Lea parte 1 aquí

Premonición, precognición y presentimientos

The Science Delusion
© Wikimedia commons
Libro "The Science Delusion" parte II
Sheldrake ha colectado 842 casos de premoniciones humanas, precogniciones o presentimientos, incluyendo a las personas que ven el futuro en sus sueños. También analizó este fenómeno en los animales.

Citó el caso de la bióloga Británica Rachel Grant, quien estaba estudiando el apareamiento de los sapos en Italia, cuando observó un éxodo masivo de sapos antes del terremoto de 6,4 grados de magnitud que sacudió este país en abril de 2009.

Grant dijo a la prensa que sus hallazgos "sugieren que los sapos pueden detectar claves pre-sísmicas como la liberación de gases y partículas cargadas, y usarlos como una forma de sistema de alerta temprana de terremoto".

Pero Sheldrake escribe: "Si resulta que efectivamente están reaccionando a sutiles cambios físicos, entonces los sismólogos deberían poder usar instrumentos que hagan mejores predicciones. Si resultara que el presentimiento juega una parte, aprenderemos algo importante acerca de la naturaleza del tiempo y la causalidad. Pero ignorar las premoniciones de los animales o si las explicamos, no vamos a aprender nada".

Dean Radin, un académico de EE.UU., diseñó un experimento para probar los presentimientos en la década de 1990. Vigiló el comienzo de la excitación emocional de una persona usando electrodos en los dedos como se usan en las pruebas del detector de mentiras. La actividad de las glándulas sudoríparas varía de persona a persona según el estado emocional, lo que resulta en cambios de resistencia en la piel, señaló.

A las personas se les mostró varias fotografías. La mayoría de las fotos mostraban cosas como paisajes tranquilos, y algunas eran impactantes, como cadáveres cortados. Una computadora las seleccionaba al azar. Cuando las fotos pacíficas eran mostradas, los sujetos se mantenían calmados, y cuando las chocantes eran mostradas los electrodos podían medir un aumento en la actividad.

Los investigadores se sorprendieron de encontrar que el aumento de actividad electro dermal ocurrió hasta 4 segundos antes de que la foto fuera mostrada al sujeto, a pesar de haber sido elegida sólo milisegundos antes por una computadora. Sheldrake dice: "La gente parece estar influenciada por sí misma en el futuro, en vez por los eventos objetivos".

Relaciona esto con su teoría de campos morfogenéticos. "Esto está de acuerdo con la manera en que los organismos atractores atraen o tiran a los organismos hacia su metas heredadas o aprendidas, con flujos de influencia de los futuros virtuales, a través del presente hacia el pasado".

La constante universal quizá no sea constante

Además de la biología y la filosofía de la ciencia, Sheldrake propone ideas divertidas e interesantes en otros campos de la ciencia.

Hablando de la velocidad de la luz, él describe: "En 1927, los valores medidos se habían convergido a 299.796 kilómetros por segundo. En ese momento, la autoridad principal en el tema concluyó: 'El valor presente de c [velocidad de la luz] es enteramente satisfactorio y se puede considerar más o menos establecido de forma permanente'.

"Sin embargo, en todo el mundo, desde 1928 hasta 1945, la velocidad de la luz se redujo unos 20 kilómetros por segundo. (...) A fines de 1940 la velocidad de la luz se apagó de nuevo unos 20 kilómetros por segundo y un nuevo consenso se desarrolló acerca del valor más alto".

Sheldrake dice que en el futuro, las revistas científicas pueden llevar informes periódicos de noticias sobre el último valor de c, muy parecido a los reportes meteorológicos o índices bursátiles.

El cuestionamiento de la conservación de la energía

El libro discute una serie de experimentos destinados a probar la conservación de la energía en los organismos vivos. Esto implica mantener a los humanos o animales en cámaras herméticas, mientras se mide el input de la energía a través de la comida, el calor y el trabajo producido, el oxígeno consumido y la producción de dióxido de carbono.

En algunos experimentos más de un cuarto de la energía es inexplicada. En otros, Sheldrake dice que científicos hicieron un promedio de los datos de diferentes experimentos y desecharon algunos para llegar al resultado que siguiera la ley de conservación de energía.

"Aunque la mayoría de las personas no se dan cuenta, existe una fuerte posibilidad de que los organismos vivos recurren a formas de energía más allá de las reconocidas por la física y química estándar", escribió.

Sheldrake aborda el fenómeno de "Inedia", donde la gente no come por meses o años sin efectos secundarios. Analiza las personas santas en India y el Oeste, del pasado al presente, que se dice han sobrevivido sin comida y en algunos casos, también sin agua.

A veces el ayuno parece suceder debido a una enfermedad, en vez de devoción espiritual. Sheldrake cita un estudio del 2010 del yoghi Indio Prahlad Jani, quien fue vigilado por 2 semanas en el Instituto de Defensa de Fisiología y Ciencias Afines de la india.

Sheldrake pidió que se realicen más estudios del fenómeno: "¿Hay nuevas formas de energía que al presente la ciencia no ha reconocido? ¿Puede la energía en el campo de punto cero, que es reconocido por la ciencia, ser contactada por los organismos vivientes?"

Sheldrake relaciona la falta de la verificación experimental de la conservación de energía en los seres vivos a la teoría de la física de la materia oscura.

Cuando los físicos observaron el movimiento de las galaxias y cúmulos de galaxias, se sorprendieron de que las galaxias no siguieran las leyes de movimiento de la materia. Parecía que había una atracción gravitacional mucho mayor de lo que debería ser posible. Concluyeron que una gran cantidad de materia invisible debe de estar presente. Lo llamaron la "materia oscura" y sigue siendo hipotético y no observable.

Los cosmólogos creen que sólo una pequeña fracción del universo está compuesta de materia y energía observables tales como átomos, estrellas, galaxias, gas, planetas y radiación electromagnética. La mayor parte del universo está compuesto de materia oscura, dicen.

La mayoría de las teorías del estado de la materia oscura, dicen que ésta es constante. Por lo tanto, como el universo se expande, la materia oscura se está formando constantemente. Esto refuta tanto la segunda ley de termodinámica como la conservación de la materia, dos pilares de la física.

Sheldrake escribe: "El universo es ahora como una máquina en perpetuo movimiento, expandiéndose debido a la materia oscura y creando más materia oscura al expandirse". Desafía los prejuicios de los científicos acerca de su posición en contra de las máquinas de movimiento perpetuo:

"Los escépticos reclaman que todos estos mecanismos son imposibles y/o engañosos y que algunos patrocinadores de los mecanismos de 'energía libre' podrían ser fraudulentos, pero, ¿podemos estar seguros que lo son?".

Dice que asesores científicos equivocados podrían ser los culpables por desalentar la inversión en la investigación de "por unidad" sobre dispositivos (que supuestamente producen más de una unidad de energía por cada unidad de energía empleada en). "Pero tal vez algunos de estos mecanismos realmente funcionan y podrían aprovechar nuevas fuentes de energía". Propone un premio para la creación de dicho dispositivo.

La medicina alternativa debe convertirse en la principal

Además de la medicina materialista moderna; sus rivales como la homeopatía, la quiropráctica, y la medicina tradicional china, son ampliamente utilizadas. Sin embargo, la investigación pública, el servicio de salud nacional y los seguros médicos privados ignoran esos sistemas y se adhieren a la medicina occidental.

Sheldrake empieza por reconocer los grandes y extraordinarios logros de la medicina occidental moderna. Los grandes saltos hacia delante en materia de la salud pública a través de la inmunización, y la mejora de la higiene que no es debido a ningún dogma en particular. Ni el materialismo ni la teoría mecanicista de la vida deben reclamar el crédito. Los antibióticos también se descubrieron por casualidad. La mayoría de los medicamentos modernos son componentes químicos derivados de plantas o descubiertos por ensayo y error.

Después de una breve historia de la medicina occidental, Sheldrake critica las prácticas corruptas dentro de la industria farmacéutica. "Algunas compañías toman muchas medidas para que sus medicamentos se vean seguros y más efectivos de lo que realmente son, creando una ilusión de respetabilidad científica de lo que aclaman. (...) Ellos ofrecen a los científicos grandes sumas de dinero para que pongan sus nombres en sus artículos que han sido ya escritos por autores pagados por la compañía farmacéutica".

Sheldrake hace frente a la respuesta placebo. Relaciona esto con el poder de la hipnosis en el cuerpo. Cita de la habilidades de los hipnotistas que inducen ampollas en la piel al convencer a la gente que ellos se han quemado. También al tratamiento de verrugas por métodos "mágicos" que a menudo son más efectivos que los convencionales.

Cuando la medicina moderna prueba la efectividad de un nuevo tratamiento, trata de ignorar la respuesta placebo. Sheldrake pregunta: ¿Es que algunos métodos de tratamiento dan mejores respuestas placebo que otros?.

A continuación, habla del efecto de las prácticas espirituales en la salud. "Los efectos de la oración o la meditación en la salud y la supervivencia han sido investigados a través de estudios prospectivos en los que la gente rezaba o meditaba en comparación a otros con similares condiciones que no rezaban o meditaban. Estos eran identificados al inicio del estudio y los observaban a través de unos años para determinar si la salud o mortalidad era diferente. ¡Sí lo fue!. En promedio, quienes rezaban o meditaban se mantuvieron saludables y sobrevivieron más tiempo que los que no lo hicieron".

Cita un estudio realizado en EE.UU. en el que 1.793 personas mayores de 65 años, se les hizo seguimiento durante 6 años. Después de corregir factores como el estilo de vida, aquellos que rezaban tenían 55 por ciento mejor supervivencia. "Si un nuevo medicamento o procedimiento quirúrgico tuviera tales efectos dramáticos en la salud y supervivencia que las prácticas espirituales, sería aclamado como un avance médico", escribió.

Sheldrake a continuación, urge al desarrollo de nuevas formas, para probar otros métodos de tratamiento, que el estudio aleatorio a doble ciego, controlado con placebo. Tratamientos corrientes y alternativos deberían ser todos comparados para determinar cuál funciona mejor y tiene la más grande variabilidad de resultados ente los profesionales y cuál es el más efectivo.

En el delicado tema de la atención al final de la vida, Sheldrake dice que los pacientes que recibieron cuidados paliativos en vez de tratamientos agresivos para prolongar la vida, llevaron una mejor calidad de vida. Los cuidados paliativos cuestan menos, y en un estudio de pacientes con cáncer de pulmón quienes recibieron cuidado paliativo, en realidad vivieron más que los que recibieron terapia agresiva contra el cáncer.

La ilusión de la objetividad

A lo largo de su libro, Sheldrake desafía las suposiciones y creencias mantenidas por la comunidad científica. Los científicos generalmente son inconscientes de sus prejuicios, dice. Los que idealizan la ciencia creen que los científicos son "el epítome de la objetividad, elevándose por encima de las divisiones sectarias e ilusiones que aquejan al resto de la humanidad".

Cita al cómico Ricky Gervais como excelente ejemplo de una persona corriente teniendo una fe ciega en la infalibilidad de la ciencia.

Los científicos mismos perpetúan el ideal de un científico objetivo, con mente divina, incorpórea "libre de las limitaciones normales del cuerpo, emociones, y obligaciones sociales". Stephen Hawkins ha capturado la imaginación del público precisamente porque él es "lo más cercano a la mente sin cuerpo que un humano puede tener".

La teoría cuántica ha descubierto que el acto mismo de la observación de un experimento, afecta el resultado, pero los científicos todavía escriben reportes en voz pasiva como lo hacen los niños de escuela en las clases de ciencia.

Sheldrake insta a drásticas reformas en la educación científica, la financiación de la ciencia y el cuidado de la salud. Según él, está en juego el avance de la ciencia, la salud pública, el bienestar mental e incluso, la seguridad de nuestra especie que está en peligro por efecto de la ciencia moderna en la ecología.