Conscientemente o no, el diario El Periódico ha dejado en evidencia la patraña de la injerencia rusa en el conflicto catalán. El pasado jueves 21 de noviembre publicó una entrevista al supuesto "contacto" de los separatistas catalanes en Moscú.
Víctor Terradellas, izquierda, y Serguéi Markov.

Víctor Terradellas, izquierda, y Serguéi Markov.
Víctor Terradellas, presidente de CatMón, exresponsable de relaciones internacional de CDC y persona muy cercana al expresidente catalán Carles Puigdemont, fue a Moscú tres veces en 2017. Se entrevistó con Sergei Markov, un exdiputado oficialista y polítólogo bien conectado con el Kremlin. El dirigente catalán le ofreció el reconocimiento de la anexión rusa de Crimea por parte del Govern de la Generalitat a cambio del apoyo del Kremlin a la declaración unilateral de independencia (DUI) catalana. Cuenta Markov a EL PERIÓDICO:
"Nos entrevistamos en tres ocasiones, acompañado de una periodista catalana que me conoce; me quería utilizar como contacto para que yo me dirigiera a los órganos de poder. Me plantearon que Rusia pudiera apoyar la independencia de Catalunña. Y que (a cambio) Catalunña podría decir que Crimea es parte de Rusia", rememora Markov el pasado lunes en un restaurante del norte de Moscú.
El académico ruso explica que la respuesta dio a sus interlocutores fue tajante.
"Yo les dije que por el momento el Gobierno ruso estaba muy distanciado del tema (catalán), y les expliqué la lógica", sostiene Markov. "Nosotros no necesitamos ese reconocimiento, no es cierto eso que dicen los medios occidentales de que buscamos el reconocimiento, tarde o temprano Occidente reconocerá que Crimea es parte de Rusia. ¿Qué diferencia hay ahora o más tarde?".
Es decir, que los mandó a paseo...
El nombre de este político, profesor y filósofo aparece escrito en una de libreta confiscada por la Policía Nacional durante el registro de la sede de CatMon en mayo del 2018. Según Markov, ambos interlocutores se reunieron con él en tres ocasiones en el otoño del 2017, "en dos ocasiones seguidas primero, luego se marcharon (de Rusia) y volvieron". Deduciendo de las anotaciones de Terradellas, ésta última reunión probablemente tuvo lugar en los días previos a la DUI realizada por Puigdemont.
El politólogo ruso, señala El Periódico, se encogió de hombros cuando se le dijo que Terradellas pudo haber cometido un delito al sufragar sus viajes en pos del reconocimiento internacional de la independencia catalana con dinero público, y puntualiza que no recuerda al 100% ninguno de los detalles que explica acerca de lo que sucedió en estos encuentros: "No podría jurarlo sobre la Biblia. Ha pasado mucho tiempo", lo que indica que mucha importancia no le dio el Sr Markiv a estas reuniones.

Markov asegura desconocer de quién habla Terradellas cuando hace referencia a un "emisario del Kremlin" en los whatsapp que envía a Puigdemont en los momentos previos a la DUI, aunque admite la existencia de contactos "no políticos". "No sé quién pudo ser; yo creo que contactos tuvo de haber de alguna forma; contactos con el Gobierno de Catalunya; si la crisis se prolongaba, Rusia debía recibir información sobre lo que sucede, información completa, procedente de ambos bandos", continúa. Descarta, eso sí, que se tratara de "contactos políticos". "Contactos políticos entre el Kremlin y Puigdemont no había; pero sí creo que fue enviada gente de los servicios de inteligencia, figuras de perfil técnico, que se presentaran a si mismas como periodistas... lo que es seguro es que no hubo ninguna persona que pudiera prometerle algo en algún momento", desgrana.

Una vez proclamada la DUI por Puigdemont, Moscú se mantuvo su postura oficial de no reconocer la independencia catalana. Una postura a favor de la integridad territorial española tal como señalaron las declaraciones oficiales del Ministerio de Asuntos Exteriores, el propio ministro S. Lavrov y hasta el mismo Vladimir Putin.

Markov si deja una reflexión que debería ser tomada en cuenta por las autoridades españolas, no descarta que en un futuro Moscú pudiera reconocer la independencia catalana "si se produce una situación diferente, si, pongamos el caso, la UE inicia una guerra contra Rusia". El que quiera entender, que entienda."

Lea el artículo completo aquí