"Las elecciones no fueron justas ni libres y no cumplieron los estándares internacionales", declaró el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.
Revolución de colores en marcha: Los líderes de la UE no reconocen los resultados de las elecciones en Bielorrusia
© GETTY IMAGES
Aleksandr Lukashenko
Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) decidieron este miércoles no reconocer los resultados de las elecciones presidenciales en Bielorrusia del 9 de agosto, en los que se proclamó vencedor el actual mandatario, Alexandr Lukashenko, que ya acumula 26 años en el poder.


Comentario: Y Angela Merkel es canciller de Alemania desde 2005 y nadie dice nada de eso. Curioso.


"Las elecciones no fueron justas ni libres y no cumplieron los estándares internacionales. No reconocemos los resultados presentados por la autoridades bielorrusas", declaró el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una rueda de prensa al término de una cumbre telemática de líderes comunitarios.
Revolución de colores en marcha: Los líderes de la UE no reconocen los resultados de las elecciones en Bielorrusia
© EFE/EPA/POOL/OLIVIER HOSLET
El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en la rueda de prensa al final de la cumbre europea en formato de videoconferencia, en Bruselas, Bélgica.
La líder de la oposición bielorrusa en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, se había dirigido previamente a los dirigentes europeos para pedirles que no reconocieran los resultados de las elecciones, que según las cifras oficiales ganó Lukashenko con el 80,1% de los votos.

"Os llamo a no reconocer estas elecciones fraudulentas. El señor Lukashenko ha perdido toda legitimidad a los ojos de nuestro pueblo y del mundo", dijo Tijanóvskaya, actualmente exiliada en Lituania, en un vídeo difundido en Youtube.

El presidente del Consejo Europeo consideró que la violencia oficial contra los manifestantes que han salido a las calles para protestar contra los resultados electorales fue "impactante e inaceptable", a la vez que condenó "la brutalidad" ejercida contra los ciudadanos y pidió una "investigación completa" sobre lo sucedido.

Michel aseguró que la UE "impondrá sanciones a un número sustancial" de personas consideradas responsables del fraude electoral y de la violencia. "Se trata de sanciones selectivas, no contra el pueblo bielorruso", aclaró.

Preguntado por el papel que esperan de Rusia, aliada de Lukashenko, Michel recordó que habló el martes con su presidente, Vladímir Putin, y recalcó que "el futuro de Bielorrusia tiene que ser decidido por los bielorrusos, no en Bruselas ni en Moscú".

"Es importante que en ambos lados, Moscú y Bruselas, apoyemos todos los esfuerzos por lograr una solución pacífica", comentó el presidente. La canciller alemana, Angela Merkel, no consideró que en este momento haya una posibilidad de mediación porque, señaló, "Lukashenko se niega a ponerse al teléfono y no es posible mediar si no se habla con todos los implicados".

Lukashenko ordenó este miércoles a las fuerzas de seguridad del país reforzar la vigilancia en la frontera, con "especial atención" a los desplazamientos de las tropas de la OTAN. El martes ya había ordenado poner en alerta a las tropas bielorrusas desplegadas en la frontera con países de la OTAN por una supuesta amenaza exterior.

Desde el estallido de las protestas postelectorales, Lukashenko ha denunciado que estas son patrocinadas por países como Polonia o la República Checa, y acusó a la OTAN de desplegar aviones y tanques a quince minutos de la frontera.