto secundario o de todo lo que suceda. Incluso en algunos países, si se le lleva a litigio a Pfizer, va a tener que ser el país el que deba asumir los costes de los procesos. Es un disparate. Es firmar, no sé, una especie de testamento en el que tú vas a perder absolutamente todo en ese contrato, y que se ha hecho de esta manera, repito, ha habido más empresas, pero en el caso de Ursula von der Leyen a través de mensajes que no se quieren publicar porque, "vaya por Dios", no son de una necesidad básica, cuando se ha contratado y se ha gastado, como dice Ángeles, ese dinero público, y lo que se está intentando es ocultar. Yo no sé si va a salir Ursula von der Leyen, Luis, indemne, como tú piensas, o qué va a pasar, porque no es que sea un puñado de Eurodiputados los que están detrás, es que estamos hablando de la Fiscalía en contra del fraude. Estamos hablando de un Comité Especial, yo no sé qué va a suceder, o si esos lobbies van a tener más poder. Luis:

LUIS CHIRINOS: Pues mira, bueno, para empezar von der Leyen tenía una gran responsabilidad, que era tomar las mejores decisiones para el beneficio de los europeos. Esto por supuesto no fue así. Tomó la decisión de beneficiar a su esposo, a ella misma y a las grandes farmacéuticas involucradas. Ahora los Eurodiputados piden la renuncia inmediata de von der Leyen, pero no quiere decir que con su dimisión ya todo queda zanjado. Porque fue sólo una probadita de lo que sucede día tras día detrás de escenas. Ahora pasa algo muy curioso, porque el CEO de Pfizer dijo, "No, no, no, no hubo mensajes de SMS en la negociación, sí hubo papeles". No, no, no, hubo papeles de prenegociación, no de negociación. Toda la negociación fue a través de SMS. Y luego sale von der Leyen diciendo, "¿Saben qué? No voy a revelar mis mensajes." Entonces bueno, a partir de ahí ya hay una contradicción.

JAVIER CARRASCO: Bueno de hecho, la vicepresidenta de la Comisión Europea (y teníamos preparado incluso un gráfico que lo decía, pero estamos mal de tiempo desgraciadamente) decía que bueno, que no eran relevantes y que las decisiones se tomaban por urgencia. "Bueno, hemos tomado esta decisión porque es lo mejor." Usted, no sé si es representante de todos los europeos, y está tomando unas decisiones con dinero público, que después están condicionando cuál es la economía de todos los países de la Unión Europea.

LUIS CHIRINOS: Exactamente, exactamente.

ÁNGELES MAESTRO: Yo quiero insistir, porque me parece que si lo enfocamos exclusivamente desde el punto de vista económico es una verdad pero es parcial, porque verdaderamente con las vacunas Covid se está cometiendo un verdadero crimen contra la humanidad. En estos momentos, según los datos oficiales, hasta junio de 2022 habían muerto 45.000 personas en la Unión Europea directamente a consecuencia de las vacunas, y se habrían producido dos millones de efectos adversos graves. Los datos que están llegando, no es solamente que las vacunas ARN no hayan salvado ni una sola vida, como se publicó textualmente en el British Medical Journal, sino que los ensayos de Pfizer muestran que las personas que han recibido la vacuna de Pfizer tienen un 36% más de accidentes adversos graves que los que han recibido el placebo. Es decir, yo estoy hablando de un crimen contra la salud pública que ha sido realizado desde la industria farmacéutica, con el apoyo de los medios de comunicación, con la complicidad de los gobiernos de los países y de la Unión Europea, y con el soborno de autoridades sanitarias, directores de hospitales, directores de sociedades médicas, de sociedades científicas, etc. Con un tema que es también estrictamente económico, dándote la razón en esa parte. Todo esto se ha podido producir porque hay una concentración de capital en los grandes fondos de inversión (Black Rock, Vanguard, State Street) que controlan los grandes medios de comunicación, las redes sociales y tienen una capacidad enorme de soborno a los gobiernos. Como decía Luis, cuando la gripe A, se solicitó en el Parlamento Europeo la comparecencia del Comité de Expertos de la Organización Mundial de la Salud que había sido sobornado. No comparecieron, y no pasó nada. Solamente una rebelión de la gente ante la sobremortalidad, ante el riesgo de pagar no solamente con nuestro dinero público, sino con la vida...

JAVIER CARRASCO: se nos termina el tiempo. Esperemos que esto no quede como en aquel caso, porque estamos viendo que también son decisiones políticas y que han sufrido también los ciudadanos. Me quedo sin tiempo, pero vamos a volver a este tema y espero de verdad poder volver a contar con vosotros. Ángeles, Luis, muchísimas gracias por estar en El Zoom. Os mando un abrazo. Muchísimas gracias.

Termino el programa de hoy con algunas conclusiones en un tema tan polémico como transcendental en nuestro presente, y con algo que ha marcado nuestras vidas, que es la pandemia. Y lo voy a hacer sin entrar ni en teorías de la conspiración ni nada parecido, porque de eso no se trata. Se trata de cómo algunos políticos han aprovechado la coyuntura para lucrarse de manera ilegal. Esto habla de contratos en la sombra, habla del "sálvense quien pueda" en lugar de la solidaridad, habla de que las corporaciones siguen teniendo la sartén por el mango, y algunos políticos se encargan de ejecutar esas órdenes a nuestras expensas. Habla de que si quieres ser el ejemplo de transparencia y democracia, no puedes ocultar datos que son de interés público porque hay vidas en juego, porque el dinero es público. Y habla también de que este virus nos cambió la manera de vivir, al igual que las políticas coercitivas y las sanciones unilaterales lo están haciendo. También lo están haciendo ahora mismo. Si Ursula von der Leyen ha cometido un delito, que lo pague. Que diga cómo se ha gastado el dinero de los europeos, cómo se les ha inducido a soportar medidas anticonstitucionales, cómo se ha estigmatizado al que voluntariamente no quisiera vacunarse. O cómo una empresa fuera del bloque se ha llenado los bolsillos gracias a conversaciones vía móvil. Vamos a ser serios. Si tiene que pagar, que pague, pero mucho me temo que de nuevo va a salir indemne, porque ya es un "hecho consumado", un hecho que se suma a una larga lista.

Nosotros nos marchamos. Ya saben dónde estoy. Escríbanme. ¡Chau!