Bienvenido a Sott.net
dom, 26 feb 2017
El Mundo para la Gente que Piensa

La Ciencia del Espíritu
Mapa

Brain

Memoria selectiva: ¿por qué solo recordamos lo que nos importa?

Llamamos casos de memoria selectiva a esas situaciones en las que alguien parece mostrar una excepcional capacidad para recordar información que refuerce su punto de vista pero se muestra significativamente olvidadizo acerca de otras informaciones relacionadas con la primera pero que le resulten incómodas.
Hablamos sobre esta memoria selectiva con sorna, dando a entender que es un signo de debilidad argumentativa o de que se sostiene una visión ilusoria sobre ciertos temas. Como si fuese algo excepcional, al margen del modo de pensar normativo.

Comentario: Puede leer también:



Brain

​El sistema de recompensa del cerebro: ¿cómo funciona?

Puede que el funcionamiento del cerebro humano parezca caótico por su complejidad, pero lo cierto es que todo lo que ocurre en él obedece a una lógica: la necesidad de supervivencia.
Por supuesto, un asunto tan importante no ha quedado desatendido por la selección natural, y por eso nuestro sistema nervioso incluye muchos mecanismos que nos permiten mantenernos con vida: la regulación de la temperatura corporal, la integración de la información visual, el control de la respiración, etc. Todos estos procesos son automáticos y no podemos intervenir voluntariamente sobre ellos.

Comentario: En el punto mencionado en el artículo sobre cómo si repetimos algo una y otra vez, estaremos creando una adicción ya sea a la comida, pensamientos, sustancias tóxicas, etc,. También es importante tener en cuenta que nuestro cerebro es totalmente capaz de recablearse y cambiar, así como creamos cosas dañinas, también podemos crear mejores hábitos. En este caso recomendamos leer más acerca del trabajo del Dr. Joe Dispenza: Deja de ser tú - la mente crea la realidad


Bulb

Miedo a fracasar: cuando anticipar la derrota nos inmoviliza

Imaginar los posibles fracasos futuros a veces hace que caigamos en una trampa mental limitante.

Nadie duda que la vida está llena de contratiempos y momentos de malestar o dolor, pero también es cierto que gran parte de nuestros males los fabrica nuestra propia imaginación. El miedo a fracasar es un perfecto ejemplo de esto.

Y es que, aunque tendamos a creer que somos seres fundamentalmente racionales y que actuamos de acuerdo a la lógica cuando tomamos decisiones trascendentales que nos afectarán mucho, lo cierto es que no es así; el simple hecho de pensar mucho en el fracaso puede actuar como una trampa que limita nuestra libertad.

Comentario: Recomendamos leer también:


Bulb

La sabia belleza de la lectura: en busca de Marcel Proust

La experiencia cotidiana coloca al hombre frente a situaciones difíciles de interpretar y en las cuales no siempre es fácil captar la rica complejidad. En semejante situación, la lectura de textos literarios puede adquirir un rol determinante en el reencuentro con uno mismo, enriqueciendo con significados la permanencia en el mundo. La reciente nueva traducción de un texto de Proust dedicado a la lectura[1] y la publicación de un ensayo de Paul De Man[2] nos ayudan a volver al gran escritor francés para encontrar palabras con las cuales expresar el mensaje de una vida que por transcurrir lentamente en forma fragmentaria y precaria no nos permite captar su sentido y verdad emocional.

© Cabourg Tourisme
Leyendo a Marcel Proust

Butterfly

​¿Sabemos escuchar? Aspectos importantes de la escucha activa

Un estudio confirma que la mayor parte de las personas se muestran incapaces de escuchar activamente a su interlocutor durante más de 3 minutos seguidos. Por otro lado, diversas encuestas dan a conocer que aproximadamente el 50% de la población española se siente sola.
© Unsplash
Es inevitable pensar que existe un paralelismo entre sentimiento de soledad y aislamiento y una sociedad que no ha aprendido a escuchar.

Comentario: Esta es otra forma de practicar mindfulness. Realmente poner atención a lo que las demás personas tienen que decir, dejar de preocuparnos por nosotros mismos o cómo estamos reaccionando ante una conversación. Si lo pone en práctica se dará cuenta que incluso va a disfrutar más de las charlas con sus amigos, compañeros, familiares, etc,. Una buena comunicación es la clave para poder tener buenas relaciones interpersonales ¿y cómo lo vamos a lograr si estamos preocupados por nuestros egos?


Gear

Seguimos muchas programaciones que nunca hemos cuestionado

Muchas de las acciones que realizas a lo largo del día las haces de manera automática: es una manera que tiene tu cerebro para ser eficiente y ahorrar energía.

© Desconocido
Seguro que alguna vez al salir de casa has cogido una dirección que no tocaba. Ibas a ver a tus padres y para ello has cogido el camino del trabajo. Incluso si vives en una ciudad grande, puedes haber cogido la línea de metro que no correspondía. Nuestro piloto automático, que reduce tanto nuestro consumo de energía, en muchas ocasiones nos juega malas pasadas.

Este tipo de programaciones funcionan a un nivel más interno. Pasa con una lengua, cuando la empezamos aprender traducimos todo; sentimos esa lengua como un terreno ajeno en el que nos expresamos con muchas dificultades. Sin embargo, llega un momento en el que traspasamos una especie de línea roja a partir de la cual dejamos de funcionar con traducciones y pasamos a pensar en la lengua que estamos aprendiendo.

Comentario: Recomendamos leer:


Butterfly

Mindfulness para vivir en el presente

Nuestro ritmo de vida actual implica una distracción constante: luces, sonidos, teléfonos móviles, anuncios, coches, el trabajo, la familia, etc. En definitiva, tener que estar atentos a mil cosas a la vez. Esto implica que el tiempo que podemos permanecer conectados con el presente es cada vez menor y más difícil de encontrar. Muchos estudios apuntan a esto como una de las principales causas del estrés.
Además de todo lo que implican los tiempos actuales y la sociedad en la que vivimos, está nuestra tendencia humana a anclarnos en el pasado y a recordar, muchas veces con melancolía. Nos angustiamos con las situaciones negativas, calculando y recalculando nuestras acciones y las de los demás.

Comentario: Todos los seres humanos llegamos a preocuparnos por el futuro o lo que pudimos haber hecho mejor en el pasado. Esto no es del todo malo, pero cuando se hace en exceso, puede llevarnos a sentir mucho más estresados de lo que realmente deberíamos estar, y al final, no conseguimos nada con estas narrativas continuas. Sí, se puede planear a futuro, pero sin olvidar que no tenemos que centrarnos en el resultado final y que si no sale como queremos todo será una catástrofe. Aprender del camino es lo importante.

Por ello lo invitamos a leer:



Heart

Científicos descubren cinco nuevos rasgos cruciales para ser feliz

En caso no contar con estas cualidades personales, es posible desarrollarlas, señalan los investigadores.
En un nuevo estudio publicado en la revista científica Journal of personality un grupo de científicos estadounidenses ha cuestionado la teoría previa ampliamente reconocida de 'Los cinco grandes rasgos de personalidad' ('Big Five personality traits') que supone que para ser feliz se necesita tener sociabilidad, responsabilidad, apertura, amabilidad y neuroticismo (inestabilidad emocional).

En su trabajo los investigadores han analizado las cualidades de 706 participantes con una edad media de 36 años, y han tratado de vincular múltiples aspectos del bienestar con una gama más amplia de características personales que en los estudios anteriores sobre el tema.

Los científicos han profundizado en el asunto y han descubierto su versión de 'Los cinco grandes', presentados a continuación. "Estos son los cinco caminos personales diferentes hacia la felicidad", explica el coautor del estudio Scott Barry Kaufman citado por The Independent, señalando que si se "tiene puntajes altos en cualquiera de estos cinco es más probable que se tenga un alto bienestar en múltiples aspectos de la vida".

Comentario:
Artículos recomendados:



Butterfly

Quien no conoce la adversidad no es consciente de su fortaleza

Nadie desea encontrar obstáculos en sus proyectos, sufrir pérdidas o tener que lidiar con la adversidad. Todas estas situaciones están rodeadas de un halo negativo, sobre todo porque en nuestra sociedad nos hemos acostumbrado a polarizar las experiencias, catalogándolas como positivas y, por tanto, deseables y otras como negativas y, por ende, indeseables.
© Desconocido
Sin embargo, la filosofía taoísta de la vida nos enseña que lo "positivo" y lo "negativo" se conjugan en todas las situaciones y que tan malo es un exceso de negatividad como un exceso de positividad. Para lograr una vida más equilibrada, es conveniente aprender a ver lo positivo en lo negativo, comprender la enseñanza detrás del fracaso y centrarnos en cómo recuperarnos después de una caída.

Comentario: Así mismo lo invitamos a leer:



Heart - Black

Cómo quejarse físicamente hace que su cerebro lo haga ansiosos y depresivo

Estoy segura que todos conocemos a una persona que siempre está con una actitud negativa. Esa persona que pensamos que siempre ve el vaso vacío a la mitad, pero que insiste en ser un realista. En mi caso, esa persona es una amiga desde la infancia, Sam.
Las cosas nunca son lo suficientemente buenas para Sam y ella siempre es la víctima de algo. Después de conocerla por unos 15 años ahora, estoy bastante acostumbrada a su negatividad y puedo simplemente dejarla deslizar.

Pero esto es solo después de mucha práctica. Antes siempre me quitaba mucha energía estar alrededor de ella porque era increíblemente agotante. Existen diferentes tipos de energías agotadoras pero todas vienen de un mismo valor central: Negatividad.

Comentario: Este es un tema que aborda el Dr. Joe Dispenza en su libro "Deja de ser tú- la mente crea la realidad." Y como menciona el artículo, los sentimiento negativos también son parte de nuestra vida, pero si no los utilizamos apropiadamente, simplemente será como hundirse en un vaso de agua. La clave aquí yace en que tomemos acción sobre los pensamientos negativos y reprogramemos nuestra mente.
Extracto del prólogo del libro "Deja de ser tú: la mente crea la realidad," escrito por Daniel G. Amen, M. D.

"Aunque yo considere el cerebro como un ordenador, con el hardware y el software, el hardware (el funcionamiento físico del cerebro) no está separado del software o de la constante programación y reestructuración que se da a lo largo de nuestra vida. Ambos se influyen mutuamente de forma dramática"
Lo invitamos a leer: