Imagen

Temperaturas suaves en el norte.
La semana vuelve cargada de inestabilidad a la península, sobre todo al norte. Varios frentes cruzarán el país de oeste a este afectando al tercio norte.

El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Francisco Martín, comenta que "la sucesión de frentes en el norte se producirá hasta el miércoles junto con la entrada de una masa de aire frío. Esto provocará lluvias y tormentas en toda la cornisa cantábrica y hará caer los termómetros notablemente, tanto las máximas como las mínimas".

En el resto de la península los mercurios también serán más bajos aunque no será tan fuerte el descenso, explica Martín.

A partir del miércoles la inestabilidad se traslada a las costas valencianas, aunque las precipitaciones ya no serán tan fuertes e intensas como en el norte peninsular.

Hacia final de la semana la estabilidad se volverá a recuperar y el fin de semana gozaremos de temperaturas totalmente veraniegas y cielos despejados.

El director de Sirimiri Consulting, Eduardo Román, destaca que la culpa de la bajada de las temperaturas es de un pasillo que se forma entre "una borrasca de Noruega y un anticilón en el Atlático que mete una lengua de aitre frío en la península y al resto de Europa hasta comienzos del fin de semana".

"Este verano las olas de calor no han aparecido"

El portavoz de la Aemet ha destacado que este verano no se han visto olas de calor. "Una ola de calor se produce cuando las temperaturas son muy altas y persisten en el tiempo", señala el experto.

Aunque se han rebasado los 40 grados en más de una ocasión, sobre todo en el sur y este de la península, estas temperaturas no se han dado durante varios días por lo que se puede considerar una simple lengua de aire cálido pasajera.

Martín explica que el fin de semana volverán a todo el país las altas temperaturas y los cielos despejados. "No se puede decir que sea una ola de calor pero sí que los mercurios podrán rozar los 40 grados en muchas zonas de la península".

La estabilidad se notará sobre todo en el norte de España

Los que más calor tendrán que soportar serán los que vivan o estén de vacaciones en el sur. Aunque para los que estén en la playa lo pueden solucionar con algún baño fresquito en el mar.

Andalucía, el sur de Extremadura y Murcia son las que menos respiro están teniendo en cuanto a calor se refiere este verano. En el centro, en cambio, aunque por el día el calor ha hecho acto de presencia en semanas anteriores, por las noches la pequeña caída de temperaturas aliviaba el ambiente.

Las Islas Canarias son las únicas que pueden tener un fin de semana más 'feo' ya que la nubosidad les acompañará tanto el sábado como el domingo, con posibilidad de lluvias, tal y como destaca el portavoz de la Aemet.