China acusa a EE.UU. de "crear y sembrar el miedo" tras imponer restricciones a los ciudadanos chinos a raíz de la epidemia del nuevo coronavirus.

Hua Chunying

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, en una rueda de prensa en Pekín, la capital.
"Todo lo que ha hecho [Washington] solo puede crear y difundir miedo, lo que supone un mal ejemplo", ha denunciado este lunes la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying.

La reacción y las medidas restrictivas activadas por Washington son excesivas y contravienen las recomendacion es de la Organización Mundial de la Salud (OMS), añade.

La portavoz ha recordado que la mayoría de los países declaró su respeto y apoyo a los esfuerzos de China y este país entiende y respeta, a su vez, las medidas de otros países ante el coronavirus.

La Cancillería de China también denunció el viernes las declaraciones de algunas autoridades estadounidenses sobre el coronavirus.

El secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, dijo que el virus podría ayudar a llevar empleos de regreso al país norteamericano. Además, el Departamento de Estado de EE.UU. emitió un aviso en el que elevó al nivel de advertencia más alto las recomendaciones de viaje para China, como las establecidas para Irak y Afganistán.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó el jueves que el coronavirus representa una emergencia de salud pública de preocupación internacional. No obstante, precisó que la organización no cree que el brote haga necesario cerrar las fronteras chinas.

Según la última información confirmada por los funcionaros chinos, el número de víctimas mortales del coronavirus se ha elevado a 362 (361 en China y 1 en Filipinas), y hay más de 17 200 personas infectadas.

Por otra parte, el virus también se ha propagado en Europa y EE.UU., pero no ha dejado allí de momento víctimas mortales.