A continuación les presentamos una parte de una de las clases del Dr. Jordan B. Peterson en la que habla de la tragedia de vivir como un niño por más tiempo de lo que es saludable.

Traducido por el equipo de SOTT en español


Esta es la historia de Peter Pan, hablando en términos generales. Peter Pan es un niño mágico. "Pan" es, generalmente, el dios de todo; así que no es un accidente que tiene Pan en su nombre. Es el niño que no crece y es mágico. Esto se debe a que los niños son mágicos; pueden convertirse en cualquier cosa. Son puro potencial.


© Desconocido
El profesor Jordan Peterson en la Universidad McMaster
Peter Pan no quiere dejar ir esto. ¿Por qué? Bueno, él tiene un par de adultos a su alrededor. El principal de ellos es el Capitán Garfio, y bueno ¿quién rayos quiere crecer para convertirse en el Capitán Garfio?

Primero que todo tienes un garfio en vez de una mano. Segundo, eres un tirano. Y tercero, eres perseguido por el dragón del caos con un reloj en su estómago ¿verdad? El cocodrilo, el cual ya tiene una parte de ti. Y eso es lo que ocurre cuando envejeces, el tiempo ya tiene una parte de ti y eventualmente desarrolla un gusto por ti, y eventualmente te va a devorar.

Garfio está tan traumatizado por esto que no puede evitar ser un tirano, y Peter Pan ve al traumatizado Garfio y dice "¡No! ¡No voy a sacrifica mi niñez por eso!" Lo cual está bien, excepto que él termina como el rey de los Niños Perdidos en la tierra de Nunca Jamás. Y la tierra de Nunca Jamás no existe y ¿quin rayos quiere ser rey de los Niños Perdidos? También sacrifica la posibilidad real de tener una relación con una mujer, con Wendy ¿verdad? Y ella es una chica conservadora de clase media, que vive en Londres. Ella quiere tener hijos y tener una vida. Ella acepta su mortalidad y su madurez.

© Wikimedia/Disney
Peter Pan debe contentarse a sí mismo con Campanilla, que ni siquiera existe. Ella es como la hada mágica del porno. Ella no existe. Ella es el substituto de algo real.

Pero la dicotomía de la que estamos hablando es muy interesante, porque hay un elemento de sacrificio en la maduración. Tienes que sacrificar este potencial plural de la niñez a la realidad de un marco. Y la pregunta es: ¿Por qué harías eso? Y bueno, una de las razones es que te ocurre, así lo hagas o no.

Tú puedes escoger tus malditas limitaciones o dejas que ellas te atrapen sin saberlo cuando tienes 30 o peor aún cuando tienes 40. Y ése no es un día feliz.

Veo gente de este tipo, y creo que es mas común en nuestra cultura debido a que las personas pueden aplazar la madurez sin sufrir una penalidad inmediata. Sin embargo, todo lo que ocurre es que la penalidad se acumula y una vez que te es cobrada, te aprisiona.

Cuando tienes 25 puedes ser un idiota sin problema. Cuando estás buscando un trabajo te miran y te dicen: "eres un poco joven y no tienes experiencia y no sabes mucho". Y la respuesta es que "bueno sí, no es tan grave". Así son las personas jóvenes, están llenas de potencial.

Ahora, cuando eres la misma persona a los 30, la gente no está tan entusiasmada contigo para ese momento. Se preguntan: "¿Qué diablos has estado haciendo por los últimos 10 años?" - "Bueno, tengo la misma idea de la vida que como cuando tenia 22"..."¡Sí, pero no tienes 22! ¡Eres un infante viejo!".

¿Verdad? Y eso es una cosa fea, un infante viejo.

Así que, parte de la razón es que escoges tu maldito sacrificio ya que el sacrificio es inevitable, pero por lo menos puedes escogerlo. Y luego hay algo que es aún más complejo que eso en cierto sentido, y es que el problema con ser un niño es que todo lo que eres es potencial, pero es potencial de baja resolución: puedes ser cualquier cosa, pero no eres nada.

Así que sales y adoptas una formación, por así decirlo, y por lo menos te conviertes en algo. Y cuando eres algo, esto hace que el mundo se abra ante ti una vez más. Por ejemplo, si eres un muy buen plomero, terminas siendo mucho más que un plomero.

Terminas siendo un buen jefe...(sin intención de juzgar a los plomeros, larga vida a los plomeros, ellos salvan más vidas que los doctores... higiene). Así que si eres un buen plomero, tienes empleados, diriges un negocio, entrenas a otras personas, amplías sus vidas. Te conviertes en un pilar de la comunidad, tienes una familia.

Una vez que atraviesas ese estrecho periodo de entrenamiento, que te estrecha y de constriñe pero te desarrolla al mismo tiempo, puedes salir al otro lado con una cantidad de nuevas posibilidades disponibles.

Jung hablo al respecto. Él decía que parte del camino del desarrollo apropiado era redescubrir, en las etapas tardías de tu vida, al niño que dejaste atrás mientras estabas en formación. Para así ser algo y recobrar ese potencial al mismo tiempo. Es algo muy listo; bueno él era un tipo muy listo y es algo muy sabio.

Así es, sacrificio.

Hablaremos más al respecto, se te da a escoger tu maldito sacrificio, eso es todo, no lo puedes evitar. Eres sacrificatorio así lo quieras o no.

Esa es otra cosa muy buena a saber, y es algo difícil de descifrar, pero ¿Aaguna otra pregunta?

De la audiencia: Quisiera preguntar algo sobre lo que dijiste acerca de lo que notabas más y más en las personas de 20 años

JP: si

Pregunta: ¿Qué piensas al respecto? ¿Qué piensas al respecto de eso en el contexto de la cultura en la que vivimos?

JP: Creo que las universidades lo facilitan, ya que tu puedes ir a la universidad para no ser nada en vez de ir a la universidad para ser algo. Y eso es la Isla del Placer (de Pinocho). Y el precio que pagas por esto, especialmente en EEUU, es deuda. Y se te persuade a ello porque los administradores pueden robarte de los bolsillos.

Le roban a tu futuro yo, mientras te permiten pretender tener una identidad. Es repugnante, no puedes declararte en bancarrota en EEUU, es servidumbre sin pago. Y es precisamente como la isla del placer. Los costos de la matrícula se han disparado fuera de control y es parte de la razón por la que las universidades no hacen más exigencias de sus estudiantes, así como parte de la razón por la cual les permiten hacer lo que hacen. Porque básicamente, ¿para qué los asustarías? Cada uno representa cien mil dólares o más.

Así que básicamente los puedes dejar hacer lo que quieran siempre y cuando los puedas vender a las "minas de sal".

Y no es la única razón. Otra de las razones es que la velocidad y el volumen de transformación tecnológica es muy alta. Es realmente difícil para las personas que tienen 18 o 20... Cuando yo era joven, la etapa difícil de la vida era probablemente de los 14 a los 17 o algo así. Ahora, creo que es de los 18 a los 25 o algo así.

Y pienso que la parte de la razón es que todos los trabajos de los que los hippies se quejaban llamándolos "condenas" en la década de los 60 han desaparecido. El problema de ellos era "oh Dios, voy a tener que trabajar para una corporación y depender de un salario por el resto de mi vida. Y eventualmente terminaré con una pensión y eso será toda mi vida." Y cuando lo piensas, suena mucho mejor que un sinfín de trabajos de medio tiempo en Starbucks.

Así que algo de esto es lo que digo, existe un espacio en nuestra cultura que es insuficiente para que las personas puedan hacer la transformación de la adolescencia a la adultez. Por ende el resultado de esto es un impedimento... no es algo bueno, para nada bueno.