La anunciada ola de frío ya ha llegado a la Comunidad Valenciana. Las temperaturas mínimas han descendido de forma notable, hasta diez grados, en casi todo el territorio de la Comunitat Valenciana, con heladas en interior, hasta los -6.7 en Fredes, los -5.7 Castellfort, los -5.4 de Vilafranca, los -5.0 en Turís o los -2.3 en Utiel, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).
Imagen
© ABC
Imagen de archivo de una nevada en la localidad castellonense de Fredes
Así, para este lunes persiste la alerta amarilla, riesgo, por bajas temperaturas en el interior de la Comunitat, así como por vientos por vientos que pueden alcanzar rachas de más de 70 kilómetros por hora en Castellón e interior norte de Valencia. Asimismo, se ha decretadado la alerta por fenómenos costeros en el litoral norte de Alicante y Castellón.

De este modo, los cielos estarán despejados con temperaturas en descenso, localmente notable en la mitad sur, y heladas débiles en el interior y no se descarta que sean localmente moderadas, según las mismas fuentes.