El Presidente de Rusia, Vladímir Putin, durante la conversación telefónica de hoy con el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, subrayó que no se admite la presión exterior sobre la administración de Belarús, dieron a conocer a BelTA en el servicio de prensa del Kremlin.
Putin hace hincapié en que no se admite presión exterior sobre la administración de Bielorrusia
© Tass
Vladímir Putin.
"A la hora de hablar de la situación agudizada en Belarús Vladímir Putin hizo hincapié en que no se puede permitir la injerencia en los asuntos internos y la presión sobre la administración belarusa", señalaron en el Kremlin. "Las dos partes expresaron el interés en el arreglo más próximo de los problemas actuales", agregaron en el servicio de prensa.

Hace poco Vladímir Putin conversó por teléfono también con la canciller federal de Alemania, Angela Merkel. "Se estudió en detalle la situación en Belarús posterior a las elecciones presidenciales. La parte rusa hizo hincapié en la inadmisibilidad de todo tipo de intervención desde el exterior en los asuntos nacionales de la república que causa una mayor escalada de la crisis. Se expresó la esperanza de la normalización próxima de la situación", dieron más detalles en el Kremlin.

Además, tuvo lugar la conversación telefónica de Vladímir Putin con el presidente del Consejo Europeo Charles Michel. "En vísperas de la cumbre de la Unión Europea se discutió la situación actual en Belarús. La parte rusa expresó la preocupación respecto a las tentativas de unos estados de presionar en la dirección de la república y desestabilizar la situación política interna. Se expresó el interés de no permitir la variante de confrontación en el desarrollo de acontecimientos", agregaron en la oficina de información.