El costo de algunos productos como el aceite vegetal, pollo, huevos y leche se ha incrementado en hasta un 300 %.
Market Teheran
© AFP
Un supermercado en Teherán, Irán, el 13 de mayo de 2021.
Una ola de violentas protestas estalló esta semana en diferentes ciudades de Irán por el aumento de los precios de los productos, dejando hasta el momento un saldo al menos un muerto y decenas de detenidos, informa Reuters.

Las manifestaciones empezaron tras un recorte en los subsidios gubernamentales para el trigo importado, lo que provocó incrementos de hasta un 300 % en los precios de una variedad de productos como el aceite vegetal, pollo, huevos y leche, reporta AP.

Los manifestantes saquearon y destruyeron varios locales en diversas ciudades, por lo que las fuerzas de seguridad tuvieron que emplear gases lacrimógenos para dispersar las protestas.

La tasa oficial de la inflación en la República Islámica es de alrededor del 40 %, pero algunos estiman que la cifra real alcanzaría el 50 %. El Gobierno ha decidido compensar el incremento de los precios con una serie de medidas como bonos económicos para la población y cupones para diversos productos de la canasta básica.

Motivos del alza de precios

Los precios de los alimentos han aumentado drásticamente en todo Medio Oriente a causa de las interrupciones en la cadena de suministro global, que inició con la pandemia del covid-19 y se agravó con las sanciones impuestas por EE.UU., la Unión Europea y otros países contra Rusia en represalia por su operación militar en Ucrania.


Rusia y Ucrania son actores clave en el suministro global de trigo. Kiev tiene dificultades para exportar el cereal debido al conflicto, mientras que Moscú por las sanciones. Además, esta semana la India, otro de los principales productores de trigo, prohibió su exportación en vista del "repentino aumento de los precios mundiales" del cereal que se ha registrado por "numerosos factores que ponen en peligro la seguridad alimentaria" de la nación.