Fuentes muy cercanas a la administración de Donald Trump que nos solicitaron mantenerse en reserva nos comentan desde Washington que existen preocupación y malestar en Estados Unidos por el curso que está tomando la política exterior del gobierno de Mario Abdo Benítez. Cayó muy mal la reunión de Luis Castiglioni con el canciller de Irán en Nueva York y la gota que colmó el vaso fue un encuentro de Marito con Hassan Khalil Dia, a quien recibió en pleno Palacio de López.

Mario Abdo Paraguay
© Desconocido
Mario Abdo Benítez, Presidente de Paraguay, con la Primera Dama.
Según estas fuentes, lo que al principio se interpretó como una falta típica de experiencia en un gobierno que recién comienza, con la suma de ciertos acontecimientos y señales pasó a ser visto como un patrón sistemático de acercamiento a regímenes, organizaciones y personas hostiles a Estados Unidos, algo que no se espera de un país aliado.

Ahora incluso deslizan la sospecha de que, detrás de todo, podría haber financiamiento político para la campaña de Marito a través del vicepresidente Hugo Velázquez, quien fue fiscal en Alto Paraná y tiene conocidos lazos con la rica comunidad árabe de la Triple Frontera.


Comentario: Esta parece ser la narrativa que se está queriendo imponer en el país para atacar al nuevo Presidente que, al parecer, realmente no plantea ningún cambio fundamental de la política interna en términos económicos o sociales, pero parece estar buscando otros aliados en materia de política internacional. Esto es comprensible si se mira el estado crítico en el que se encuentra la hegemonía estadounidense y la emergencia de otras potencias en el escenario global. Quienes no aceptan la realidad del cambio global que se está desarrollando, la pasarán peor que quienes ya están en proceso de adaptarse al mismo; es tan simple como eso.


El público incidente con Israel fue tomado al principio como un hecho aislado, o como un afán un tanto infantil de rever una decisión que el gobierno anterior tomó sin consultarles, señalan.


Comentario: Note el tono del autor al describir tal decisión como "un afán un tanto infantil". A diferencia de lo que plantea, la decisión fue tomada con base en la resolución de la ONU respecto a las embajadas en Israel, alegando un esfuerzo para favorecer la paz y la solución del conflicto entre Israel y Palestina. Eso no suena infantil. En cambio, la actitud de Israel en respuesta sí podría denominarse de ese modo. Al respecto, recomendamos leer:


Sin embargo, llamó la atención que Marito no buscase una cita con el Primer Ministro israelí durante la Asamblea General de las Naciones Unidas para zanjar diferencias entre dos países tradicionalmente amigos.

En cambio, el ministro de Relaciones Exteriores, Luis Alberto Castiglioni, sí aprovechó la asamblea para reunirse con su par iraní, Mohamad Yavad Zarif, justo en el momento en que entraron en vigencia las sanciones de las Naciones Unidas contra la República Islámica.

Las fuentes indican que en el Departamento de Estado no entienden en qué le beneficia a Paraguay alejarse de Israel, que tiene mucho que ofrecer, por ejemplo, en materia de seguridad cibernética, biotecnología, conservación del agua, agricultura avanzada y mucho más, y acercarse a cambio a Palestina y a Turquía, que anunciaron la apertura de embajadas en el país.


Comentario: Resulta que la ayuda de la cual hablan Israel y sus voceros en el Departamento de Estado estadounidense no es real o, en todo caso, no representa un porcentaje significativo de ayuda en comparación a la recibida de otros países. Vea por ejemplo: Israel busca extorsionar a Paraguay suspendiendo cooperación que consistía en meros "programas" que ni siquiera estaban en ejecución.


Señalan que "Palestina es una causa, no es un Estado", y su presencia servirá para esparcir propaganda y acritud al debate nacional, pero no para algo provechoso para los paraguayos.


Comentario: ¿Acaso EE.UU. e Israel no esparcen propaganda en el país tal como lo vemos en este mismo artículo?


Y en cuanto a Turquía, recuerdan que el régimen del presidente Recep Tayyip Erdogan ha demolido sistemáticamente la democracia turca, encarcelado a periodistas y a otros críticos, llevado a prisión a sus oponentes. Su gobierno ha dado facilidades al Estado Islámico en Siria y ha amparado a financistas del Hamás, la organización islamista palestina considerada terrorista por Estados Unidos.


Comentario: No vamos a defender a Turquía, porque no hay dudas de que es un gobierno al cual se puede criticar bastante. Sin embargo, cabe agregar algunos datos que el autor "olvida" mencionar. Israel es un Estado conocido por encarcelar a opositores, vea nada más el reciente caso en que arrestó a una ciudadana estadounidense becada para estudiar en Israel, por haber participado alguna vez en su vida en un movimiento estudiantil que favorecía la causa palestina. Vea también: No tenga miedo de criticar a Israel y Los espías 'traidores' de Israel: "Mi conciencia no me permite seguir callando"

Israel no se limita a encarcelar a los opositores adultos, encarcela a menores de edad, asesina constantemente sin ningún escrúpulo sin presentar una sola evidencia creíble de los "crímenes" de sus víctimas (como si eso justificara asesinarlos). En fin, si vamos a comparar, Israel no parece ser un mejor aliado en términos de Derechos Humanos, tampoco lo es Estados Unidos, como bien lo demostró al salirse del Consejo de Derechos Humanos este mismo año.

En cuanto a facilitar al Estado Islámico, el Departamento de Estado podría mirarse al espejo porque EE.UU. es el principal facilitador de terroristas, junto con Israel, precisamente.


Agregan que instituciones de negocios y financieras turcas estuvieron recientemente implicadas en amplios esquemas de lavado de dinero para financiar la evasión de las sanciones a Irán, y Estados Unidos acaba de sancionar a una compañía turca por realizar negocios ilícitos con Corea del Norte.

"Los Estados Unidos ya está respirando en el cuello de Paraguay debido al Hezbollah en la Triple Frontera. ¿Necesita el Presidente que eso empeore para el país?", se preguntan.


Comentario: Esto podría leerse como: "Las cosas podrían empeorar si enviamos a nuestros terroristas al país para forzarlo a adoptar la línea que dictamos nosotros".


Lejos de tranquilizar a su poderoso aliado, el gobierno recibió en visita de Estado al Emir de Qatar, Tamim Bin Hamad Al Thani. "Qatar es tan malo como Turquía, solo que más pequeño", dicen las fuentes.

El emirato del Golfo Pérsico tiene fama de explotar mano de obra extranjera para construir sus fastuosos castillos en la arena y de ser apologista y financista de Irán y del terrorismo islámico.


Comentario: Tampoco vamos a defender a Qatar. Pero podríamos decir que EE.UU. tiene fama de explotar la mano de obra extranjera a través de sus corporaciones que devastan a los países como Paraguay solamente para obtener un lucro inmenso a partir de sus recursos y enriquecer a los multimillonarios de ese país. Tanto EE.UU. como Israel tienen fama de financiar y apoyar el terrorismo.


Pero si todo esto fuera poco, hubo un hecho que pasó desapercibido para la opinión pública paraguaya, pero que terminó de encender todas las alarmas en el gobierno de Trump.

El 1 de octubre, calladamente, Marito recibió en el Palacio de López a Hassan Khalil Dia, un fuerte empresario de la Triple Frontera que estuvo involucrado en un serio incidente diplomático en Paraguay.

Dia, pese a ser brasileño (se cambió la ley solo para nombrarlo), fue embajador paraguayo en Líbano hasta diciembre de 2016, cuando fue destituido sin ceremonias por Horacio Cartes.

El motivo fue que se filtraron unas fotografías de un viaje al Líbano en 2015 que arregló con el entonces diputado Hugo Velázquez, en las que se lo ve en un yate en el Mediterráneo y en encuentros con líderes del Hezbollah, organización legal en Líbano, pero identificada como terrorista por Estados Unidos.

"Estos hechos ya no pueden ser vistos como inconexos ni como errores de principiante. En su discurso inaugural y en el que pronunció en Naciones Unidas, el Presidente señaló muy bien sus metas de integrarse a la economía global, atraer inversiones serias, combatir el crimen transnacional y erradicar la pobreza asegurando la protección del medio ambiente para las generaciones futuras. Ninguno de los socios que está cortejando le ayudarán para eso", subrayaron.