Antropólogos alemanes estaban excavando en el Palacio Real.
Tumba de príncipe Maya
© Googleimages
Tumba de príncipe Maya en Uxul descubierta por antropólogos alemanes.
Un grupo de arqueólogos del Departamento de Antropología de las Américas, de la Universidad de Bonn, descubrió una tumba ricamente adornada de un joven príncipe mientras excavaban en un palacio maya, en el complejo arqueológico de Uxul, Campeche, México.

El descubrimiento fue realizado en un edificio que correspondería al palacio real en la ciudad. La tumba data del siglo VIII y contiene los restos de un adulto de 20 a 25 años, junto a numerosas y valiosas ofrendas funerarias que indicarían la condición de la persona fallecida.

Después de 4 años de excavaciones junto al Instituto Nacional de Antropología de México, el profesor Nikolai Grube y el Doctor Kai Delvendahl dieron con este gran hallazgo mientras investigaban la sociedad de las tierras bajas mayas, sus procesos de centralización y el colapso que vivió esta civilización.

Palacio real

El Palacio Real tiene 120 x 130 metros y se encuentra al sur de la plaza, en el centro de Uxul. Incluye 11 edificios individuales que rodean a 5 patios.

"El complejo del palacio fue construido alrededor del año 650 dC, en un momento en que la vecina dinastía gobernante de Calakmul fue extendiendo su influencia sobre grandes áreas de las tierras bajas mayas", explica el profesor Grube.

Se descubrieron 6 paneles junto a la escalera sur y cuatro de ellos representan a los reyes de Calakmul jugando a la pelota. Se observa además, gran similitud de la construcción con los centros de Calakmul.

Los antropólogos relatan que en esa época se establecía la expansión de la dinastía Kaan durante el reinado Yukno'm Ch'een II, en la primera mitad del siglo VII.

Según informa el Instituto de Antropología de México, de acuerdo a los estudios de Grube, Calakmul logró establecer un control hegemónico sobre los pueblos circundantes, por lo menos durante cien años (636 - 736 d. C.).

La influencia de Calakmul disminuyó después del siglo 705 dC., y la familia gobernante local permaneció en el poder por pocas generaciones más. Al comienzo del siglo IX, Uxul fue totalmente abandonado.

Tumba ricamente amoblada

Durante la excavación de este año, por debajo de una de las habitaciones orientadas al sur, "hemos descubierto una tumba ricamente amueblada, que puede fecharse en el momento de la historia en que la influencia de Calakmul, en Uxul, había terminado", explica el Dr. Delvendahl.

En el interior de esta cámara de la tumba que data de unos 1.300 años, se descubrieron los restos de un hombre joven que fue enterrado de espalda con los brazos cruzados.

Depositado en torno a él, había cuatro placas y cinco jarrones de cerámica, excepcionalmente bien conservados, según explican los arqueólogos, "algunos de los cuales están decorados con pinturas y molduras espectaculares".

Un plato único, pintado al estilo del famoso Códice cubre el cráneo del difunto.

En uno de los jarrones hay una dedicación simple escrita en jeroglíficos elegantemente moldeados, que explican de quién es el cuerpo.

"[Este es] el recipiente para beber de la joven / príncipe" y otro recipiente, moldeado también, parece hablar de un joven o un príncipe, dice el profesor Grube.

La ubicación de la tumba y la ausencia de joyas de jade y otros indicadores, revelarían que el fallecido era un joven miembro varón de la familia gobernante, que no fue en línea directa de sucesión al trono.

Una fecha posible corresponde al año 711 dC, por lo tanto, la muerte del joven príncipe y la construcción de su tumba, puede datar a la segunda o tercera década del siglo octavo.

La cerámica de conservación excepcional, en particular, hacen de esta tumba uno de los descubrimientos más significativos de su clase en las tierras bajas mayas enteras.

El poderío de los vecinos reyes de Calakmul

Según Nikolai Grube, Calakmul logró establecer un control hegemónico sobre los pueblos circundantes, desde el año 636, por unos cien años.

La expresión representada con la cabeza de una serpiente, denominada kaan o chaan, fue el glifo emblema de la dinastía, que difundió su poderío a través de una institución política basada en un control centralizado.

Para los antropólogos, el glifo de la serpiente, se identificó en los diversos pueblos donde Calakmul establecía su influencia.

"La identificación de este símbolo en diversas inscripciones jeroglíficas del área maya, así como de otros alusivos a nombres de gobernantes, nos ha permitido hacer una correlación de la influencia que tuvo Calakmul, sobre las poblaciones de Uxul, Quintana Roo; Oxpemul, Campeche; Moral Reforma, Tabasco, hasta Naachtun, Cancuen, La muñeca, Piedras Negras, Guatemala, e inclusive en Caracol, Belice", destaca Nikolai Grube, según INAH.

Durante ese período Yuhkno´m Ch´een, subió al poder en 636 d. C. por 45 años, luego ascendieron Yuhkno´m Yihch´aak K'ahk' y Yuhkno´m Took´ K´awiil, quienes también tuvieron una fuerte influencia.

El año 736, es decir, cien años después, Calakmul fue derrotado por Tikal "y se termina ese poder hegemónico", concluye el epigrafista.