Ruinas Mayas.
© Cuartoscuro
Ruinas Mayas.
Arqueólogos del Instituto Hondureño de Antropología (IHA) hallaron una ciudad maya de más de cinco kilómetros de extensión, dentro de la Biósfera del Río Plátano, en el país centroamericano. "Se está considerando que estos vestigios arqueológicos encontrados podrían ser uno de los más importantes del siglo XXI", refirió Virgilio Paredes, gerente del IHA.

"Estamos hablando de una ciudad de cinco kilómetros, más grande que Copán", añadió. Por petroglifos y grandes piedras blancas encontradas en las inmediaciones de los ríos que cruzan la Biosfera, se estima que podría ser la mítica Ciudad Blanca o la llamada por los indígenas "Ciudad del Mono Dios".

"Pensamos que a finales de año, en noviembre, los arqueólogos podrían entrar y definir qué cultura estuvo asentada en esta zona de la Biósfera", apuntó Paredes.

La Biósfera del Río Plátano, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, está situada en las localidades de Olancho, Gracias a Dios y Colón, tiene una extensión de 815 mil hectáreas y es fronteriza con la de Bosawas en Nicaragua.

La exploración a iniciarse este año sería con apoyo de Estados Unidos, ya que a la zona sólo puede llegarse por aire, para poder descender e instalar un campamento con arqueólogos nacionales y extranjeros, explicó.

"El gobierno ya declaró mil kilómetros como área protegida y es el área donde está la ciudad de unos cinco kilómetros", reiteró el funcionario.

Por ser Honduras un país de escasos recursos económicos, ya tiene ofertas de apoyo financiero y técnico para realizar las investigaciones de Rusia, China, EU, España y de varias fundaciones, agregó Paredes.

Indicó que la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) también tiene prioridad en este descubrimiento en Honduras, de la magnitud que tuvo Copán, principal centro maya, en el occidente del país, considerada la "Alejandría de América".