Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Los satélites de la NASA han revelado que la mesosfera -la capa de la atmósfera situada a unos 30-50 kilómetros por encima de nuestras cabezas- se está ENFRIANDO y contrayendo.
NLCs
Utilizando décadas de datos y varios satélites, un equipo de la NASA ha identificado una mesosfera que se está enfriando.

"Tuvimos que reunir los datos de tres satélites", dijo Scott Bailey, científico atmosférico de Virginia Tech en Blacksburg, responsable de la nueva investigación, publicada en el Journal of Atmospheric and Solar-Terrestrial Physics.

"Se necesitan varias décadas para poder controlar estas tendencias y aislar lo que está sucediendo", continuó Bailey, que continúa culpando a las habituales "emisiones de gases de efecto invernadero" de los cambios observados -bueno, cómo si no hubieran obtenido financiación-, sin embargo, Bailey también menciona "los cambios del ciclo solar, y otros efectos".

En conjunto, los satélites proporcionaron unos 30 años de observaciones, indicando que la mesosfera de verano sobre los polos de la Tierra se está enfriando de cuatro a cinco grados Fahrenheit y contrayéndose de 500 a 650 pies por década.


Estas imágenes del AIM abarcan desde el 6 de junio hasta el 18 de junio de 2021, cuando la temporada de nubes noctilucentes del hemisferio norte estaba muy avanzada. Los colores -desde el azul oscuro hasta el azul claro y el blanco brillante- indican el albedo de las nubes, que se refiere a la cantidad de luz que refleja una superficie en comparación con la luz solar total que incide sobre ella. Las cosas que tienen un albedo alto son brillantes y reflejan mucha luz. Las cosas que no reflejan mucha luz tienen un albedo bajo, y son oscuras [NASA/HU/VT/CU-LASP/AIM/Joy Ng].

Este enfriamiento y contracción no ha sido una sorpresa.

Durante años, "los modelos han estado mostrando este efecto", dijo Brentha Thurairajah, un científico atmosférico de Virginia Tech que contribuyó al estudio. "Habría sido más extraño que nuestro análisis de los datos no lo mostrara", añadió.

El Pensamiento de grupo de la NASA (también conocido como consenso) es el siguiente:

Como la mesosfera es mucho más fina que la parte de la atmósfera en la que vivimos, los impactos del aumento de los gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono, difieren del calentamiento que experimentamos en la superficie.

"Cerca de la superficie de la Tierra, la atmósfera es densa", explica James Russell, coautor del estudio y científico atmosférico de la Hampton University, en Virginia. "El dióxido de carbono atrapa el calor igual que una colcha atrapa el calor de tu cuerpo y te mantiene caliente". En la baja atmósfera, hay muchas moléculas muy próximas, que atrapan y transfieren fácilmente el calor de la Tierra entre ellas, manteniendo ese calor similar al de un edredón.

Esto significa que una pequeña parte del calor de la Tierra llega a la mesosfera, más alta y fina. Allí, las moléculas son escasas y están muy dispersas. Como el dióxido de carbono también emite calor de forma eficiente, cualquier calor capturado por el dióxido de carbono escapa antes al espacio que encontrar otra molécula que lo absorba. En consecuencia, un aumento de los gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono, significa que se pierde más calor hacia el espacio, y la atmósfera superior se enfría. Cuando el aire se enfría, se contrae, de la misma manera que un globo se encoge si lo metemos en el congelador.
The layers of Earth’s atmosphere [NASA].

Las capas de la atmósfera terrestre [NASA].
Lo más importante es que este descenso de las temperaturas en la atmósfera superior está empezando a penetrar en las capas atmosféricas inferiores (como la troposfera, donde residimos los humanos), un hecho que la NASA elude.

Desde 2016, las temperaturas troposféricas globales han ido cayendo por el proverbial precipicio.

Los dos gráficos siguientes muestran la tendencia lineal anual de la temperatura global calculada para los últimos 5, 10, 20, 30, 50, 70 o 100 años.

El primer gráfico muestra las tendencias de la temperatura por satélite de los conjuntos de datos UAH y RSS más citados:

Satellite temps graph

Diagrama que muestra la última tendencia lineal anual de la temperatura global de 5, 10, 20 y 30 años, calculada como la pendiente de la línea de regresión lineal que pasa por los puntos de datos, para dos estimaciones de temperatura basadas en satélites (UAH MSU y RSS MSU). Último mes incluido en el análisis: Enero de 2021.
El segundo gráfico muestra el registro de temperaturas en superficie del GISS, el NCDC y el HadCRUT4:

global surface temps

Diagrama que muestra la última tendencia lineal anual de temperatura de 5, 10, 20, 30, 50, 70 y 100 años, calculada como la pendiente de la línea de regresión lineal que pasa por los puntos de datos, para tres estimaciones de temperatura basadas en la superficie (HadCRUT4 y GISS + NCDC). Último mes incluido en el análisis: Enero de 2021.
Obsérvese la marcada tendencia al enfriamiento observada por todos los cinco conjuntos de datos en los últimos cinco años.

Los de la NASA pueden culpar del enfriamiento de la mesosfera al aumento de las emisiones de CO2 hasta la saciedad, pero ¿cómo explican el enfriamiento de la troposfera, que va en contra de toda su hipótesis?

El dogma del "calentamiento global" es la piedra angular de todas las investigaciones sobre el clima -los poderes fácticos no podrían tener un fenómeno atmosférico natural sin culpar a los seres humanos de algún modo, de alguna manera-, pero la baja actividad solar, como admite el propio investigador principal de este nuevo documento, es una causa, y es la causa principal.

Este descenso de la temperatura observado y en curso fue totalmente previsto por los que estudian el Sol, pero estoy seguro de que ha sido una completa sorpresa para todos los que siguen la dieta de la propaganda del AGW (Anthropogenic global warming), carente de hechos.

En primer lugar, los ingenuos dijeron que ese descenso de la temperatura era imposible debido a las crecientes emisiones de CO2.

Ahora, ellos dicen que la caída no representa el clima ya que sólo son 5 años.

Para el momento en que los que repiten como loros reconozcan que existe una tendencia al enfriamiento, esta ya estará muy avanzada -se necesitará el gran fracaso de las cosechas para darse cuenta-, se necesitarán estantes vacíos en las tiendas de comestibles y el racionamiento del gobierno -e incluso entonces, seguirán creyendo que fue el "calentamiento global catastrófico" lo que lo hizo...

NUBES NOCTILUCENTES

Una de las formas de detectar una mesosfera que se enfría en tierra es a través de la prevalencia de las nubes noctilucentes (NLC por sus siglas en inglés), es decir, las nubes que brillan por la noche.

Estas últimas semanas, las NLC han salido del Círculo Polar Ártico para cubrir más de la mitad de Europa...
NLCs over Paris, France on June 19, 2021

NLC sobre París, Francia, el 19 de junio de 2021 [Bertrand Kulik].
...así como en América del Norte:

North America NLCs
Las nubes noctilucentes son humo de meteorito escarchado.

Se forman en verano, cuando la mesosfera tiene los tres ingredientes para producir las nubes: vapor de agua, temperaturas muy frías y polvo de meteoritos que se queman en esta parte de la atmósfera.

Para que se formen las NLC, se requieren temperaturas extremadamente frías (de hasta -150F).

El Dr Tony Phillips explica que este humo de meteorito escarchado es siempre más frecuente durante las condiciones de mínimo solar, cuando hay menos energía solar que calienta la atmósfera superior extrema, y, con el Sol todavía luchando por escapar de las garras de su mínimo solar más profundo de los últimos 100 años, esto explica en gran medida estos avistamientos en latitudes bajas.

La tendencia al alza de las NLC ha sido constante a largo plazo:
NLC graphs
No hace mucho tiempo, las NLC se limitaban al Ártico, pero en los últimos años se han extendido inusualmente hacia el sur con avistamientos en Londres, París, Roma y Los Ángeles a medida que el frío récord penetra en la mesosfera.

Como ya se ha comentado, este enfriamiento en la mesosfera está penetrando en la baja atmósfera.

A partir de aquí es un tren desbocado.

Próxima parada, Pequeña Edad de Hielo...

Cada vez es más difícil mantener la mentira: las temperaturas globales siguen bajando en abril.

Vuelven los TIEMPOS FRÍOS, las latitudes medias se ENFRIAN, en consonancia con la gran conjunción, una actividad solar históricamente baja, la nucleación de las nubes por los rayos cósmicos y el flujo de una corriente en chorro meridional. (entre otros forzamientos).

Tanto la NOAA como la NASA parecen estar de acuerdo, si lees entre líneas, con la NOAA diciendo que estamos entrando en un "completo" Gran Mínimo Solar a finales de la década de 2020, y la NASA viendo este próximo ciclo solar (25) como "el más débil de los últimos 200 años", con la agencia correlacionando los anteriores apagones solares con prolongados períodos de enfriamiento global aquí.

Además, no podemos ignorar la gran cantidad de nuevos documentos científicos que afirman el inmenso impacto que el Giro de Beaufort podría tener en la Corriente del Golfo, y por lo tanto en el clima en general.

NASA prediction Solar Cycle 25
© electroverse.net
NASA prediction Solar Cycle 25
sunspot 400 years

Prepárese en consecuencia: infórmese, trasládese si es necesario y cultive
su propio alimento.
Los canales de las redes sociales están restringiendo el alcance de Electroverse: Twitter está purgando a sus seguidores, mientras que Facebook está etiquetando las publicaciones como "falsas" y ha puesto restricciones a la página.

Por lo tanto, asegúrese de suscribirse para recibir notificaciones de nuevas publicaciones por correo electrónico (la casilla se encuentra en la barra lateral >>> o desplácese hacia abajo si está en el móvil).

Por favor, considere también la posibilidad de desactivar los bloqueadores de anuncios para electroverse.net, si utiliza uno.

Y/o hágase mecenas, haciendo clic aquí: patreon.com/join/electroverse.

El sitio recibe CERO financiación, y nunca lo ha hecho.

Así que, de la forma que sea, ayúdanos a difundir el mensaje para que otros puedan sobrevivir y prosperar en los próximos tiempos.