¿Alguna vez creyó lo que alguien le contó para después darse cuenta de que era una mentira? Usted recordará entonces el sentimiento inicial de shock e indignación, seguido de rabia por la audacia del mentiroso, y tal vez después depresión de que los seres humanos sean propensos a tal debilidad e insinceridad. Después, usted tal vez luchó para entender por qué, y puede que lo haya logrado, o no.
joefocus
© Global Research
El ser engañados es sin duda algo que le ha pasado a la mayoría de las personas, y es una experiencia valiosa en el sentido de que, de forma ideal, nos permite encontrar mentiras y mentirosos antes de que nos causen daño o dolor. El punto aquí es que todos saben que las personas mienten, que justifican cosas que hacen con mentiras a sí mismos o a otros. La razón por la que las personas mienten es generalmente bien entendida. Todos vivimos nuestra vida de acuerdo a un conjunto de reglas o valores explícitos o no. Cuando una persona tiene conflictos con esas reglas, acude a la mentira para cubrir su salida momentaria de vivir una vida moral. Tales mentiras pueden ser conscientes o inconscientes.

Lo que la mayoría de personas raramente, si no es que nunca, experimentan durante el curso de sus vidas, es una persona que miente de forma habitual o que crea un estilo de vida por medio de la mentira. Estamos hablando aquí sobre alguien que siempre está en contra de la moralidad convencional y por ello nunca puede ser honesto o expresar lo que realmente piensa, siente y quiere, por el miedo de ser absolutamente rechazado (o peor) por sus compañeros. Tal persona constituiría un ser humano fundamentalmente desviado o anormal. Puede que estén totalmente conscientes de que sus deseos se desvían de la persona promedio y de forma activa busquen taparlos con mentiras, o simplemente puede que reaccionen "de forma intrínseca" en cada momento con una mentira (mayormente inconsciente) como un esfuerzo de preservar su habilidad por explotar a los otros en servicio de sus propios deseos no sanos.

La razón de este pequeño análisis de las mentiras, es que se relaciona de forma directa con una escandalosa toma de consciencia que tuve hace poco sobre la "guerra contra el terror."

A través de los últimos años de observar los eventos que se desarrollan en el escenario geopolítico, me ha sido cada vez más difícil digerirlos de un modo cartesiano clásico. De hecho, mis intentos por hacerlo resultaron en un severo caso de dispepsia lógica. El problema, que está claro para cualquier con ojos para ver, es que la "guerra contra el terror", descrita por sus arquitectos como una guerra para eliminar el terrorismo y promover la "libertad y la democracia", ha resultado en un gran incremento neto en el terrorismo y la inestabilidad social y política y en una reducción simultánea en la libertad y la democracia reales.

¿Estupidez o Sadismo?

soldados EEUU Irak

La Guerra contra el Terror: Generando ganancias para los fabricantes de armas desde 2001
Enfrentado a esta contradicción evidente entre dos objetivos declarados y los resultados netos, tenía que encontrar una manera de explicarlo. Dos opciones principales me parecían posibles. La primera, y la más agradable de las dos, es la idea de que las personas perpetrando la "guerra contra el terror," son una camarilla de cretinos sanguinarios, que seguramente tienen problemas para atarse las agujetas de los zapatos cada mañana. ¿De qué otra manera se podría describir a un grupo que de forma necia continúa persiguiendo políticas que llevan directo a resultados completamente opuestos a sus metas, aparentemente sinceras? Pero esa explicación resaltó un problema similar al que estaba tratando de resolver; porque la política occidental, los creadores corporativos y de las políticas detrás de la "guerra contra el terror," claramente no son una bola de cretinos en la definición literal de esa palabra. Al contrario, la evidencia sugiere que son inteligentes, encantadores, ambiciosos (usualmente al extremo) y altamente capaces en su carrera elegida de liderar a las personas de las naciones occidentales.

Así que me quedé con la seguna opción, menos atractiva, que era ver a los resultados en vez de la retórica. La conclusión, en este caso, es que estas personas son mentirosas y su "guerra contra el terror" no se trata de eliminar el terrorismo y otorgar libertad y democracia al mundo. Se trata de exactamente lo contrario. Siguiendo la línea de que son mentirosos empedernidos, ellos, por supuesto, cubren su agenda para sembrar el caos y la muerte a través del mundo mediante sus mentiras, y qué mejor manera de cubrir sus urgencias terribles que presentándolas exactamente como lo opuesto de lo que son. Con la suficiente persistencia en este engaño y el impulso para dar rienda suelta a sus apetitos abominables, tales personas podría llegarse a convencer, incluso a sí mismos, de que la muerte de civiles fue, en cierto modo, 'una liberación' para ellos, o al menos servir al 'bien común' (siempre y cuando no tengan que explicar con demasiado detalle cuál es su definición del 'bien común').

Mientras reflexionaba esta idea, muchas otras verdades desagradables se hicieron aparentes ante mi. Por ejemplo, la guerra es muy beneficiosa para las personas que son dueñas de las compañías que hacen las armas. Y la guerra debe ser frecuente y recurrente para que estas ganancias sigan fluyendo. En EE.UU, Gran Bretaña, Francia, etc., se le otorga dinero de los contribuyentes de impuestos a los mayores "contratistas de defensa" para crear armas, que son otorgadas al ejército de EE.UU, al que después se le ordena (con algún pretexto) que disparen a gente en el extranjero. Para asegurarse de que el contribuyente no se enoje sobre el mal uso de sus impuestos, se necesita un enemigo que presente una amenaza existencial para el contribuyente. Los civiles en el extranjero deberían, naturalmente, ser blanco de las armas porque esto ayuda a crear gente enojada (en otras palabras, "enemigos") para bombardear, por lo tanto proporcionando así una fuente continua de ingreso para los fabricantes de armas (y sus amigos políticos que detonan guerras intermibales).

Pero basta de generalidades. Al ver de forma más cercana la política exterior de los gobiernos occidentales a lo largo de diez o veinte años, se volvió claro para mi que no solamente es la "guerra contra el terror" lo opuesto a la libertad, ni siquiera se trata principalmente acerca de eso. Desde un punto de vista geopolítico, parece que EE.UU. en particular tiene serios problemas con Rusia. Básicamente, la "guerra contra el terror," es realmente una máscara para la guerra (en todos los frentes) en contra de Rusia. He escrito de esto con anterioridad y a gran detalle, pero cada día que pasa, surge más y más evidencia que sugiere que esta tesis es correcta.

El hecho de Rusia: Una amenaza existencial para EE.UU.

El problema de EE.UU. con Rusia, es que existe hoy como el país más grande del mundo que posee múltiples recursos dentro del territorio Euroasiático, con un gobierno inclinado a trazar su propio curso hacia un mundo multipolar. Eso podría no sonar como una amenaza para usted o para mi, pero tiene que entender que, hasta que apareció Putin, la "élite" corporativa y política en EE.UU. tenía la idea de que todo el mundo estaba a sus pies, o ciertamente pensaron que estaban bien en camino a crear esa realidad en particular.

Victoria Nuland

Galletas de la libertad de EE.UU en apoyo a un golpe fascista, Victoria Nuland en Kiev, febrero de 2014.
¿Se puede imaginar estar en una posición donde todo el trabajo de su vida estuviera casi completo cuando de la nada las acciones de otra persona amenazan en impedir que usted cumpla su meta? Tome nota que no por engaño o con intenciones malévolas, sino simplemente como resultado del orden natural de las cosas. Usted podría tener derecho a sentirse enojado, frustrado, ¿pero tramaría un complot para destruir a la otra persona? Eso es, precisamente, la posición en la que se ha encontrado la "élite" de EE.UU., y precisamente lo que han estado tratando de hacerle a Rusia por tener la osadía de cuestionar y desafiar la "realidad" de un "imperium americanum."

Así que se le ve a Putin decididamente como una amenaza existente para aquéllos que serían dueños del mundo entero sin ser desafiados. Todo lo que ha ocurrido en los últimos años entre Occidente y Rusia, sin mencionar la "guerra contra el terror," debe ser visto y entendido bajo esta luz.

Recientemente, el Centro de la Nueva Seguridad Americana (CNAS por sus siglas en inglés) que tomó el lugar del Proyecto para un Nuevo Siglo Americano (PNAC por sus siglas en inglés), el grupo que abogaba por un ataque del tipo 11-S en 1999 - elaboró un reporte que confirma justo lo que acabo de decir.

El co-autor del reporte es el fundador del PNAC, Robert Kagan (esposo de la Asistente Secretaria de Estado, Victoria Nuland, la mujer responsable de reemplazar demócratas ucranianos con golpistas nazis en 2014). El CNAS tituló el reporte "Exteniendo el poder estadounidense: estrategias para expandir el involucramiento de EE.UU. en un orden mundial competitivo," y como muchos artículos publicados por estos jefes
creadores de políticas de EE.UU., presiona de nuevo para que se haga uso del ejército para alcanzar el dominio mundial de EE.UU. sin quien sea capaz de desafiarlo.

El reporte reclama que el liderazgo estadounidense, "es crítico para preservar y fortalecer la base del orden internacional de hoy," puesto en peligro, ellos creen, por potencias mundiales rivales como Rusia y China. Como comentó una vez Zbigniew Brzezinski, "algunos musulmanes agitados" (es decir el terrorismo yihadista) es fácilmente tolerado - apoyado, incluso, con el fin de proporcionar la justificación para la guerra contra Rusia - pero la nación más grande del mundo tratando de tener una entrada equitativa en el orden global, está más allá de los límites de los aspirantes a gobernantes del mundo.

Europa a toda costa


Si bien hay muchos ejemplos claros de las acciones extremas y pérfidas que los "creadores de la realidad" de Washington están dispuestos a hacer para "detener a Rusia" y "asegurar el mundo para Estados Unidos", y estoy seguro que la mayoría de los lectores están muy conscientes de ellos, el desastre en curso sobre el "sistema de defensa antimisiles" de EE.UU./OTAN en Polonia y Rumania es interesante.

soldado EEUU

"¿Señor de qué lado está Rusia... digo IRÁN?
El proyecto (s) que ha tenido una larga duración de 14 años, finalmente entró en funciones en Rumania la semana pasada, y claro, los rusos no estaban felices al ver los misiles como diseñados para intimidarlos y forzarlos a una posición de "maldito seas si lo haces y maldito seas si no lo haces." Me pregunto si la molestia rusa fue también en parte debido al tratamiento repetido del gobierno de EE.UU. hacia la población mundial, como si fueran idiotas tratando de reclamar que un sistema de misiles está diseñado para protegerlos en contra de los misilies iraníes, a pesar del hecho de que el año pasado Irán fue bienvenido de nuevo a la comunidad internacional, en gran parte por el gobierno de EE.UU.

Otro aspecto interesante de la estrategia de EE.UU para colocar sistemas de misilies en los países europeos, es que Rusia realmente no está intimidada, porque Rusia puede fácilmente hacer volar cualquier y todos los sistemas de misilies con sus propios misilies. Pero aquí está la cuestión: en el caso de que Rusia se viera forzada a hacer tal cosa, estaría, de hecho, atacando un país europeo; a partir de ahora, Polonia o Rumania. Esto empeoraría las relaciones de Rusia con la UE por un largo tiempo, que es exactamente lo que el gobierno de EE.UU. ha intentado lograr por varios años. ¿Los oficiales de la UE están conscientes de que, si EE.UU. lograra forzar la mano de Rusia a destruir los sistemas de misiles en Europa, son los civiles europeos los que pagarían el precio, mientras que los psicópatas en Washington se felicitarían? ¿O es que acaso se han vuelto tan "atlantizados" que han adoptado la fuerte aversión a la realidad de la élite de EE.UU.?

Sin embargo, una política de mentir constantemente no puede durar para siempre. Eventualmente, la realidad interviene y uno queda expuesto de un modo u otro. Y ya que Rusia, como el objetivo de las mentiras estadounidenses, tiene toda la razón en exponer la verdad acerca de esas mentiras cuando es conveniente, la narrativa de EE.UU. se está cayendo, pedazo a pedazo, y más y más gente lo está viendo. La pregunta que permanece es ésta: ¿Va EE.UU. a implosionar por el peso de su propio engaño y corrupción primero, o los psico creadores de realidad usarán su "opción Sansón" para intentar derribar al mundo con ellos mismos?