Al menos 125 personas han muerto en tormentas de polvo en el norte de la India, y las autoridades advierten del mal tiempo que se avecina, informa la BBC.
India dust storm
© PTI
La tormenta afectó a tres distritos de Rajastán, así como a partes de Uttar Pradesh.
Los vientos huracanados y los relámpagos han devastado muchas aldeas, han derribado muros y han herido a decenas de personas.

Un portavoz de la oficina del comisionado de ayuda de Uttar Pradesh dijo a AFP que el número de víctimas mortales fue el más alto de tales tormentas en al menos 20 años.

Las autoridades dijeron que se han sentido conmocionadas por la ferocidad de las tormentas: "Las tormentas de polvo no suelen ser tan intensas ni estos sistemas cubren un área tan grande."